HAUTES PYRÉNÉES (Pirineos Centrales) - 2011 ***AÑADIDO AL INDICE***

Iniciado por Trencalòs, Septiembre 04, 2011, 15:10:03 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Trencalòs

Septiembre 04, 2011, 15:10:03 pm Ultima modificación: Septiembre 06, 2011, 15:34:05 pm por tra´fi:k
 :)                                                                                                                      (Versión imprimible)










> Acceder al mapa




Día 1  (Girona - Bagnères de Luchon)                   434,5km                             01-08-11

Salimos de Girona a las 11h de la mañana. Hace buen tiempo, la temperatura, aun siendo verano, es muy agradable y los peques a los 10 minutos se quedan fritos en sus sillitas. Esto promete: "¿te gusta conducir?"  La autopista va bastante cargada, como era de esperar siendo 1 de agosto, pero en ningún caso se convierte en agobiante. Paramos a comer cerca de Carcassonne, en una área de la autopista con vistas a la Cité. Comemos un tentempié y sin perder mucho tiempo salimos dirección Saint Gaudens. Allí tenemos previsto dejar la E80 y empezar nuestras andaduras por los Hautes Pyrénées, aunque el punto de partida que hemos elegido para esta ocasión es Bagnères de Luchon que no pertenece precisamente a esta región sino en la vecina Haute Garonne.

Dejamos la autopista por la salida 17 que nos lleva directos a nuestra primera parada:  Saint Bertrand de Comminges, donde visitamos la pequeña iglesia de Saint Just de Valcabrère, una basílica del siglo XII que según se cita en muchas fuentes es uno de los más bellos testimonios del arte románico pirenaico y que se construyó utilizando numerosas piedras reutilizadas de la antigua ciudad cercana. La visitamos (previo pago de 2,5eur), pero al salir coincidimos en que en la cercana Vall de Boí, en Catalunya, hemos visitado iglesias mil veces mejores, mil veces más bien conservadas y encima, no una, sino más de media docena.















A lo lejos se divisa el pueblo de Saint Bertrand de Comminges, una comuna francesa clasificada en la categoría de "les plus beaux villages de France". Destaca su Catedral de Notre-Dame, una imponente construcción que conserva partes románicas de la iglesia fundada por Saint-Bertrand en el siglo XII mezcladas con otras de estilo gótico y renacentista. Desafortunadamente por falta de tiempo no la pudimos visitar.

Llegamos a Bagnères de Luchon in-extremis: Clara, nuestra campeona de 5 meses, quiere salir del maxicossi sí o sí, y se lo merece con creces. Sin criterio alguno nos metemos en el camping Beauregard, a la salida del pueblo en dirección a la Vallée du Lys. El camping resulta ser caro (en relación a los precios franceses), con instalaciones un poco viejas y nos cobraron la peque, cosa nada habitual en los campings en niños menores de 1 año. No nos gustó, así que,... dormimos pensando en largarse al día siguiente. Y así fue.




Día 2  (Bagnères de Luchon - Arreau)                   129,8km                             02-08-11

Noche tranquila: nada de lluvia, nada de viento,.... Temprano escuchamos el claxon del panadero que, con su furgoneta, vende pan, cruasanes i demás bollería a los campistas más madrugadores. Compramos 3 cruasanes para festejar el inicio de las vacaciones. Pau, nuestro pequeño, no deja de saludar al panadero cada vez que toca el claxon - a eso llamo educación.



Recogemos y emprendemos la marcha pasando de puntillas por Bagneres de Luchon. Parece un lugar agradable a juzgar por lo que vemos fugazmente al pasar por sus calles. Quizá en otra ocasión nos quedemos más tiempo pero ahora tenemos otro objetivo: poner rumbo al primer puerto de montaña que queremos visitar, subiremos al Col de Peyresourde. El puerto en si tiene poca cosa, lo más impresionante son las vistas que se divisan desde arriba, y para poderlas disfrutar mejor, nos acercamos a la cercana estación de esquí de Peysourde donde hacemos la primera parada del día.





Retomamos la marcha y paramos en Arreau, ya en el Vallée de Aure, para comer y visitar el pueblo, aunque no nos alejamos del centro, donde hay una pequeña atracción de feria que hipnotiza a nuestro peque como por arte de magia. Este pequeño pueblo, situado a igual distancia entre el Atlántico y el Mediterráneo, en la edad media representó un importante centro activo y poderoso que dominaba hasta cuatro valles. Más tarde, en el siglo XVI, adquirió riqueza gracias a las industrias textiles, y muestra de ello quedan importantes obras de arte como son la Casa Continua Pirineum, situada en el castillo de Nestes (actual oficina de información turística),  varias iglesias policromas como la de San Exupère o casas importantes como la Maison des Lys.



Dejamos Arreau para ir al cercano Col d'Aspin, otro de los puertos míticos del Tour. Nuestra intención es llegar arriba y parar a comer, pero por "exigencias del guión" (así es como nosotros llamamos a las situaciones condicionadas por los peques durante los viajes) nos vemos obligados a parar a escasos quilómetros de la cima, justo al lado de una granja sin apenas encanto pero con unas vistas que sí lo tenían.

Comemos, descansamos y revisamos los mapas para reevaluar la ruta del día de hoy. Decidimos que la mejor opción es invertir la tarde visitando la región del Massif de Néouvielle, aunque esto suponga deshacer parte del camino realizado por la mañana. Bajamos de nuevo a Arreau y de allí nos acercamos al pueblo de Fabian. Allí cogemos la D929, una carretera alucinantemente bonita, pero al mismo tiempo alucinantemente estrecha que nos lleva primero al Lac d'Orédon y luego al Lac de Cap de Long (donde, por cierto, se puede pernoctar con la furgo a la izquierda de la presa).

He de reconocer que, a pesar de la multitud de gente que encontramos (debido a que todas las oficinas de información turística colindantes te mandan aquí), me encantó especialmente esta zona, hasta el punto que no tardaré en regresar equipado para hacer alguna de estas míticas cimas. El ambiente de alta montaña se respira por doquier y los impresionantes Pic Long y Pic de Néouvielle se alzan como enormes gendarmes que vigilan el valle. ¡Impresionante!



Nos cargamos los peques y paseamos un poco por la zona. Ya en la furgo, nos tomamos un cappuccino "made in California" viendo como,  poco  a poco, el valle se va vaciando de turistas "de chanclas". Esto es un gustazo, y más lo hubiera sido si nos hubiéramos quedado a dormir aquí. Quizás en otra ocasión.



Bajamos de nuevo hasta Fabián y de allí volvemos a Arreau, parando en el Intermarché de Ancizán para cargar gasoil barato. Nos instalamos en Arreau, en su camping municipal que, como pasa con la mayoría de campings municipales franceses, no está nada mal.






Día 3  (Arreau - Luz St. Sauveur)                     61,2km                                          03-08-11

Sin perder mucho tiempo dejamos el camping de Arreau y empezamos de nuevo la subida al Col d'Aspin. El cielo está despejado pero, a medida que vamos subiendo, poco a poco la niebla nos va rodeando hasta el punto en que es tan espesa que tenemos que conducir con extrema precaución debido al tipo de carretera por la que circulamos y la cantidad de ciclistas tour-adictos que, como por arte de magia, van apareciendo a escasos metros del morro de la Cali. La situación tiene cierto parecido a un videojuego.

Llegamos a lo alto del Col d'Aspin rodeados de niebla y grandes dudas de cómo es el paisaje que supuestamente nos rodea. Quizá en otra ocasión lo lleguemos a ver pero está claro que hoy no es el día.







Seguimos por la D918 hasta Sainte Marie de Campan. En el pueblo no hay más que cuatro tiendas, cuatro casas ajardinadas y la iglesia (de la cual no os perdáis el carro mortuorio que hay allí). Sainte Marie de Campan es conocido por ser el punto de partida del puerto de montaña más mítico del Tour: el Col du Tourmalet, que transcurre a lo largo de toda la Vallée de Campan. Son 17km de subida con pendientes continuadas que en muchas ocasiones superan el 10% y que, sin piedad alguna, hacen sudar a los ilusionados ciclistas que llevan a cabo esta hazaña con el fin de guardarla en su baúl de recuerdos.

La carretera es una pasada, transcurre por frondosos bosques y muchos cursos de agua. Ascendemos con un poco de niebla, aunque en esta ocasión y a diferencia del Col d'Aspin, le da un punto mágico al paisaje que agradecemos. Sin enterarnos, llegamos al pueblo de La Mongie - un pedazo complejo de hoteles y más hoteles orientado básicamente al turismo de esquí, aunque, por lo que vemos, en verano tampoco se queda corto. Hay tantos coches buscando aparcamiento que incluso se llegan a generar pequeñas retenciones en las entradas a párquines públicos.

De La Mongie sale el teleférico que sube al Pic du Midi de Bigorre, una de las cimas más altas de la zona (2.877m) desde donde se disfruta de una magnífica panorámica de 360º. El Pic du Midi, antaño reservado a astrónomos y científicos, ahora es accesible para todo el mundo pagando una módica cantidad que no es moco de pavo. El teleférico tiene dos secciones. La primera te sube hasta el Taoulet, a 2.300m, mientras que la segunda sección ya te sube a arriba del todo con la peculiaridad de que en este segundo tramo no hay ni una sola pilona de sustentación; vaya, que son 2.550 metros de cable sin apoyo alguno.

Otra peculiaridad del Pic du Midi es que desde él se fotografió la luna antes del lanzamiento del Apolo II para explorar las posibles zonas de aterrizaje. Eso le da un plus añadido a la subida aunque ni siquiera llegues a ver la Luna. Descartamos subir debido a que está todo nublado a partir de los 2.000m. pero nos juramos volver otro día.

Curva tras curva, llegamos a lo alto del Col du Tourmalet. Otra vez todo cubierto de niebla. Con estas condiciones no es que nos parezca un lugar con mucho encanto.





Está todo lleno de turistas, curiosamente más turistas que ciclistas, hay una pequeña tienda de suvenires, la famosa escultura de Le Géant du Tourmalet (hay que decir que los únicos que se montaron encima de ella fueron españoles... ¡hay que ver la imagen damos!), también hay una bar-restaurant y, para más inri, ronda un tipo en plan "cowboy" armado con una cámara haciendo fotos a todo elemento que llega allí montado en una bici para venderle, a posteriori, la foto a precio de oro. Demasiado turístico para mi gusto, aunque no se puede esperar menos de un auténtico lugar de pelegrinaje.







Bajamos hacia Luz Saint Sauveur, y de cabeza nos instalamos en el Camping Toy (tenemos buenas referencias de él y está en medio del pueblo - con las ventajas que esto supone). Una vez instalados en la parcela 2, que en mi opinión una de las mejores ya que está a nivel y cerca de todo, damos un paseo por el pueblo, hacemos unas compras necesarias y, como buenos heladoadictos, nos comemos un helado en una terraza próxima al camping mientras un grupo de rock toca versiones de los Rolling Stones y Pink Floyd. El peque vuelve a quedar hipnotizado por un carrusel que hace girar a un caballo al que le falta una pata (menudo "hándicap" para la mente de Pau - a día de hoy todavía pregunta por qué ese caballo no tenía pata). Mientras, Clara, cansada de una jornada larga para ella, se queda frita en nuestros brazos. Es hora de irse a la cama.






Día 4  (Luz St. Sauveur - Gavarnie - Luz St. Sauveur)            86,2km                          04-08-11

Decidimos dejar la Base 2 Seconds montada y pasar más de una noche en Luz St.Sauveur ya que por la zona hay mucho que ver y este camping no nos parece nada mal. Se agradece, por ejemplo, que tengan una pequeña bañera para recién nacidos ya que, os aseguro que meterse en una ducha (de escasos 2 metros cuadrados) con una peque de 5 meses a la que hay que desvestir, lavar, secar y vestir de nuevo, es un auténtico proyecto de logística.
En eso de viajar con la camper nosotros somos más bien nómadas y no acostumbramos a repetir lugar de pernocta, pero también es verdad que con dos renacuajos eso te da "cierta" tranquilidad, sobre todo por las tardes.

Desayunamos e intentamos ser lo más rápidos posible en dejar el camping y salir en dirección Gavarnie. Llegar temprano a Gavarnie te asegura encontrar parquin y evitar la mega-masificación de turistas que cada día se congregan allí para acercarse a los pies de la gran cascada, una de las más altas de Europa con una caída vertical de más de 400 metros.

Cogemos la D921 que nos lleva directos a Gavarnie pasando primero por el Pont de Napoléon (en donde algunos valientes se lanzan en puenting) y luego por el bonito pueblo de Gèdre. La carretera nos ofrece magníficas vistas de la cara norte del Taillón y parte oeste del macizo del Monte Perdido.



Al llegar a Gavarnie pagamos religiosamente los 4 euros de peaje, nos cargamos los peques y emprendemos camino al circo glacial.



Nuevamente, y debido a las "exigencias del guión", la madre se queda a medio camino con los dos peques para darles de comer. Yo me acerco a la base de la cascada en modalidad sky-running (haciendo literalmente eslalon entre centenares de turistas). Fotos de rigor y regreso sin perder ni un segundo. El sol aprieta.

El circo glacial de Gavarnie es impresionante, aunque en mi opinión la cantidad de gente, los burro-taxis y ese Hotel du Circ lo desvirtúa en un 60%. Lo que sí es realmente espectacular es la cascada: 423 metros de caída vertical permanente y de bloque segmentado en dos tramos. El agua cae con tal fuerza que se vaporiza y crea curiosas nubes en su base. Allí se crea un microclima con una temperatura unos 10ºC inferior a la temperatura ambiente, cosa que en verano se agradece.















Aprovechando que el día está genial, regresamos de nuevo al Col du Tourmalet para ver la magnitud del paisaje y también para acercarnos de nuevo a la Mongie con el objetivo de coger el teleférico que sube al Pic du Midi de Bigorre. Contemplar la panorámica desde su cima en un día como hoy suponemos que no debe tener desperdicio. 

En cuanto al Col du Tourmalet y lo que vemos desde allí ninguna objeción, simplemente es alucinante, pero referente al Pic du Midi, pues que deciros, no pudimos subir debido a que no permiten la entrada al teleférico a menores de 3 años (cosa que desconocíamos) y eso se debe a las diferencias de presión que se alcanzan durante la subida y que pueden afectar el oído interno de los más pequeños. Nuestro gozo en un pozo, aunque un buen helado nos hizo olvidar rápido el sabor agridulce que nos dejó el llegar allí y quedarnos sin subir.





A media tarde regresamos a Luz Saint Sauveur, dejando para otra ocasión (a mucho pesar nuestro) la visita al cercano Cirque de Troumouse. El día no da para tanto. Al llegar a Luz rellenamos la despensa de la Cali en un pequeño y curioso Carrefour "de Montagne" y aprovechamos para comprar una pizza y probar el experimento de hacerla en una sartén en los fogones de la Cali a fuego muuuuy lento. Y ¡vaya si funciona el invento! Nos pegamos una cena de fiesta mayor en toda regla. ¡Esto es vida!





Trencalòs

Septiembre 04, 2011, 15:10:33 pm #1 Ultima modificación: Septiembre 05, 2011, 22:20:06 pm por Trencalòs
 :)




Día 5  (Luz St. Sauveur - P. d'Espagne - Lourdes - Luz St. S.)             100,4km                    05-08-11

El objetivo de hoy es visitar el Pont d'Espagne, en el Val de Jéret, y por la tarde acercarnos a Lourdes para ver si está igual cómo lo dejé cuando vine con los de 6º de EGB hace ya unos cuantos (demasiados) años.

En la oficina de turismo de Luz (situada en la plaza del carrusel), leemos la "météo" para hoy. No pinta muy bien pero, por lo que llevamos observando estos días, hay que leerla un poco en diagonal ya que en estos valles viene condicionada por demasiados factores. En principio la previsión es de lluvias generalizadas, aunque de momento el cielo está completamente despejado.

A las 10h dejamos el camping y en menos de una hora nos plantamos en el parquin de peaje del Pont d'Espagne. Te ponen unos precios que casi te invitan a pasar allí todo el día (15min: gratuito; 1h: 3eur.; todo el día: 5,5eur.).

La carretera que sube de Cauterets al Pont d'Espagne no tiene desperdicio y paramos en más de una ocasión para disfrutar de enormes cascadas. Una de las más conocidas es la Cascade du Lutour, aunque, en mi opinión, son mucho más espectaculares las que encuentras un poco más arriba, justo antes de llegar al parquin.

Curioso fue (y no me preguntéis porqué) que al ver estos parajes me vinieron a la cabeza algunos fotogramas de la película "Acorralado" - juzgad vosotros mismos.



En el Pont d'Espagne cogemos el pequeño teleférico que nos lleva a los prados más cercanos. Una vez arriba nos dimos cuenta que lo podríamos haber hecho a pie tranquilamente, pero bueno, tampoco estuvo mal eso de subirse al teleférico. El cielo sigue despejado; a saber en qué pensaban los meteorólogos al escribir la predicción. La verdad es que se está de narices. Jugamos con los peques y aprovechamos para tumbarnos en los extensos prados alpinos, de esos que parece como si los cuidasen a base de pasar periódicamente un cortacésped. Regresamos a la Cali, comemos y, sin demora, ponemos rumbo a Lourdes.







Llegamos a Lourdes por la D821, una autovía de esas que te dejan claro que te acercas a un lugar de cierta relevancia turística. Al entrar a Lourdes encontramos un poco de caos circulatorio y es casi imposible aparcar sin tener que pasar por caja a razón de 2eur. la hora y media. Sólo hay zonas libres de pago cerca de la estación de trenes y de autobuses pero ese día estaba todo lleno (esta vez no hubo milagro para nosotros).

Aparcamos en zona azul y siguiendo la intuición - aunque lo que seguimos principalmente fueron los ríos de turistas, monjas, sacerdotes, voluntarios y demás feligreses que caminan todos en una misma dirección - llegamos a la famosa basílica de Nuestra Señora de Lourdes con la cueva en su base.

Si una cosa nos sorprendió fue la cantidad de tiendas y grandes almacenes de temática religiosa que hay por las calles. Sorprende la exuberancia comercial rayando lo chabacano y la cantidad y variedad de suvenires (botellas de plástico en forma de Virgen para llenarlas de agua bendita, velas, crucifijos, bolas de cristal con nieve, monederos,...) la mayoría de los cuales no han variado su diseño en más de 30 años.

Y otra cosa curiosa es que, a juzgar por los nombres de las tiendas, parece que estemos en medio del Vaticano (ej. Magasin de Milan, Negozio Italiano, Almacenes Pius XII,...).
























Después de dar un largo y tendido paseo, nos subimos a la Cali para regresar a Luz. A los tres minutos se puso a llover como nunca había visto, hasta tal punto que me pegué un susto de muerte cuando, circulando (con extrema precaución) por la autovía D821, la Cali hizo un aqua-planning digno de libro de autoescuela con el que se movieron las 2,5 toneladas como si de una pluma se tratase. Cayó en pocos minutos toda el agua que, según la previsión meteorológica, tenía que caer en un día entero.

Ya en Luz Saint Sauveur, justo en el momento de cruzar el arco de entrada al camping, dejó de llover. A eso yo le llamo suerte. Cenamos, planificamos el día de mañana y nos fuimos a la cama.




Día 6  (Luz St. Sauveur - Laruns  - Fabrèges - Luz St. S.)             183,9km                    06-08-11

Los planes para hoy son un poco más atrevidos. Queremos acercarnos al Pic du Midi d'Ossau yendo por la D918 que pasa por los míticos Col du Soulor y Col d'Aubisque. Dudamos de si dejar el camping donde estamos y desplazarnos un valle más al oeste o si, por el contrario, regresar de nuevo a Luz al final del día. Si regresamos a Luz, en base a los cálculos que hacemos, nos salen bastantes quilómetros por carreteras y puertos de montaña y para los peques no es que sea la opción óptima. A favor, ganaríamos quilómetros del viaje de regreso a casa y además nos olvidamos de buscar e instalarnos en un nuevo camping. Al final la balanza se inclina por esta segunda opción; cruzamos los dedos...

Pasamos de puntillas por Argelès Gazost, no sin perdernos un caos circulatorio del copón propiciado por ser día de mercado. Cogemos la D918, y allí quedé enamorado. Es quizá la carretera más bonita e impresionante por la que hemos pasado. El Col du Soulor es alucinante.









Y si llegar al de Soulor es alucinante, llegar el Col d'Aubisque es ya la releche. La carretera que comunica un puerto con el otro está literalmente empotrada a la montaña (atención a las auto caravanas ya que no les está permitido el paso). Se pasan algunos pequeños túneles excavados en la roca y se culmina la ascensión rodeado de prados alpinos y paisajes de ensueño. Al llegar al Col d'Aubisque, unas bicicletas a escala liliputiense te dan la bienvenida en honor a la carrera ciclista más importante del mundo. Simplemente impresionante. Al menos a nosotros nos gustó mucho.









Nos quedamos a comer en el Col d'Aubisque rodeados por una manada de yeguas y potrillos extremadamente mansos que se rascaban el cuello con los retrovisores de los vehículos haciendo que se plegara más de uno. Los peques se ríen viendo la situación, y no es para menos.





Como que el viento le pega cada vez más y más fuerte, y además nos apetece salir un poquitín de la Cali, nos regalamos un "café au lait" en la cafetería que hay allí mismo. Mientras, nuestro campeón hace incontables ires y venires a la tienda de suvenires para ver salir el pájaro en un reloj de cuco que está allí en venta. Como os podéis imaginar, el café duró más de una hora.





Superado el trauma de no volver a ver al cuco, bajamos hasta Laruns y sin entrar en el pueblo nos dirigimos a Fabrèges, punto de partida del telecabina que sube a la estación del Petit Train d'Artouste, un trenecillo que realiza un recorrido circular a más de 2.000 metros de altura y que te permite disfrutar de las vistas del Pic du Midi d'Ossau. Lamentablemente, y como ya nos imaginábamos, tampoco está permitido subir a la pequeña, con lo cual cambiamos de planes: Clara y su madre se quedan abajo, y Pau y yo subimos al teleférico con el fin de ver la vista, sacar fotos y volver a bajar.





El tren lo dejamos para otra ocasión por varios motivos: no estamos todos, el trayecto dura más de dos horas y el tiempo se va poniendo cada vez peor.





El paisaje que se ve desde arriba es alucinante. El Pic du Midi d'Ossau, imponente, agujerea literalmente las nubes de color plomo que cubren todo el cielo. Me queda en el tintero subir algún día allí arriba.



Pensando en el regreso a Luz (aprox. de 2 horas), sacamos unas fotos y bajamos sin perder mucho tiempo. Una vez en Fabrères, ponemos rumbo a Luz Saint Sauveur pero esta vez obligando al GPS a pasar por la D35, una carretera al parecer más rápida y que nos ahorra la subida a los Col du Soulor y Abisque. El GPS da diferencias de tiempo mínimas entre una y otra ruta pero está claro que por esta carretera hay muchas menos curvas y más posibilidades de parar si las "exigencias del guión" lo requieren.

Regresar a Luz por esta vía es sin duda más relajado pero menos bonito. Curiosamente se tarda un poquitín menos de tiempo aun haciéndose más quilómetros. Por desgracia, a escasos 7km del camping sucede un aparatoso accidente justo enfrente de nosotros con heridos graves. Quedamos atrapados en la carretera durante más de dos horas mientras bomberos y personal sanitario sacan a los heridos y retiran el vehículo.

Al llegar a Luz, cansados de la vuelta, compramos una "pizza à emporter" en la pizzería Le Napoli, justo a las puertas del camping. Cuando ya definitivamente entramos al camping, ¡sorpresa!, la Base 2 Seconds (con todo su contenido) está prácticamente tumbada y se aguanta únicamente por una piqueta. ¡La mar! El viento huracanado de hoy la ha levantado, tumbado y torcido, y no ha salido volando de puro milagro. Menuda prueba de fuego para la tienda. Ya sin más sustos, cenamos y nos retiramos a dormir.




Día 7  (Luz St. Sauveur - Argelès Gazost  - Carcassonne - Girona)          512,0km           07-08-11

Hoy emprendemos el regreso a casa. Desayunamos mientras en la parcela de al lado una pareja de franceses se instalan con una T4 camper "distinta", y una rareza de esta índole para mí tiene suficiente interés como para dejar enfriar el café.



Dejamos definitivamente el camping y pasamos la mañana en el Parc Animalier de Argelès Gazost, una especie de zoológico de animales autóctonos donde se puede contemplar a escasos metros marmotas (a las que se les puede dar de comer), lobos, nutrias e incluso 3 ejemplares de oso pardo.









También hay un pequeño museo donde se pueden ver animales disecados con un elevado nivel de realismo.







Medio comemos en el parquin del zoo, cargamos gasoil en un Lecrec cercano a Lourdes y ponemos rumbo a casa. Hacemos una tirada larga y prácticamente sin interrupciones hasta llegar a Carcassonne, en donde paramos para visitar la Cité y descansar un poco. Aprovechamos para recorrer sus calles estrechas y los cientos de metros de muralla y acabamos sentados en una pequeña plaza donde merendamos los cuatro mientras reponemos fuerzas.







Subimos de nuevo a la Cali y avanzamos hasta llegar a la altura de Sigean, donde paramos durante una hora y media para cenar y cansar a los peques. Una vez dormidos... retomamos la marcha y cuando tocan las 00:00h cruzamos la puerta de casa.  ¡Qué bien!




DATOS DEL VIAJE

Días:  7   (del 1 al 8 de agosto de 2011)
Total quilómetros:  1.508,0 km
Velocidad media:  71,5 km/h
Cálculo consumo medio:  9,69 l/100km

Gasoil:   191,12 eur.  (146,11 litros)
Campings:  101,86 eur.
Autopistas:  60,50 eur.
Parkings:  12,10 eur.
Entradas:   44,00 eur.




;)

Alboka

Muy buena crónica, muy buen viaje y muy buenas fotos!!!! Si señor!!!  .palmas .palmas .palmas

Me la apunto para futuras escapadas a los piris!!!!

dorito

Muy bonita la crónica. Hay fotos muy guapas. Me ha encantado! ;D

AFRAGO

Fantàstic viatge, millors fotos
quina edat tenen les teves criatures?
;)

Trencalòs

Cita de: AFRAGONETA en Septiembre 04, 2011, 21:00:15 pm
Fantàstic viatge, millors fotos
quina edat tenen les teves criatures?
;)


Pues mira, el mayor tiene 3 años recién cumplidos, y la peque ahora tiene 6 meses.  Viajar con dos pequeños es fantástico, ... diferente y fantástico.

;)

helix

Buena crónica Trencalos!.
Creo que has sacado buenas posibilidades a la zona con los peques. ;)

Trencalòs

Cita de: helix en Septiembre 04, 2011, 22:22:52 pm
Buena crónica Trencalos!.
Creo que has sacado buenas posibilidades a la zona con los peques. ;)


¿Y vosotros al final qué hicisteis? ... Norte de Esp? ..... donde está esa crónica?!

;)

camioneta

un saludo. muy buen viaje y cojonudas las fotos , aunque al principio por la ropa pensé que la crónica era de semana santa  ( mucha chaqueta para ser agosto )       
para subir al tren de artouse también puedes subir a pie por un sendero sin peligro para el peque aunque un poco larga la cuesta para el mayor ( una hora ) el peque a la mochila , al final del recorrido del tren hay unos laguitos chulos para dar un paseo y pasar la tarde dando de comer a las marmotas que al peque seguro que le gusta . y a ultima hora bajarte , no tienes que subir y bajar en el mismo viaje . Todo si hace buen tiempo claro.

furgokangoo

Magnifica cronica !

Si señor ....

Me quito el sombrero......

.ereselmejor2
Soy de Barcelona ! Pero Huesca me encanta !

helix

Cita de: Trencalòs en Septiembre 04, 2011, 22:37:53 pm
¿Y vosotros al final qué hicisteis? ... Norte de Esp? ..... donde está esa crónica?!

;)


Nosotros estuvimos en Asturias. 900km le meti a pequeña...pobrecilla!. Fué un acierto, había buena combinación ciudad-pueblos-playas-montaña.
Por cierto, viendo tus fotos, nosotros tambien estrenamos la base seconds..y menos mal que la compramos...la verdad es que te da un desahogo importante, con tanto trasto, que si el potty, que si la bañera de la niña...que si el carro... vamos que da mucho juego!.
La cronica no la he ni empezao!
;)

origuli

yo hice algo similar pero al reves, empezando por irati, valle roncal, cauterets, gavarnie, puerto bujaruelo, ordesa, añisclo i al final aiguestortes...
vosotros pillaste muy muy buen dia en gavarnie joe, nosotros con niebla tres dias, suerte que un dia por la mañana rompio y se pudo subir a la brecha, por el puerto...
lo otro si pillamos buen tiempo en col du turmalet i el d'aspin... pero al final volvimos pal sur en busca de sol, y lo encontramos...
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡   JUNTOS    SOMOS   HURACÁN    !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

PrimusVW

Muy buena crónica y buenísimas fotos.

Gracias por compartirlas.
"¡Descender de los monos! Mi querida, espero que no sea así; pero si es así, esperemos que no se sepa." Obispo de Worcester (siglo XIX ) a su esposa.

ritanina

Te copiare este viaje, ya me viene ganas de hacerlo con mis dos peque´.
Gracias por compartirlo.

Trencalòs

Cita de: ritanina en Septiembre 05, 2011, 22:03:08 pm
Te copiare este viaje, ya me viene ganas de hacerlo con mis dos peque´.
Gracias por compartirlo.


Ánimo, que con dos peques se pueden hacer muuuuuchas cosas, más de las que la gente piensa.

Todo es echarle ilusión al tema.

;)