Hungría/Rumanía/Moldavia/Transnístria/Bulgaria/Macedonia/Albania 2019 [ACABADA]

Iniciado por barrancat, Agosto 21, 2019, 09:54:57 am

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

barrancat

[CRÓNICA TERMINADA!]

Este viaje empezó hace ya tiempo el día que un colega me habló de Transnístria, un misterioso país europeo nacido de una guerra, como tantos otros, pero aún sin reconocer a nivel internacional. ¡Nos convencimos de que queríamos ir a visitar esa rara avis de la geografía política europea! y, de paso, darnos una buena vuelta por alguna parte de los Balcanes que no conociéramos...
 
Para documentarnos buscamos información por Internet, documentales, opiniones e incluso le pedimos información a otro colega que había ido a Transnístria en transporte público desde Chisinau. A inicios del año 2019 empezamos a preparar el terreno: pedimos las vacaciones con mucho adelanto, con tantos días juntos como nos fue posible para poder planificar los lugares que podíamos visitar y poder comprar los billetes de ferri que necesitaríamos para volver después de visitar Albania. Conseguimos agrupar 41 días. ¡Casi 6 semanas! ¡Eso era inaudito!
 
Teníamos claro que queríamos visitar Hungría, Rumanía, Moldavia, Transnístria, Bulgaria, Macedonia y Albania, y que después iríamos en ferri a Italia (Durres-Bari) para volver en ferri a casa (Civitavecchia-Barcelona). Nos planteamos una ruta inicial muy aproximada para calcular los kilómetros teóricos en cada país y poder asignar un número de días a cada país. Con ello pretendíamos saber qué día teníamos que coger el ferri de Durres a Bari porque la fecha de vuelta de Italia a casa estaba clara. Compramos los billetes en Adria Ferries y en Grimaldi Lines con bastante antelación y nos salieron a un precio razonable.
 
También teníamos claro que nos haríamos un seguro de viaje, ya que habría bastantes días que estaríamos fuera de la cobertura de la seguridad social, y escogimos la compañía IATI.
 
Y con esto, ya podíamos empezar a preparar la ruta al detalle. Teníamos un número aproximado de días para visitar cada país y un número aproximado de kilómetros para hacer cada día, quitando las primeras etapas hasta cruzar Eslovenia, que las haríamos un poco a piñón.


Consideraciones generales que tuvimos en cuenta:
  • Llevar la tarjeta sanitaria europea vigente.
  • Llevar la carta verde del seguro de la furgo.
  • Llevar la documentación identificativa, DNI y pasaporte.
  • Llevar el carnet internacional de conducir para visitar Albania (no nos lo llegaron a pedir pero se ve que es un requisito).
  • Considerar el hecho de contratar un seguro de viaje, al menos para los países de fuera de la UE.
  • Llevar un botiquín variado para las cosas más comunes porque hay zonas muy rurales y muy aisladas de todo.
  • Llevar pastillas potabilizadoras (no de mantenimiento de agua potable) porque hay zonas que cuesta encontrar agua con garantía sanitaria que no sean embotellada.


Algunos comentarios sobre cada país:
 
En Hungría:
  • La moneda es el florín húngaro (HUF) y 1€  equivale aproximadamente a unos 300 florines. 1 florín húngaro se divide en 100 fillér pero los fillér ya no se utilizan desde hace años.
  • Aceptan tarjeta en la mayoría de lugares.
  • En casi cualquier lugar se puede pagar en euros pero el cambio te lo dan en florines.
  • Es un país caro, con precios parecidos a los que podría haber en nuestra península.
  • Se trata de un país bastante agrícola, en general con buenas carreteras y autopistas, y con unos conductores algo brutos conduciendo.
  • En la zona norte, tocando a Eslovaquia, tiene unos bosques frondosos y preciosos.
  • No ponen ninguna pega por pernoctar libremente en un vehículo vivienda.

En Rumanía:
  • La moneda es el leu rumano (RON), lei en plural,  y 1 € equivale aproximadamente a unos 4,75 lei. 1 leu se divide en 100 bani, ban en singular.
  • Se trata de un país bastante económico, especialmente en las zonas menos turísticas.
  • Por regla general, no se puede pagar en euros en ningún lugar. Aceptan tarjeta en la mayoría de lugares.
  • Es un país precioso con paisajes muy variados. Las carreteras están muy parcheadas y a veces es incómodo circular por ellas. Muchos pueblos han crecido a lo largo de ellas y hace que algunas zonas urbanas sean muy largas, por lo que se circula con bastante lentitud. Los conductores son muy brutos conduciendo y hay mucha cantidad de coches en las carreteras.
  • Si los coches te hacen luces, lo más probable es que haya un control de policía o un radar móvil.
  • Es un país con numerosas zonas con pobreza bastante acusada.
  • En según qué zonas, es muy habitual encontrar carros a caballo en las carreteras.
  • Hay muchísimos perros libres por las carreteras y las calles pero son todos muy dóciles y les suele gustar la atención... especialmente si eso va acompañado de algo de comida.
  • En algunas zonas hay osos viviendo en libertad. Hay que tener en cuenta eso a la hora de escoger el lugar y la manera de pernoctar.
  • Los extranjeros deben comprar a viñeta, llamada "rovinieta", para poder circular por las carreteras nacionales. https://www.tolls.eu/romania
  • Hay muchísima basura esparcida por todos lados.
  • No ponen ninguna pega por pernoctar libremente en un vehículo vivienda.

En Moldavia:
  • Es un país que está fuera de la UE pero no hay que pedir visado.
  • Ojo con usar datos móviles porque está fuera de la zona 2.
  • La moneda es el leu moldavo (MDL), lei en plural, y 1 EUR equivale a unos 20 lei. 1 leu se divide en 100 bani, ban en singular.
  • Se trata de un país muy económico, especialmente en las zonas menos turísticas.
  • Por regla general, no se puede pagar en euros en ningún lugar, pero aceptan tarjetas en bastantes lugares.
  • En la misma frontera (al menos la que cruzamos nosotros) se puede cambiar dinero y comprar la viñeta.
  • Casi nadie habla nada que no sea rumano o ruso. Se considera que el moldavo es igual que el rumano, lo único que durante casi medio siglo este se escribió en caracteres cirílicos por motivos políticos. Desde los años 90 del siglo XX, se vuelve a escribir en caracteres latinos.
  • Es un país extremadamente agrícola y con paisajes muy bonitos pero con bastantes carreteras en un estado realmente lamentable, especialmente en el sur. Sorprende un poco que las carreteras sean tan anchas, algunas incluso podrían llegar a tener 6 carriles, pero en cambio están destrozadas, llegando en algunos casos a tener decenas de kilómetros sin asfaltar y con unos baches descomunales. La mayoría de bifurcaciones de las carreteras son confusas y trepidantes porque a veces cuesta saber si vas en contra dirección o si te vas a encontrar un vehículo de cara (y a toda pastilla).
  • Si los coches te hacen luces, lo más probable es que haya un control de policía o un radar móvil.
  • Es un país con numerosas zonas con pobreza bastante acusada.
  • Los conductores son igual de temerarios que los rumanos pero hay muchísimos menos coches por las carreteras, lo que hace que la intensidad de conducir sea menor. En algunas zonas hay arcenes "practicables", a los que hay que apartarse cuando te encuentras un coche de cara adelantado vertiginosamente a otro.
  • Demasiado a menudo, en las carreteras que tienen dos carriles por sentido de circulación, uno de los carriles acaba de sopetón y sin previo aviso.
  • En según qué zonas, es muy habitual encontrar carros a caballo en las carreteras.
  • Los WC de algunas gasolineras son comunas clásicas, una caseta con un agujero y sin agua ni papel.
  • Hay muchísimos perros libres por las carreteras y las calles pero son todos muy dóciles y les suele gustar la atención... especialmente si eso va acompañado de algo de comida.
  • Hay muchísima basura esparcida por todos lados.
  • No ponen ninguna pega por pernoctar libremente en un vehículo vivienda.

En Transnístria (Pridnestrovie en ruso):
  • Se trata de un país no reconocido por la Comunidad Internacional pero que tiene muchos más elementos para ser considerado un país independiente que los que tiene para no ser considerado como tal. Entrar y salir es fácil y seguro. https://tiraspol-hostel.com/about/getting-in-out/
  • Es un país que está fuera de la UE pero no hay que pedir visado.
  • Ojo con usar datos móviles porque está fuera de la zona 2.
  • La moneda es el rublo transnistrio (PRB), y 1 € equivale a unos 20 rublos transnístrios. 1 rublo se divide en 100 kópeks. Tienen una versión de monedas de curso legal que son de plástico y con formas distintas según su valor para que la gente con problemas de visión las distingan.
  • Se trata de un país bastante económico, similar a Moldavia aunque algo más caro.
  • En la frontera solo hay que pagar la viñeta, nada más que eso, y solo se puede pagar en rublos transistrios y en leus moldavos. Si se viaja por turismo, te dan un visado que dura 15 días, y ése plazo se puede ampliar yendo a la oficina de inmigración de Tiraspol.
  • Las informaciones que hay que pagar una "mordida", que hay extorsión en la frontera, que hay que pagar un porcentaje del valor del vehículo, etc. Deben estar desactualizadas, ser una mentira o ser una ficción. A pesar que la frontera entre Moldavia y Transnistria está militarizada, eso es más un asunto formal y estético que una frontera de guerra, y el paso de frontera se hace segura y cómodamente.
  • La conducción por Transnístria es bastante mejor que por Moldavia y Rumanía. Las carreteras están en mejor estado y los conductores son mucho más civilizados y educados.
  • Poca gente habla inglés y todo está escrito en cirílico. Va muy bien hablar un poco de ruso pero con cuatro palabras de cortesía, y un poco de buena voluntad entre las partes, no es difícil moverse por el país.
  • Desde hace 5 o 6 años, se ve que si alguien quiere ir a Odessa (Ucrania) desde Transnistria y luego pasar de Ucrania a Moldavia (sin volver a pasar por Transnistria), a la salida de Transnistria y llegada al control de frontera ucraniana, hay que pedir a los agentes ucranianos que pongan el sello de salida de Moldavia. Eso es para evitar problemas de fronteras cuando se encontraban con gente que quería entrar en Moldavia desde Ucrania, habiendo entrado en Ucrania a través de Transnistria. Al pasar a Transnistria, los agentes moldavos no ponen el sello de salida porque, para Moldavia, Transnistria sigue siendo territorio moldavo. Entonces, quién quisiera entrar a Moldavia desde Ucrania sin sello de salida se encontraría que no le dejarían entrar porque formalmente nunca habría salido de Moldavia. Para evitar eso, se llegó a ese acuerdo.
  • Por regla general, no se puede pagar en euros en ningún lugar. Tampoco aceptan tarjetas de crédito extranjeras. En Tiraspol hay algunas casas de cambio de moneda.



En Bulgaria:
  • La moneda es el lev (BGN), leva en plural, y 1€ equivale aproximadamente a unos 2 leva. 1 lev se divide en 100 stotinki, en singular stotinka.
  • Es un país relativamente caro, especialmente en zonas turísticas, con precios solo un poco por debajo de los que podría haber en nuestra península. Aceptan tarjeta en la mayoría de lugares.
  • Los extranjeros deben comprar la "vinetka" para poder circular por las nacionales. Esta se compra en la misma aduana. https://www.tolls.eu/bulgaria
  • Las carreteras son bastante buenas y los cruces son mucho más intuitivos que en zonas como Rumanía y Moldavia.
  • La conducción en Bulgaria es dura porque, además de ser brutos conduciendo también son bastante agresivos al volante. Conducen sin frenos. En algunas zonas hay arcenes "practicables", a los que hay que apartarse cuando te encuentras un coche de cara adelantado vertiginosamente a otro.
  • Si los coches te hacen luces, lo más probable es que haya un control de policía o un radar móvil.
  • En lugares turísticos hay que ir con bastante cuidado porque es fácil que intenten astillarte pasta: redondean al alza, te devuelvan mal el cambio (siempre ganando la banca), te den precios que son solo para turistas, etc. Hay que fijarse muy bien en los precios si estos están escritos. Si no están escritos, es mejor preguntar primero sobre varios productos antes de decidir porque tienen mucha facilidad para inventar nuevos precios cuando ya has decidido qué te gustaría comprar. Nunca es mucha pasta pero en este aspecto, son un poco busca-vidas.
  • Hay muchísima basura esparcida por todos lados.
  • No ponen ninguna pega por pernoctar libremente en un vehículo vivienda.

En Macedonia:
  • Es un país que está fuera de la UE pero no hay que pedir visado.
  • Ojo con usar datos móviles porque está fuera de la zona 2.
  • La moneda es el denar macedonio (MKD) y 1€ equivale aproximadamente a unos 60 denares. 1 denar macedonio se divide en 100 deni.
  • Se trata de un país bastante económico, especialmente en las zonas menos turísticas.
  • Las carreteras están suficientemente bien pero la conducción es caótica y desordenada: mucha gente no lleva cinturón de seguridad, ni casco, paran dónde les da la gana sin que les importen los demás, giran dónde y cómo quieren, no llevan las luces encendidas aunque sea obligatorio. Aun así, la conducción no es especialmente agresiva sino muy oportunista y con bastante antipatía entre sí.
  • Es un país con numerosas zonas con pobreza bastante acusada.
  • Es un país bastante seco, e incluso con zonas semidesérticas, especialmente en la parte este.
  • Hay muchísima basura esparcida por todos lados.
  • No ponen ninguna pega por pernoctar libremente en un vehículo vivienda.

En Albania:
  • Es un país que está fuera de la UE pero no hay que pedir visado.
  • Ojo con usar datos móviles porque está fuera de la zona 2.
  • La moneda es el lek (ALL), lekë en plural, y 1€ equivale a unos 120 lekë. 1 lek se divide en 100 qindarka.
  • Es un país relativamente caro, especialmente en zonas turísticas, con precios solo un poco por debajo de los que podría haber en nuestra península.
  • En muchos lugares no se puede pagar con tarjeta y es recomendable preguntar antes.
  • La conducción es bastante agresiva y caótica, incluso con largos adelantamientos en contra dirección en zonas dónde se está haciendo cola porque hay un tapón circulatorio. Son los reyes de "parar su vehículo dónde y cómo les da la gana". En la costa se le suma la aún mayor agresividad de los conductores italianos. En la capital, Tirana, vivimos lo más parecido al "traffic jam" que se produce en algunas ciudades de la India que hayamos vivido jamás. Aun así, bastantes albaneses son corteses y dan las gracias o incluso dejan pasar.
  • Hay dos tipos de diésel, aunque no todas las gasolineras tienen de ambos. El euro-diésel es el más parecido al que solemos encontrar en la UE.
  • Hay que ir con cuidado, especialmente en las gasolineras de la costa, para que no hagan el truco de cobrar el precio que pone en el panel pero en euros. Por ejemplo, si en el panel pone 173/litro, refiriéndose a 173 lekë/litro (que son unos 1,42€/litro), quizá intenten cobrar 1,73€/litro. Conviene preguntar si el precio está el lekë para evitar discusiones.
  • Solo hay peajes en algunos túneles y algunos puentes.
  • Hay muchísima basura esparcida por todos lados.
  • No ponen ninguna pega por pernoctar libremente en un vehículo vivienda.


Comentarios subjetivos varios sobre los países y sus gentes:
 
En Hungría:
  • En general son gente correcta aunque bastante seca y no parece que los turistas les gusten de manera especial.

En Rumanía:
  • Las gentes de Rumanía son amables, risueñas y abiertas en general, y a menudo les gusta interactuar con los turistas. Se les arranca una sonrisa si se les dicen palabras de cortesía en rumano. En todo el país se muestra bastante nacionalismo tanto a nivel público como a nivel privado, con banderas nacionales por todos lados, pero no nos pareció un nacionalismo exacerbado ni nos dio malestar.

En Moldavia:
  • Las gentes de Moldavia tienen un carácter parecido a los rumanos, amables y risueños, aunque se les nota menos cómodos con los turistas y ello les hace ser más tímidos de entrada. Nosotros lo atribuimos a la ausencia de turismo en la mayor parte del país y su falta de costumbre de tratar con extranjeros. Es como retroceder varias décadas en el tiempo y en algunas zonas de pueblos de chabolas se ve una pobreza cruda. Por lo que parece, su problema de pobreza no es tanto que no tengan qué comer sino que no tienen ningún tipo de recurso económico que les permita salir de ella. Otra cosa que nos chocó es que ese tipo de pobreza nos rompía el cliché al que estamos acostumbrados dado que se nos ha acostumbrado a relacionar la pobreza con un determinado aspecto físico: pieles oscuras, ojos marrones, etc. Allí nos encontramos con multitud de personas, niñas y niños incluidos, viviendo en una pobreza severa pero con rasgos eslavos: blancos de piel, rasgos finos en la cara, color claro de ojos y de pelo, etc.

En Transnístria:
  • Es un país extremadamente poco turístico y la gente reaccionaba con una mezcla de curiosidad y timidez cuando trataba con nosotros. La gente es educada pero algo distante. Se nota mucho que tienen bastantes puntos en común con la cultura rusa, tanto en la actitud como en el aspecto físico. Lo percibimos como un país tranquilo y seguro.

En Bulgaria:
  • A la gente de Bulgaria la encontramos muy seca y áspera de trato pero agradecen bastante los intentos de dirigirte a ellos con cuatro nociones de búlgaro.
  • No les gustan demasiado los turistas o no nos lo pareció a nosotros. Es cierto que en la parte más rural y menos turística, lejos de la costa y de los lugares masificados, la gente es más agradable y humilde en el trato, pero en según qué partes se hace un poco duro el trato con la gente.
  • De los países nuevos que visitamos en este viaje, Bulgaria quizá fue el menos "exótico" y más parecido a lo que estamos acostumbrados.
  • En todo el país se muestra bastante nacionalismo institucional, con muchas banderas y otras exaltaciones de carácter nacional.

En Macedonia:
  • Su gente nos pareció bastante seria, correctos y amables en general, pero poco sonrientes. En las zonas más rurales era dónde las gentes eran un poco más sonrientes.
  • En el país en general pero especialmente en Skopje, la capital, nos dio mucha tristeza la pobreza severa que hay en algunas zonas, incluso con bastantes niños pidiendo por la calle y vestidos casi con harapos.
  • De todos los países que visitamos quizá fue el país con más tintes orientales que vimos, también de manera muy especial, en su capital.

En Albania:
  • En general, es un país que parece que no tengan leyes y que les gobiernan ciertos patrones de comportamiento tribal.
  • Encontramos mucha diferencia en el trato de la gente en las zonas rurales, con un turismo bastante contenido, que en las zonas de costa, con una explosión de turismo (mayormente italiano). La costa está literalmente plagada de italianos y a veces incluso nos dio la sensación que cuando los locales veían que no éramos italianos nos trataban mejor.
  • Muchas playas son bonitas pero cuesta encontrar playas salvajes y tranquilas, y sin parasoles ni italianos. Al hacer snorkel, nos encontramos con un fondo marino de costa bastante pobre de animales y plantas. La costa de unos centenares de kilómetros más arriba, en la zona de Croacia, tenía un fondo con mucha más vida y era mucho más bonito.
  • En todo el país se muestra bastante nacionalismo institucional, con muchas banderas y otras exaltaciones de carácter nacional.


La ruta aproximada que hicimos fue esta: https://drive.google.com/open?id=1me3q7jzIKg44leb0H5XZ5HY4-Fs_qHh-&usp=sharing En el propio mapa hay mucha información que me ahorraré de volver a poner en el texto, para evitar que se convierta en un misal.
 


Estadísticas de viaje:
 
  • Días de viaje: 41 días.
  • Kilómetros totales conducidos: 9.300Km.
  • Ferris: 750€ (de Durres a Bari y de Civitavecchia a Barcelona)
  • Kilómetros totales en ferry: 1.100Km.
  • Gasoil: 1.130€
  • Peajes y viñetas: 290€
  • Campings y áreas AC: 225€




 
10 de julio: ¡Nos vamos de viaje! Salimos de Catalunya después de comer porque se nos complicaron unas gestiones que debíamos tener acabadas y salimos en dirección a la Provenza. La idea era coger la ruta que va por GAP-BRIANÇON-MILANO y fuimos conduciendo hasta una zona que había sido un FP en el lago de la Durance. Ahí dormimos esa noche.


11 de julio: Nos levantamos con la idea de llegar a media Eslovenia y fuimos tirando, con el estrés enorme que nos genera cruzar las autopistas de la zona norte de Italia y llegamos al FP de Vrbje, como teníamos previsto.


12 de julio: En esta etapa entrábamos ya en Hungría y queríamos visitar la cueva Tapolca. Cometimos el error de no comprar la entrada por Internet y cuando llegamos había una cola brutal. Nos dijeron que no tendríamos entrada para poder entrar antes de las 16h y pensamos que ya la visitaríamos en otra ocasión porque no nos apetecían tantas horas de espera. Como información práctica, en el parking de delante de la cueva se podía pagar usando euros y podría servir perfectamente para pasar la noche porque es muy llano.

Queríamos visitar Budapest y nos fuimos al cámping Haller. La ciudad de Budapest es caótica y con los precios de las grandes ciudades peninsulares, y el cámping Haller, además de tener una organización "peculiar", también lo era. Muy apretado y muy básico, es un cámping muy bien situado. Solo se puede pagar en metálico.

Salimos a visitar la ciudad de tarde-noche. La ciudad es bonita aunque sus gentes son secas, seguramente, cansada de tanto turismo. Nos gustó callejear por ahí y el mercado que tienen es bastante chulo.








13 de julio: Salimos en dirección norte para visitar la Curva del Danubio y Visegrád (high castle). Pasamos cerca de la basílica de Esztergom y la fuimos a visitar. Tiene su aquél si se pasa por ahí aunque tampoco nos pareció que fuera algo que valiera la pena ir a visitar expresamente.

Para aparcar gratis en Visegrád, hay un pequeño parquing entre un mirador que hay en la carretera y el castillo. En que hay delante del castillo es muy pequeño. Hay otro aparcamiento de pago pasado el castillo (a la izquierda) y otro en un hotel que hay (a la derecha) que es algo más caro pero tiene una bajada directa hacia el castillo bajando por unas escaleras. El castillo no está mal y tiene buenas vistas pero nosotros fuimos un día de feria medieval y estaba todo a reventar de gente...

Al acabar la visita nos fuimos a la cueva Baradla Aggtelek dónde dormimos en uno de sus parkings (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360054.0).





14 de julio: La cueva tiene 3 recorridos turísticos que no comunican entre sí, 2 desde Hungría y 1 desde Eslovaquia. Queríamos visitar las dos rutas húngaras e hicimos lo que se detalla en la explicación del FP que creamos. Nos encontramos una pareja muy maja, Helena y Sergio, e hicimos las dos visitas juntos. Fue un rato muy agradable, hablando de todo un poco. Después de visitarlas y comer con ellos en uno de los chiringuitos de delante de la cueva, nos despedimos y proseguimos nuestros respectivos viajes.

Salimos en dirección a Rumanía para ir a visitar la cueva del Oso (Pestera Ursilor) pero nos quedamos a dormir a muy poca distancia de la frontera, en un lago tranquilo lleno de pescadores (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360055.0). A la hora de cenar o así, pasó la policía y nos preguntaron si pasábamos la noche ahí. Les dijimos que sí y se fueron sin poner ninguna pega.







15 de julio: Era un día bastante lluvioso. Nos levantamos temprano para visitar la cueva del Oso. La cierran a las 15h. La cueva es chula y tiene muchas formaciones de calcita, con sus colores claros característicos.

Luego fuimos a visitar la cueva glacial de Scărişoara pero nos encantamos por el camino, empezando a conocer Rumanía, y cuando llegamos a la cueva ya habían cerrado. Su horario es de 10h a 18h. Como nos apetecía mucho visitar la cueva y el día tampoco era como para circular mucho, decidimos buscar un lugar dónde dormir y visitarla al día siguiente. Además, estábamos cansados y la carretera que sube hasta la zona de la cueva es muy estrecha, pendiente, sinuosa y los locales suben y bajan volando!

Decidimos dormir en un lugar que nos gustó bastante por su tranquilidad y entorno (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360065.0).








16 de julio: Visitamos la cueva glacial y nos gustó bastante por lo diferente que era del resto de cuevas. Las grandes formaciones de hielo le daban un ambiente muy curioso. Hay que ir bien abrigado porque hace un frío de narices.

Después de la visita fuimos a la Salina Turda. El lugar, a pesar de ser tremendamente turístico, es verdaderamente espectacular, además de tener un punto estrambótico: se trata de una especie de parque de atracciones dentro de una enorme mina de sal si uso como tal. Pasear por los túneles y visitar las bóvedas es algo muy curioso, y hasta darse un paseo corto en barca en el lago de agua salobre que hay en la parte más profunda de la mina.

Luego fuimos bajando hasta Alba Iulia, dónde visitamos la ciudadela Alba Carolina y dormimos en una zona de parking que hay (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360068.0). No pudimos ver el cambio de guardia tradicional que hacen porque se hace todos los días (si no llueve) a las 12h del mediodía.









17 de julio: Fuimos a visitar Sibiu y sus tejados con ojos. La ciudad es bonita y tiene rincones chulos.

Después de visitarla cogimos la carretera Transfagarasan. Esta carretera está cerrada unos 7 meses al año para evitar accidentes por la nieve. En el año 2019 se abrió el 30 de junio (http://romaniatourism.com/travel-advisory.html). La carretera es muy bonita, parecida en algunas cosas a las carreteras de puertos de la zona del Tourmalet o de alguna zona de las Dolomitas. Está muy concurrida, especialmente en la zona del lago Balea. Ahí nos comimos nuestro primer kürtős kalács, aunque sea una especialidad húngara, y nos encantó.

Fuimos bajando en dirección sur con la idea de ir a visitar la fortaleza Poenari. Se dice que la fortaleza Poenari es el auténtico castillo de Vlad Dracula, llamado Vlad Tepes (Vlad el empalador) por los autóctonos, y que la imaginación de Bram Stoker convirtió en el famoso Conde Drácula. En la actualidad el camino de acceso a la fortaleza está cerrado por el riesgo de que haya osos libres por la zona (nosotros vimos varios ejemplares paseando libremente por la zona de delante del camping, al otro lado del río) y existe un proyecto de construir una especie de cremallera que permita subir a los turistas sin acceder por el camino previsto para el verano del año 2022. Aunque no la pudimos visitar, nos quedamos a dormir en el cámping que hay justo debajo de ella (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360069.0). A cierta hora de la tarde pasó una familia de osos en libertad por delante mismo del camping y pudimos salir a echarles un ojo.






18 de julio: Salimos hacia Curtea d'Arges para visitar el monasterio de Arges y la pequeña iglesia ortodoxa de Olari. Luego bajamos hasta Bucarest.

Se trata de una ciudad muy caótica a nivel de conducción pero relativamente tranquila al pasear porque la gente va bastante a su bola. A medida que se acercaba la hora del crepúsculo, fue saliendo un montón de gente y se convirtió en una ciudad muy dinámica y llena de chiringuitos para cenar y tomarse algo. No le encontramos nada especial a la ciudad en sí pero nos gustó callejear en ella. Como cosas que nos gustaron por su ambiente, el pasaje Vilacrosse y un edificio que contenía un mercado de antigüedades y arte.

Dormimos en un parking de pago, con un precio razonable, que estaba al lado mismo del centro de Bucarest (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360071.0).






19 de julio: Salimos muy temprano de Bucarest para evitar el tráfico y nos fuimos al castillo de Peles. El castillo es realmente espectacular por fuera y por dentro pero nos encontramos con una barbaridad de gente y fue un poco agobiante en ése aspecto. Después de la visita fuimos a hacer una visita al monasterio de Sinaia.

Seguimos hacia el norte para visitar la fortaleza de Rasnov a la que se sube por un camino a pie o en unos trenes turísticos que tienen habilitados. La fortaleza está bastante degradada pero la visita no está mal.

De ahí ya fuimos a hacer una visita de última hora al castillo de Bran, que es el castillo turístico de Drácula. Durante un tiempo se pensó que era este castillo porque tiene un parecido razonable con el castillo descrito en la novela de Bram Stoker aunque nunca fue regentado por Vlad Tepes. Como curiosidad, se dice que el propio Vlad Tepes estuvo encarcelado en el propio castillo de Bran durante un tiempo. El castillo, a pesar de lo turistico que es, es muy chulo. La visita nos gustó mucho, si bien es cierto que fuimos tarde y el día (lluvioso y oscuro) le daba un ambiente sensacional.

Fuimos a dormir a uno de los campings de Bran, el que habíamos leído que estaba mejor cuidado, porque leímos muchas quejas de otro camping (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360072.0).









20 de julio: Nos dirigimos a Brasov para visitar su Iglesia Negra. Nos decepcionó mucho la iglesia pero nos dimos una vuelta por la ciudad, muy turística, y bueno, encontramos algún rincón. Aun así, nos pareció una visita bastante prescindible.

Luego fuimos a visitar la ciudadela evangelista de Prejmer y nos encantó! Es una verdadera pasada de lugar, con una estructura muy particular y dónde había mucha libertad para meterse por todos lados. Tiene un montón de escaleras en forma de laberinto que van subiendo a las habitaciones numeradas y tiene una iglesia central.

Después nos dirigimos al norte hacia el Lacul Rosu, y nos paramos a visita la iglesia Adormirea Maicii Domnului, que venía de camino. Tiene un entorno bonito y se puede parar cómodamente casi al lado. Cuando llegamos al lago buscamos un lugar dónde poder dormir. Encontramos un lugar tranquilo, lejos de la parte de chiringuitos turísticos, y desde el cual se podía coger la senda que rodeaba el lado. La parte más bonita y tranquila de la senda es la parte que queda al oeste del lago. Dormimos en este lugar: https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360073.0









21 de julio: Salimos hacia la zona de estrechos de Cheile Bicazului para luego bordear el lago Bicaz hasta el monasterio de Secu. Desde poco después de la presa del lago Bicaz hasta el pueblo de Poiana Largului nos encontramos la carretera en obras a raíz de unos desprendimientos de tierra bastante bestias. Unos 3 kilómetros antes de llegar al monasterio de Secu hay un tramo de prados muy chulo que la gente utiliza para hacer barbacoas y comer. Por si a alguien le viene bien, es un buen lugar para pernoctar con la furgo.

Visitamos los monasterios de Secu y Sihastria, el segundo es mucho más imponente que el primero. Luego, cogimos un camino hasta la cueva de Pious Saint Theodora, un lugar de peregrinaje bastante curioso, y otro camino para llegar al convento de Agapia. Por último, visitamos el convento de Varatec, mucho más austeros que el de Sihastria pero con unos jardines muy bien cuidados y bonitos. Enfrente del convento de Varatec, las monjas tienen una tienda de comida y bebida que preparan ellas. Ahí bebimos una bebida fría muy buena hecha con miel y romero.

Luego, de camino y siguiendo nuestra ruta, encontramos un lugar bonito y tranquilo dónde dormir, al lado del río Moldova (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360076.0).







22 de julio: Fuimos a visitar los monasterios de Voronet y de Humor, que están relativamente cerca. Ambos tienen mucho encanto i en el de Voronet, pasada la zona de parquing de pago, hay algunos sitos para estacionar gratis y se puede entrar por su entrada este. Luego visitamos el monasterio de Moldovita, también muy bonito.

De allí subimos hacia el pueblo de Sucevita con la idea de dormir en el camping Vila Cristal (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360077.0) y visitar el monasterio de Sucevita al día siguiente. En ése camping estuvimos de lujo, cenamos comida tradicional rumana y tuvimos la oportunidad de tener una charla muy agradable con una pareja francesa que teníamos al lado.






23 de julio: Nos levantamos temprano para llegar antes de que abrieran y no encontrar gente en el monasterio de Sucevita y, aun así, había un autocar lleno de turistas esperando cuando llegamos. Hicimos la visita en este otro monasterio lleno de encanto.

Salimos en dirección a Moldavia y pasamos a ver la iglesia de Lipova. No era nada que fuera espectacular pero nos venía de paso y era la excusa para hacer una parada intermedia. Desde este pueblo en adelante, la zona se convirtió de repente en mucho más rural y con las peores carreteras que habíamos visto en Rumanía. Se notaba que el área era mucho menos turística y mucho más olvidada.

Justo antes de pasar la frontera, poco después del pueblo de Stanca, había una pequeña caseta dónde nos cobraron un peaje (12 RON) para pasar hasta el paso fronterizo. Pasamos la frontera sin problema aunque pasar la parte moldava nos llevó bastante tiempo por la lentitud y la poca eficiencia. Los trámites para realizar eran confusos y se debía ir a varias ventanillas, y se le sumaba que apenas hablaban inglés. Al final, nos fuimos sin cambiar dinero y sin comprar la viñeta porque les molestábamos haciendo cola y nos dijeron que la podríamos comprar en una gasolinera... y no debimos hacerles caso porque en la gasolinera fue un lío (y suerte de una chica que se desvivió para ayudarnos a comprarla), y más sin Leus moldavos. Lo más recomendable hubiera sido cambiar dinero y comprar la viñeta en el paso fronterizo. La viñeta para 7 días nos costó unos 23€.

Una vez en Moldavia nos dirigimos a una de las orillas del embalse de Costesti a ver si encontrábamos un lugar dónde dormir y encontramos un lugar que nos gustó mucho (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360046.0). Era un área de barbacoas al lado del embalse y ahí conocimos una chica moldava residente en Berlín. Nos pusimos a charlar con ella y nos contó que estaba de vacaciones y que esa tarde celebraría una fiesta con unas amigas. También nos explicó una ruta que podíamos hacer a pie para ver una gruta y un acantilado cercanos. Y nos fuimos a andar para encontrarlo.

Al volver a la furgo oímos la música y la fiesta. Al cabo de un rato se acercaron y nos invitaron a la fiesta. Y allí estuvimos con ellas, hasta bastante pasada la media noche, charlando, riendo, comiendo, bebiendo y bailando. Acabamos todas con una buena torta, entre la cantidad ingente de coñac moldavo y la cerveza que tenían ellas y el vino que trajimos nosotros. Por otro lado, el alcohol fue clave para entendernos hablando rumano, ruso, inglés, alemán, castellano y catalán, todo mezclado y con música pop balcánica a todo trapo. Fue una noche muy especial entre gente muy agradable, acogedora y... desinhibida. ;)






24 de julio: Nos levantamos con algo de resaca y nos fuimos a la ciudad de Soroca a ver el barrio de "Gipsy Hills" y visitar la fortaleza de la ciudad. Alucinamos con las carreteras secundarias moldavas porque, a pesar de estar hechas polvo, eran casi tan anchas como las autovías.

Cuando llegamos a la afueras de Soroca nos encontramos con el barrio llamado "Gipsy Hills", un barrio de mansiones de autoconstrucción de lo más peculiar. Nos dimos una vuelta para ver cómo era y hacer alguna foto. Nos costaba entender que hubiera quién se dedicara a conseguir dinero estando fuera de Moldavia para luego mandarlo a su barrio e ir construyendo a trozos las mansiones descomunales y opulentas de autoconstrucción que nos encontramos.








Ése barrio nos dejó bastante sorprendidos pero las diferencias culturales siempre sorprenden y no fuimos ahí para criticar su manera de entender la vida sino para conocerla un poco. Después de la visita, nos fuimos a la fortaleza. La fortaleza de Soroca era muy austera pero con bastante encanto y con unas buenas vistas sobre el río Dniester. Al otro lado del río ya era territorio ucraniano. Cerca de la fortaleza cambiamos Euros a Leus Moldavos y nos fuimos al monasterio de Tipova.

De camino a Tipova había un monumento con un tanque que parecía que apuntaba a Transnístria. En Tiraspol, unos días después, veríamos otro monumento con un tanque apuntando a Moldavia. Forman parte de los símbolos que quedaron después de la guerra que hubo en los años 90 del siglo XX. Durante el trayecto también encontramos algunos "fosos" de reparación de vehículos, algunos pensados para vehículos pesados, al lado de las carreteras.




El monasterio de Tipova nos encantó. Es un lugar muy especial. Visitamos el monasterio, excavado en la piedra de un acantilado delante mismo del Dniester, en una visita muy libre ya que está totalmente abierto en su práctica totalidad. Es una visita que realmente vale la pena para quién le gusten este tipo de lugares.

Dormimos en el lugar dónde habíamos aparcado la furgo (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360047.0), que tenía unas buenas vistas y pudimos dar un paseo por un camino que bajaba hasta el río Dniester.

Unas fotos varias de ése día:







25 de julio: Salimos hacia el lacul Orhei e intentamos visitarlo pero nos lo podríamos haber ahorrado porque es un centro turístico sin ninguna gracia. Luego fuimos a la iglesia-cueva de Orhei Viechi, también muy turística, y con encanto... en especial la zona dónde está situada. Esta iglesia rupestre consta de un pasillo excavado que lleva a unas salas, también excavadas, dónde vivían los monjes.

Nos fuimos a Chisinau, la capital de Moldavia, y escogimos un lugar para estacionar dónde pudiéramos pasar también la noche. Nos fuimos al lado del lago Valea Morilor y allí encontramos un buen lugar (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360051.0). Visitamos la ciudad y el parque Dendrarium y, aunque tampoco le encontramos nada especial a la ciudad, como casi siempre, nos gustó callejear por ella y descubrir rincones.









26 de julio: Salimos pronto de Chisinau porque la ciudad es un auténtico caos circulatorio i nos dirigimos a las bodegas de Milestii Mici. Hay que pedir hora por Internet (https://www.milestii-mici.md/en/reserve.html), y nosotros teníamos hora a las 10h.

La sorpresa la tuvimos allí porque no sabíamos que se visitaban las bodegas con el coche particular y que la altura no podía superar los 2,70m. (https://www.milestii-mici.md/en/tourist-spots/programs-of-tasting.html), y la nuestra mida cerca de 3m. de alto... pero en las oficinas tuvieron la amabilidad de llamar a un taxi para que nos llevara durante la visita. El taxi nos costó 100 Leus moldavos, unos 5€, y quizá se pueda pedir en el momento de hacer la reserva. Las bodegas son un espacio curioso porque utilizan las instalaciones de una antigua mina de piedra calcárea y la visita nos gustó bastante.

De ahí nos fuimos acercando a la frontera con Transnístria y fuimos a buscar un meandro del río dniester que nos gustó por la forma que tenía y nos pareció buen lugar para dormir (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360052.0). Estuvimos muy bien en este lugar, tranquilo y bonito.







27 de julio: Nos levantamos pronto para pasar la frontera temprano porque no sabíamos cómo de difícil sería. Hay que reconocer que íbamos con una cierta tensión por la cantidad de cosas que habíamos leído, aunque fuentes muy cercanas nos habían dicho que no habría ningún problema. Y, efectivamente, pasamos la frontera sin ningún contratiempo e incluso nos pareció un paso fronterizo amable, a pesar que este estuviera militarizado.

En Internet habíamos leído todo tipo de información sobre "mordidas" de la policía y también que había que pagar un impuesto de un porcentaje del valor del vehículo, y eso, o era mentira o estaba desactualizado. Solo tuvimos que pagar una viñeta de 7 días que nos costó 65 leus moldavos (unos 3,3€) y que no se pueden pagar ni en euros ni con una tarjeta bancaria estranjera. El permiso temporal que te dan al cruzar es de 15 días y hay que decir dónde te vas a hospedar. Si se desea estar más días, hay que ir a la oficina de inmigración y pedirlo.

Al llegar a Tiraspol fuimos a cambiar dinero y conseguimos algunas monedas de curso legal de plástico que usan. Las queríamos para nuestra colección. Esas monedas tienen su equivalente en billetes y están pensadas para la gente con problemas de visión porque tienen formas y tamaños distintos, y así lo pueden distinguir fácilmente. De ahí nos fuimos al único camping que hay en el país (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360041.0) y que lo van mejorando poco a poco. Luego nos fuimos a disfrutar de un tour por Tiraspol, que nos gustó mucho y descubrimos muchos rincones muy curiosos. En la descripción del FP hay un poco más de información de nuestro paso por Tiraspol. Después del tour, de comer comida tradicional y de comprar coñac en la destilería Kvint nos fuimos al camping a descansar. Estuvimos muy bien en ése camping.












28 de julio: Fuimos a ver unas curiosas pirámides construidas por un señor llamado Mikhail Solovyov (https://transnistriais.wordpress.com/2014/10/26/dont-go-to-egypt-go-to-transnistria/). Se trata de dos pirámides de estructura metálica, una pequeña y una grande. Hay una tercera pirámide mucho más grande prevista pero está sin construir y solo se percibe la base de cómo de grande será. Hay unos perros que viven en las inmediaciones de las pirámides pero no hacen nada más que ladrar y salir corriendo. Si se les da algo de comer, dejan de ladrar y se van a comer lejos.

Luego fuimos al Green Market, un mercado de verduras y fruta, y a dar una vuelta por el mercado "Liman" (Лиманный рынок) [http://centr-market.com/index.php/medias/foto?id=69], que es un mercado de trastos y utensilios varios. En la parte de fuera del mercado Liman nos tomamos un último vaso de Kbac, una bebida fermentada y muy poco alcohólica que está muy buena si está bien fresquita!

De ahí fuimos a la fortaleza de Bender y al monasterio de Noul Neamt. Para ir de Tiraspol al monasterio se puede coger un ferry que hay muy cerca del camping pero nosotros fuimos por carretera desde Bender. Tanto la fortaleza como el monasterio tienen una visita chula pero una cosa que nos gustó mucho en el monasterio fue que, si se lo pides al monje que está vigilando la entrada, te dejan subir hasta arriba del altísimo campanario que tiene... y es una pasada las vistas que de ven desde lo alto del campanario! En Bender, muy cerca de la fortaleza, hay una zona que la utilizan de playa para tomar el sol y bañarse.

De ahí, volvimos a cruzar la frontera con Moldavia y nos dirigimos a las bodegas del castillo de Purcari. El lugar es bastante sofisticado, demasiado excesivo para nuestro gusto, pero la visita y la cata de vinos nos gustó (te llevas el vino que no te has bebido durante la cata). No somos unos entendidos en vinos pero sí sabemos qué nos gusta, y su variedad autóctona de uva Băbească Neagră, también llamada Rară Neagră, contenida en el Negru de Purcari nos encantó!

Después de la visita teníamos la intención de dormir en algún lugar cercano al río Dniester pero debido a la cercanía de la frontera ucraniana, al acercarnos a la zona, nos vino un coche de policía a toda pastilla y nos echó... y tuvimos que cambiar de planes. Acabamos encontrando un FP al lado de un lago dónde dormimos tranquilamente (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360053.0).










29 de julio: Nos bañamos en el lago por la mañana y nos fuimos en dirección a Comrat y luego Brinza, para evitar entrar en Ucrania. Nuestra meta era llegar a Galati y cruzar el Danubio. La conducción en el sur de Moldavia es muy lenta y las carreteras a menudo están en un estado de degradación terrible.

Después de unas cuantas horas de viaje, que en algunos puntos se nos hicieron interminables, cruzamos la frontera con Rumanía llegamos a Galati. Visitamos un poco la ciudad y cogimos en ferry para cruzar al otro lado del Danubio. Por la furgo, conductor incluido, y una acompañante nos costó 31,5 RON (unos 6,5€). Los ferris salen cada 30 minutos pero a veces se forman largas colas. Nosotros vimos una larga cola en sentido contrario, de gente que volvía de la zona del Delta del Danubio.

Poco después de salir del ferry, encontramos un lugar que nos gustó y en el cuál dormimos (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360079.0).






30 de julio: Fuimos bajando tranquilamente hasta el camping Dan Pescarul dónde íbamos a dormir (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360080.0). Las carreteras y los paisajes de la zona son muy bonitas, y los conductores, más tranquilos que en otras zonas de Rumanía. Llegamos al camping y aprovechamos para descansar, que al día siguiente nos tocaría levantarnos muy pronto.


31 de julio: Nos levantamos muy, muy, pronto para hacer una visita de varias horas al Delta del Danubio. La primera parte del trayecto, entre casas y hoteles, era bastante fea y aburrida pero al cabo de un rato llegamos a unos "lagos" enormes y llenos de vida. Realmente es una preciosidad de lugar, entre pájaros y vegetación abundantes y de toda clase. Fue una visita espectacular y echamos mucho en falta una buena cámara réflex con un teleobjetivo.

Bajamos a visitar la Cetatea Enisala (https://www.icemtl.ro/enisala-medieval-fortress/) y realmente no le encontramos nada especial. Es más bonita de fuera que por dentro.

Luego fuimos a Constanta y fuimos a visitar el antiguo casino y el centro de la ciudad, con sus iglesias y su mezquita. Después fuimos hacia la zona de Eforie para buscar un lugar dónde pasar la noche cerca del Mar Negro y al lado del faro de Tuzla encontramos uno de los lugares que más nos gustaron del viaje (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360081.0). Había un ambiente de libertad anárquica y a la vez un poco decadente, e incluso algo apocalíptico por los búnqueres destrozados por las olas. Nos encantó este lugar.












1 de agosto: Nos levantamos pronto porque no queríamos encontrar jaleo al cruzar la frontera con Bulgaria. Se presentaba un día gris y lluvioso. Tardamos un buen rato en cruzar la frontera porque había bastante gente y nos fuimos a visitar el faro de Shabla y luego la fortaleza de Kaliakra. Nos gustaron bastante ambas cosas.

Estuvimos en la zona hasta media tarde y luego nos fuimos a visitar el parque del Caballero de Madara y las ruinas de la fortaleza que hay encima. El entorno es muy chulo y algún tramo de la subida a la fortaleza recordaba a alguna parte de Montserrat.

Por último, fuimos al parquing de Pobiti Kamani, el bosque de piedra, a dormir (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360082.0).








2 de agosto: Visitamos el bosque de piedra. Es un lugar muy curioso, por el paisaje y por la manera que tuvo de formarse. Se trata de un curioso fenómeno de formaciones kársticas que resultan de la disolución de piedra caliza sobre bancos de arena fina. Eso, con el tiempo, generó una serie de columnas de roca caliza, como si se tratara de estalactitas, pero que se crearon dentro de los bancos de arena. Luego, pasado más tiempo, la arena poco a poco fue desapareciendo por el viento y el agua, y las columnas de roca quedaron al descubierto. El resultado es una especie de bosque de piedra formado por columnas, muchas veces huecas por dentro, erguidas encima de un banco de arena fina y blanca.

Después fuimos hacia la zona del cabo de Emine pero no nos salió bien la jugada y no pudimos llegar con la furgo debido al estado terrible de los caminos a partir del pueblo de Emona. Decidimos abandonar nuestra empresa y buscar alguna zona dónde bañarnos... y tampoco tuvimos mucha suerte en eso. Toda esa zona de costa es terriblemente turística y nos costó horrores encontrar un lugar dónde poder estacionar y bañarnos libremente.

Al final, después de mucho buscar, encontramos una bocacalle sin salida, llana y delante de una playa, en Sarafovo (https://goo.gl/maps/Kwo4oDi2f1DtVEpF8). Desde ése lugar, andando hacia el mar, se podía seguir un sendero corto que llegaba a una rampa de madera que llevaba al mar. Estuvimos ahí el resto del día y nos quedamos a dormir.







3 de agosto: Hicimos una buena tirada hasta Plovdiv. Visitamos la ciudad con un calor de espanto, con sus vestigios romanos y el barrio alternativo de Kapana, y le encontramos algunos rincones chulos. Nos fuimos a visitar la fortaleza de Assen y su iglesia. El lugar, muy escarpado, tiene unas vistas muy guapas sobre el valle. Luego fuimos al monasterio Bachkovski e hicimos la visita al final de la tarde, por lo que casi no había nadie, y fue una gozada. Es un sitio muy bonito y relajante.

Después de la visita bajamos al parking de pago que hay justo debajo del monasterio y dormimos allí. La garita estaba cerrada pero se podía pasar por al lado de la barrera y entramos con la idea de pagar al día siguiente por la mañana.






4 de agosto: Salimos muy pronto hacia los puentes de roca de Chudnite Mostove e hicimos bien porque casi no quedaba aparcamiento y la carretera de acceso es muy estrecha, bastante transitada... y los búlgaros conducen sin freno! El lugar es impresionante! Se puede andar por la zona libremente y hasta tienen una tirolina, aunque no la vimos nada segura.

Después salimos en dirección norte y encontramos un FP en el lago Koprinka, que nos gustó mucho (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360089.0). Es un lujo bañarse en éste lago de arena dura, de temperatura ideal (en verano) y con una puesta de sol preciosa!







5 de agosto: Salimos hacia el destartalado monumento comunista de Pametnik Buzludzha. El lugar es impresionante, por dónde está situado y por lo grande que es. Llegamos y sólo estaba Koichi, un chaval japonés muy majo que estaba haciendo una ruta combinada bicicleta+transporte público por Europa durante 2 meses. Nos enrollamos a hablar con él e hicimos la visita de los alrededores juntas.

Él venía de Shipka en bici y, aunque no teníamos pensado visitar ése pueblo, le ofrecimos transporte a él y a su bici para ir a visitar el "monumento a la libertad" y luego llevarle al pueblo. En monumento a la libertad no nos dijo nada... sólo vimos exaltación nacional y ni fu ni fa. En cambio, cuando bajamos a Shipka, visitamos el templo dedicado a la "Natividad" y nos gustó bastante.

Nos despedimos de Koichi y nos fuimos a visitar el "Ethno Village". Se trata de un lugar muy turístico pero que tiene cierta gracia para ver cómo se organizaban la vida las gentes del lugar. Luego visitamos el monasterio de Sokolski , que queda justo encima y que es bonica. Por último, fuimos a visitar la cueva Bacho Kiro pero cuando llegamos la estaban cerrando. Y nos fuimos a dormir al camping Strinava. No lo hemos creado como FP porque, según nuestra opinión, no merece la pena hacerlo. Es un camping bastante lúgubre, triste y sin servicios para furgos camper. Realmente, solo pagamos por la ducha porque lo demás lo podríamos haber tenido en un parking gratis de cualquier pueblo. Nos costó 5€ por persona.








6 de agosto: Fuimos a Veliko Tarnovo y visitamos la antigua iglesia de la Natividad, con su bonita e interesante decoración, muy diferente a lo que habíamos visto durante el viaje. Nos costó un poco encontrar cómo llegar debido a que Veliko Tarnovo estabaen obras y el acceso directo estaba cortado. Luego visitamos la fortaleza de Tsarevets. No le encontramos nada especial pero si se pasa por la zona, darse un paseo por dentro está bien.

Después de la visita nos fuimos a la cueva Devetashka y es una verdadera pasada de cueva, con sus enormes bóbedas y grandes apreturas. Hay un ambiente brutal! De ahí fuimos por carreteras secundarias hasta la cueva Prohodna y esa cueva fue ya increíble! El ambientazo de las bóvedas sumado a sus dos grandes aperturas en forma de ojos hacen que este lugar nos pareciera realmente mágico... y de noche, viendo las estrellas a través de las aperturas... un lugar que uno no debe perderse si pasa por ahí cerca.

Dormimos en el parking de la cueva (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360090.0) y estuvimos de vicio.









7 de agosto: Salimos pronto hacia la ciudad de Sofía. El centro en sí es muy pequeño y tampoco fue una de las capitales que más nos han gustado pero estuvo bien darse una vuelta por ella a pesar del calor asfixiante que hizo ése día.

Después de la visita nos fuimos hacia la zona de Rila con la idea de dormir en la zona de parkings del telesilla que te sube al primer refugio. De camino, y después de haber sudado un montón en Sofía, nos paramos en el lago Dyakovo (42.3559, 23.07641) [https://goo.gl/maps/gEndmRHsEG6NfNXr9] a pegarnos un chapuzón.

Llegamos a la zona de parkings del telesilla, el de arriba con mucha pendiente y el de abajo más llano, y fuimos a ver los precios y horarios para subir a andar por los lagos de Rila al día siguiente. Dormimos muy bien en el propio parking (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360091.0).






8 de agosto: Nos levantamos muy pronto para estar cogiendo el telesilla lo antes posible. El telesilla te sube hasta un refugio de montaña por 20 levas (10€), ida y vuelta, o por 12 levas (6€), si es sólo la ida. No se puede pagar ni en euros ni con tarjeta, sólo aceptan levas. Las tiendas de miel y demás que hay cerca sí aceptan euros y te devuelven el cambio en levas.

Una vez en el refugio hay múltiples rutas posibles. Nosotros escogimos una ruta de unas 4-5 horas que daba la vuelta entera alrededor de los 7 lagos. La hicimos en sentido anti horario, y fue un acierto, tanto por el tipo de ruta como por las vistas. Esa zona es una verdadera maravilla.

Luego fuimos al monasterio de Rila, que desde el telesilla hay una buena tirada porque hay que dar toda la vuelta al macizo. Aparcamos en un parking gratuito muy pequeño que hay justo antes de llegar al monasterio de Rila (42.13234, 23.33747) [https://goo.gl/maps/hmvPZfpnT7h3CsG27] y visitamos el monasterio de tarde, cuando ya la gente se iba yendo. Fue una suerte porque el sitio es una barbaridad de turístico, aparte de ser muy bonito y muy recomendable.

Dormimos en el aparcamiento gratuito y estuvimos muy tranquilos.












9 de agosto: Teníamos que cruzar la frontera con Macedonia del Norte y nos levantamos pronto para evitar encontrar colas. Conforme nos íbamos alejando de la verde y frondosa zona de Rila, nos adentrábamos en un paisaje mucho más mediterráneo... seco, árido y de colores amarillentos y marronosos. Cruzamos la frontera cómodamente y el paisaje acabó de cambiar del todo, llegando a parecer desértico en algún tramo. Los pueblos de la zona eran muy humildes. Cambiamos dinero en el pueblo de Delchevo y fuimos tirando hacia Skopje.

Empezamos visitando el acueducto romano medio abandonado que tiene Skopje. Lástima que lo tengan tan abandonado porque es muy chulo. Se percibe duramente la pobreza en los barrios del alrededor de Skopje, habiendo muchas zonas de barracas y con niños vestidos con harapos pidiendo limosna por la calle. Skopje es un auténtico caos circulatorio, una selva de conductores oportunistas aunque menos agresivos que los búlgaros.

Buscamos un parking público y fuimos a visitar la ciudad. Hacía un calor de espanto y costaba tener ganas de moverse. Pasamos las peores horas de calor en una terraza con sombra, comiendo y tomando algo. Luego visitamos el Bit Pazor market y nos encantó! Es un mercado turco enorme y con un ambientazo oriental que nos dejó ocupados durante mucho rato con su mezcla de culturas y de productos. En la mezquita Mustafa Pasha nos encontramos con un personaje curioso, y algo pesado, que hablaba castellano porque había vivido en Valladolid. Skopje nos gustó muchísimo y, de manera muy especial su mercado, pero con la nota negativa de la pobreza extrema que tienen alguna de sus gentes.

Luego pusimos rumbo al cañón de Matka, dónde dormimos en el parking mismo (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360097.0). Nos tomamos algo fresco en un bar llamado "Fresh Lounge Bar" y luego teníamos wifi en la furgo.









10 de agosto: No teníamos tanto tiempo como hubiéramos deseado para hacer una de las rutas que se pueden hacer en el cañón y optamos por hacer un paseo en barco hasta la cueva Vrelo. La cueva es chula, no muy larga pero con algunas formaciones que parecen hipogénicas. La actividad en Matka nos gustó bastante. También, ahí empezamos a ver que había macedonios albaneses que, a pesar de haber nacido allí, se sentían albaneses y no macedonios.

Fuimos de camino hacia el lago Ohrid y nos paramos en el lago Mavrovo a comer y a pegarnos un baño (https://goo.gl/maps/Fn5thvC9vdgBGoYZ7) en un lugar tranquilo y bonito.

Visitamos Struga un poco y tiene la curiosidad de que el usan la salida natural del lago Ohrid, el inicio del río Drin Negro, para convertirla en una enorme piscina natural. Luego fuimos al camping AS que está situado en un lugar privilegiado (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360098.0) y estuvimos el resto de la tarde bañándonos en el lago Ohrid.













11 de agosto: Por la mañana nos pegamos un último baño y cogimos la orilla oriental del lago para rodearlo. Esta carretera nos pareció la típica carretera de costa turística. Cruzamos la frontera de Albania y seguía siendo una zona muy turística... mucho jaleo, muchos coches, mucha gente. Aprovechamos para parar a comer en un garito en el que nos sirvieron una trucha asalmonada endémica de la zona a la que ellos llaman "Koran" y que estaba de vicio!

Luego fuimos a Berat a visitar el castillo y el barrio de Mangalem. El castillo es bastante curioso porque todavía hay casas habitadas, y circulan coches y hay bullicio como si de una pequeña ciudad se tratara. Está bastante hecho polvo pero la visita vale la pena.

Después de la visita dormimos en un lugar indeterminado y sin ninguna gracia, no muy lejos de la carretera, en dirección a la ciudad de Gjirokastra.






12 de agosto: Llegamos a Gjirokastra y visitamos dos casas señoriales típicas: la casa Skenduli i la casa Zekate. Puestos a elegir, nos gustó mucho más la segunda que la primera, tanto por la casa en sí como por el trato de quién la regenta. Estas casas son palacetes señoriales con unos detalles y unas distribuciones curiosas, bonitas y bien pensadas.

Después fuimos a visitar el castillo que es realmente enorme. Se trata de un complejo militar reconvertido en museo y tiene muchos rincones para visitar y perderse. La visita al castillo también nos gustó.

Por último, fuimos a visitar el Syri i Kalter (Blue Eye) y barajábamos la posibilidad de dormir ahí. Cuando llegamos a la zona de la surgencia natural, que es bastante chula, era una verdadera locura turística! Mejor dicho, un horror turístico! Y eso nos hizo huir despavoridos después de hacer una corta visita.

Y nos fuimos al castillo triangular Veneciano, delante mismo del parque natural de Butrinto, dónde dormimos plácidamente (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360099.0).









13 de agosto: Pasamos pronto el ferri para estar en el Parque Nacional de Butrinto antes de que abrieran. Lo abren, sin demasiada puntualidad, a las 08:00h y, ya a esa hora, se forma una cola larguísima de turistas. La visita es chula y la historia que tiene es brutal!

Luego subimos en dirección a Sarande y en época de verano es un horror... colas, gente, adelantamientos imposibles que bloquean todos los sentidos de circulación, etc. y en dirección sur, hacia Butrinto, era mucho peor... fuimos subiendo lentamente y llegamos a la playa de Buneci, que nos pareció más tranquila que el resto y estuvimos bien aunque el fondo marino no valía gran cosa. No era como unos pocos de cientos de kilómetros más al norte, en Croacia, que tienen un fondo marino espectacular.

Seguimos subiendo y nos paramos a ver el bunker marino que hay cerca de  Porto Palermo (https://goo.gl/maps/iG9QGumeL47THq4HA). Es una zona militar restringida y no dejan ir a visitarlo. Luego fuimos a dormir en el camping Moskato, en Himarë, y bueno... un camping masificado de costa más. Nos costó 13€ por dos adultos y una furgo, electricidad incluida.






14 de agosto: Queríamos ir a la playa un rato y nos levantamos pronto para ir a la de Dhermi. Cuando llegamos aún había poca gente pero en un rato vino una avalancha de gente y ya nos fuimos.

Fuimos a una zona dónde había diversos tipos de búnkeres y los fuimos a visitar. Hay una zona dónde poder aparcar cómodamente (40°11'32.6"N 19°36'08.6"E). Luego queríamos coger un camino de costa que subía por la península de Karaburun pero no pudimos pasar porque había una base militar naval en medio y nos quedamos en la playa del pueblo de Orikum.

De ahí subimos por la costa hasta el monasterio de Shën Mërisë (Santa María) y lo visitamos. Dio la casualidad de que era 14 de agosto, el día anterior a Santa María, y había un montón de parejas que estaban haciéndose fotos en las pasarelas de acceso al monasterio y por la noche hubo una especie de fiesta y una misa especial. Dormimos allí, enfrente del monasterio, al otro lado de la laguna (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360101.0).








15 de agosto: Este día tocava visitar Tirana. Moverse por esta ciudad en furgo es una aventura épica, especialmente en las rotondas grandes... fue lo más parecido al "traffic jam" que ocurre en la India que hemos vivido nunca. La ciudad en sí tampoco nos pareció gran cosa pero sí nos parecieron interesantes algunas muestras de arte urbano, la "casa de las hojas" y el Bunk'art 2. El Bunk'art 1 nos quedaba lejos y no lo fuimos a visitar.

Luego fuimos a Durres con tiempo para situarnos y saber dónde coger el ferri. La idea era viajar de noche hasta Bari y proseguir nuestro viaje. Visitamos un poco Durres y nos fuimos al puerto para embarcar. Ahí nos pasó algo que nos acojonó un poco pero que fue un trámite. La policía nos separó del grupo de vehículos y nos llevó a una nave a las afueras del puerto en la que había un escáner de camiones. Todo muy brusco, muy seco y sin casi explicaciones. Nos tuvieron un buen rato entre el escaneo y la revisión de furgoneta después del escaneo, y luego nos dejaron subir al ferri. El puerto de Durres es muy pequeño y no hay demasiada organización, y el barco acabó saliendo con 2 horas de retraso.




16 de agosto: Salimos en dirección a Nápoles y fuimos a visitar el Vesubio. Hacía mucho calor y queríamos hacer una visita rápida pero nos encontramos con una organización fatal.

Primero nos cobraron 6€ por el parking, mucho antes de llegar a la zona del Parque Nacional del Vesubio, y no se podía comprar ahí la entrada al Parque. Nos dijeron dónde debíamos aparcar. Cuando llegamos a la zona de aparcamiento, fuimos subiendo a la entrada, dónde estaban las tiendas, y cuando llegamos a la entrada nos dijeron que ellos solo controlaban los tickets... que teníamos que ir más abajo del parking para comprar el ticket. Total, que entre el calor que hacía, la mala organización y que tampoco íbamos para hacer una visita completa, nos acabamos yendo sin visitar el volcán. Gajes de los viajes, otro día será.

Nos fuimos a dormir al camping Zeus, a tocar de las ruinas de Pompeya (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=234143.0).


17 de agosto: Visitamos las ruinas Pompeya y, a pesar de la gran afluencia de gente, a primera hora aún había una cierta tranquilidad. Hizo un calor brutal pero la visita merece mucho la pena.

Teníamos que salir del camping antes de las 14h y nos fuimos a Furore por la carretera interior que hay y que pasa por Resicco. La bajada final hasta Furore es vertiginosa y no muy apta para vehículos mucho más grandes que nuestra furgo. Cogimos la carretera de la costa amalfitana hasta el camping Nettuno (https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=360102.0). Esta carretera es muy estrecha y está muy concurrida... no es muy apta para corazones delicados aunque es curiosa y bonita.











18 de agosto: Antes de las 11h, hora a la que teníamos que irnos del camping, nos pegamos un buen chapuzón en el mar y nos fuimos a Nápoles. Aparcamos directamente en el AC Sosta Camper (https://goo.gl/maps/6LJfhej2PY2Smj52A), que nos costó 22€ por 24horas, y fuimos a visitar la ciudad.

Nápoles es una ciudad con mucho encanto y muy decadente a la vez. No era la primera visita y el recuerdo que teníamos era de una ciudad mucho menos turística y bastante más salvaje. Antes había muchos menos garitos turísticos, mucha menos gente y mucho menos glamour, pero aun así, es una ciudad muy atractiva y con mucho ambiente. La disfrutamos durante todo el día y una parte de la noche.










19 de agosto: Este ya era el último día en Italia y por la tarde debíamos ir a Civitavecchia a coger el ferri. Fuimos a visitar la Catacombe di San Gennaro, que estaba cerca del AC dónde habíamos dormido, y nos encantó! Muy recomendable! Tanto la catacumba como el proyecto social que tienen para revitalizar el barrio y dar una salida a sus gentes hace que valga mucho la pena esta visita. http://www.catacombedinapoli.it/

Luego fuimos subiendo hacia Civitavecchia y nos paramos en alguna parte de la costa (no recordamos exactamente dónde) para bañarnos.






20 de agosto: Eso se acababa... nuestro periplo por los Balcanes acabó cuando llagamos a Barcelona, cansados, contentos del viaje y tristes porque se había acabado. Habría que esperar hasta el próximo. ;)


La llibertat no és fer el que vulguis; és no haver de fer allò que volen els altres.

-Manuel de Pedrolo-

AlvarA

Con tu permiso y como amante de los Balcanes me quedo por aquí para disfrutar del relato.

barrancat

Cita de: AlvarA en Agosto 21, 2019, 10:09:16 amCon tu permiso y como amante de los Balcanes me quedo por aquí para disfrutar del relato.

Muy buenas AlvarA! Encantado que te unas al hilo! Para eso estamos también, para compartir experiencias y para disfrutar de las experiencias ajenas! ;D


La llibertat no és fer el que vulguis; és no haver de fer allò que volen els altres.

-Manuel de Pedrolo-

Honguneta

Ésto no me lo pierdo, sólo con leer el título sé que me va a encantar, con tu permiso me quedo .palmas .palmas
Life's a journey, not a destination

barrancat

Cita de: Honguneta en Agosto 21, 2019, 11:27:28 amÉsto no me lo pierdo, sólo con leer el título sé que me va a encantar, con tu permiso me quedo .palmas .palmas
Encantado de que te quedes en el hilo Honguneta! .palmas .palmas


La llibertat no és fer el que vulguis; és no haver de fer allò que volen els altres.

-Manuel de Pedrolo-



Pingaman

Al Conde Drácula le gusta esto 👍Otro que se queda a olisquear, que tiene muy buena pinta.

T5ourense

Me quedo también!
Q ganas de leerte

Enviado desde mi Redmi 7 mediante Tapatalk


markamandula

Con tu permiso me quedo x aquí tb q me encantaria ir a  esos lugares

barrancat



La llibertat no és fer el que vulguis; és no haver de fer allò que volen els altres.

-Manuel de Pedrolo-

FASCHI

Otro que espera sentadito, esa zona me atrae, lástima que me quede lejos. .loco2  .palmas

durruti1

En campaña por no criminalizar sacar una mesa y unas sillas por molestar únicamente a tu vista.

MarcoTrotamundos

Con tu permiso también me uno. Solo con estudiar los furgoperfectos que has publicado promete ser una de las crónicas más interesentes y prácticas de esta temporada! Mil gracias y animo, con lo que cuesta conseguir tiempo para escribir

Iosaneta

Iosaneta III - Iosaneta IV

LA VIDA ES UN MISTERIO A DESCUBRIR, NO UN PROBLEMA A RESOLVER.