[CÓRCEGA] Navidades corsas al fresco (Dic. 2019 - Ene. 2020) [FINALIZADA]

Iniciado por AlvarA, Enero 11, 2020, 17:49:47 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

AlvarA

Navidades corsas (dic. 2019 - ene. 2020)



Presentación del viaje
Teníamos ganas de ir a Córcega desde hace años, es una de esas islas mediterráneas que no nos llaman en verano (por tanto turista) pero que queríamos visitar. Estuvimos visitando Sicilia unas Navidades hará ya unos diez años y nos gustó mucho.
Córcega es muy montañosa, lo cual nos permite caminatas bonitas, pero también es una isla con mucha historia que nos la cuentan sus torres Genovesas, sus pequeños pueblos y sus ciudades. Además no se encuentra masificada: no hay grandes complejos hoteleros, por lo que da una sensación todavía de isla por explorar (al menos en estas fechas).

Este era el primer viaje "largo" con nuestra nueva furgo, así que teníamos ilusión por partida doble. Fuimos con las ruedas de invierno (como recomendaba Furgoxo) y creo que fue un acierto, porque en estas fechas no sabes lo que te puedes encontrar en el centro de la isla.

Vamos a intentar dar los datos que nos parecen más útiles ya que los comentarios genéricos sobre los lugares visitados se pueden encontrar en cualquier guía de viajes.


Agradecimientos
Agradecer enormemente a Furgoxo por su magnífica crónica invernal de hace 5 años; y a todos los que habéis colaborado con FPs en el mapa.


Impresiones
Ir en invierno a Córcega tiene sus puntos buenos y malos, dejamos nuestro resumen de las impresiones que nos ha causado el viaje.
A favor:
- Toda la isla es para los locales y para ti (y tu furgo): cero turismo.
- El clima es Mediterráneo (suave), aunque refresca más de lo que pensábamos (en especial por la noche).
- Todos los parkings son gratuitos y las barreras están quitadas.
- Puedes comprar en las tiendas de los locales, pues todas las demás están cerradas.
- Ver las playas vírgenes: sin chiringuitos, ni tumbonas.
- Ver nieve en las montañas.
- Puedes pernoctar donde quieras, pese a las múltiples prohibiciones (en estas fechas el turismo no es un problema).

En contra:
- Hay muy pocas horas de luz, con lo que toca madrugar y acostarse pronto para aprovechar el día.
- Las playas dan ganas de bañarse... hasta que te das cuenta de que es MUY invierno. Algún valiente sí que vimos.
- Casi todo está cerrado: atracciones turísticas, museos, restaurantes...
- Sólo un camping abierto en toda la isla.

Resumen: yo si pudiera iría en marzo, con días más largos y mejor temperatura. Pero entre  verano e invierno, sin duda: invierno. Te permite disfrutar la isla de un modo más auténtico.


Preparación
Carta verde del vehículo, DNIs y tarjetas sanitarias europeas. En la furgo llevamos el bidón de agua de 20L cargado porque allí no hay campings abiertos en estas fechas.


Resumen
3300 km.
254 € gasoil.
7.1 L/km.
287 € ferry.
22 € pernoctas.


Pernoctas
9 noches en Córcega, solamente una ha sido en camping. Aprovechamos el día que fuimos a Ajaccio para ducharnos en una piscina pública.


Ferrys
El ferry lo compramos a primeros de diciembre con Corsica Linea (la opción más barata según aferry.com). Es un viaje de entre 10 y 13 horas, a nosotros no se nos hizo largo puesto que la noche se pasa bien en el barco.


Conducción y estado de las carreteras
Increíble la cantidad de curvas que tienen las carreteras de la isla, ya nos lo imaginábamos pero... ¿tantas? Una barbaridad .panico
Esto quiere decir que la velocidad media es de unos 30kms/h. Además todo el rato es subir puerto y bajar puerto... eso sí: ¡qué paisajes!  .fotografo
Para que quede reflejado el tema del sube y baja, en cada día he indicado el kilometraje y la altitud acumulada.
Hay que prestar bastante atención a los animales domésticos que campan a sus anchas por las carreteras corsas: vacas, cabras, cerdos... Es agradable verlos comiendo por las cunetas o descansando en medio de la carretera como si fuera su granja, pero es peligroso en ocasiones.
Además, a primeros de diciembre hubo lluvias torrenciales en Córcega que dejaron los caminos y pistas sin asfaltar en un estado muy lamentable: menos mal que no nos pilló a nosotros aquel temporal  .panico
Conclusión: despacito y buena letra, disfrutando el paisaje.


Precio de la vida
Hay pocos comercios abiertos en estas fechas, tal vez el 15% de todos los de la isla. En general los precios son algo más caros que Francia (continental), pero tampoco mucho más. Hay bastantes supermercados, pero hay muchas panaderías cerradas (por ejemplo). Así que conviene comprar cuando se encuentre un comercio, que nunca sabes qué habrá abierto más adelante.


Clima
Hemos pasado más frío del que pensábamos: las pernoctas han sido entre 4ºC y 8ºC. Durante el día la temperatura subía hasta los 12ºC ó 15ºC, dependiendo de si andábamos en la costa o en las montañas del interior. No nos ha llovido ni un sólo día y el cielo ha estado muy despejado, en general.


Precios gasoil
El gasoil está entre 1.5 y 1.6 €/L y hay bastantes gasolineras por toda la isla (y estas sí que estaban en su mayoría abiertas).


Bibliografía utilizada
Lonely Planet Córcega.
Crónica de Furgoxo.


Mapas
Mapa de carreteras de Córcega (ed. Michelín) a escala 1/150.000. Además hemos usado Google Maps en algunas ocasiones para la búsqueda de Furgoperfectos o lugares de interés.


Comida
Muy pocos restaurantes abiertos, tan sólo en las grandes ciudades/pueblos. Lo mismo ocurre con los bares/cafeterías, que no era fácil encontrar dónde tomarse un café.


Mapa general
La idea del viaje era ver toda la isla: tanto el interior como la costa. Como el ferry nos dejaba en el oeste y luego nos íbamos desde el este, hemos recorrido la isla en el sentido contrario a las agujas del reloj. A continuación muestro el mapa (general), aunque en la crónica se detallará mucho más en los mapas por zonas.


AlvarA

Enero 11, 2020, 17:52:14 pm #1 Ultima modificación: Enero 22, 2020, 22:38:35 pm por AlvarA
Día 1: Burgos -> Lannemezan (450 kms)
Es Navidad, comemos con la familia y tras los polvorones ponemos rumbo a Francia. La idea era avanzar todo lo posible para ir tranquilos al día siguiente hasta Marsella, donde embarcábamos a las 18:30.
Fuimos por autovía/autopista hasta Francia, llenado de tanque antes de la frontera, y paramos a dormir en Lannemezan: en el centro del pueblo en un parking muy grande (Parking du château - 43°07'35.6"N 0°22'59.3"E).


Día 2: Lannemezan -> Marsella (520 kms) -(ferry)-> L'Île-Rousse
Nos despertamos antes de que amaneciese y ponemos rumbo hasta Marsella, como íbamos con tiempo nos salimos de la autopista por Arlés y fuimos por autovía/nacional por Martigues hasta llegar a Francia. Comimos de camino, llenamos el tanque antes de ir al puerto (en Córcega es más caro el combustible) y a las 17.00 estábamos ya en el puerto de Marsella en la cola para embarcar.
El embarque lo hicimos a la hora y a las 18.30 ya estábamos saliendo de puerto. Fue curioso, nos cachearon al subir al barco y ¡no nos dejaron meter ni un cuchillo para cortar el pan! Supongo que medidas antiterroristas  .loco2
La travesía duraba toda la noche, así que: lectura (guía de viajes), planificación de ruta con el mapa, cena y a dormir (en butaca que no cogimos camarote).


La Balagne



Día 3: L'Île-Rousse -> Calvi (120kms, 2000m desniv.)
Llegamos antes de que amaneciese al puerto de L'Île-Rousse y desembarcamos de los primeros. Decidimos ir a desayunar a la playa de Losari mientras va desperezándose el sol y comenzamos a ver la silueta de la isla: sus montañas y sus pueblos colgados por las laderas.



La ruta de hoy era visitar los pueblos de la Balagne. Se trata de unos pueblos de construcción tradicional de piedra muy bonitos colgados por las montañas. El primero es Belgodere, aparcamos junto a la Poste (en el centro) y recorremos sus desérticas calles. El pueblo nos gusta, con sus callejuelas y su tranquilidad; antes de irnos compramos pan en la Boulangerie y ponemos rumbo a las montañas del interior por la D963 hasta que la carretera acaba en un parking junto al río y a la sombra de altas cumbres (Selva de Tartagine, que debe su nombre al río Tartagine). Desde ese parking hay varias sendas de alta montaña, las cuales eran demasiado para nosotros, así que para hacernos una idea del paraje nos hacemos una ruta circular de hora y media bien marcada y con paneles informativos por ella. Una ruta más atractiva es la que baja todo el río hasta el pueblo de Mausoleo, pero sin dos coches exigiría ir y volver por el mismo camino (y serían muchas horas).









Tras el agradable paseo ponemos rumbo a Speloncato, para lo cual toca volver por la carretera D963 hasta Pioggiola, y allí coger la D63 hacia el Col de Bataille. La pena que se echa la niebla y nos roba las vistas desde lo alto del puerto. Bajamos hasta Speloncato y comemos antes de llegar.

Speloncato es otro pequeño pueblo, tal vez menos atractivo que Belgodere, pero en una ubicación quizás más bonita. Damos un paseo, tomamos un café en el bar del pueblo y ponemos rumbo a St Antonino.















St Antonino es un pueblo precioso en un pequeño monte, con las calles en círculos adaptándose a la orografía. La pena es que es tan turístico que si no hay turistas no hay vida. En los anteriores habíamos visto que había gente local (no mucha, tampoco exageremos), pero en este se notaba que todas las casas eran para alojar turistas por lo que nos dio pena pensar en cómo el turismo hace desaparecer la vida de algunos pueblos hasta este extremo   :'( 
Recorremos las calles, nos asomamos a sus miradores y vemos cómo el sol va bajando entre las nieblas de las montañas hacia el mar. En estas fechas el parking del pueblo es gratuito (donde hay un WC abierto y limpio).







Avanzamos un poquito más hasta Pigna, un pequeño pueblo de artesanos. Aparcamos en el parking y damos un paseo entre sus calles, entrando a las pocas tiendas de artesanía que estaban abiertas. La verdad que nos gustó bastante pese a lo desolado que estaba.







Ya con el sol tras el horizonte ponemos rumbo a Calvi, pasamos por Corbara pero no paramos, y seguimos por la carretera de costa. Llegamos ya de noche y aparcamos. Calvi estaba bastante animado, en especial la plaza principal con la pista de patinaje sobre hielo y las casetas navideñas. Dimos una vuelta por la ciudadela, la cual estaba tenebrosa con la poca luz de las farolas. No obstante nos gustó, se puede uno imaginar cómo era vivir en la ciudadela cuando los Genoveses gobernaban Córcega.





Tras unos buenos paseos (comprar pan y unas postales) nos vamos al lugar de pernocta. Pensamos en ir hacia el faro de La Revellata, pero de noche el camino de tierra y piedras no parecía apto para turismos no 4x4. Así que acabamos subiendo al antiguo FP de Notre Dame de la Serra (ya no lo es por las señales). No obstante, en estas fechas no hicimos caso a las señales de prohibido ACs. Pasamos una noche la mar de tranquilos bajo los pinos.


Oeste



Día 4: Calvi -> Piana (95kms, 1200m desniv.)
Tras desayunar subimos hasta la iglesia para ver las vistas: ¡y vaya vistas! La preciosa bahía de Calvi con la ciudadela defendiéndola.





Ponemos rumbo al sur, hacia el Col de la Croix por la D81B (la que va por la costa). Es una estrecha carretera aferrada al acantilado con unas vistas muy bonitas. Paramos en Argentella, en la antigua mina que aparecía en la guía (una decepción, solo había ruinas de los antiguos almacenes).

Seguimos lentamente por la D81 hasta el puerto desde el que sale una agradable ruta de 3-4 horas hasta el pueblo de Girolata. Es una ruta bonita, pero el pueblo de Girolata al que se llega al final nos decepcionó un poco: muy fotogénico, pero nada que ver en él (ni tan siquiera se puede acceder cerca de la torre). Todos los chiringuitos de la playa estaban cerrados y había una paz agradable en el puerto/playa. Comemos lo que nos habíamos llevado junto al mar al sol y emprendemos el regreso. La única pega de esta ruta es que al inicio es bajada (una cuesta de 270m de desnivel), por lo que el grueso de subida te lo haces a la vuelta ya algo cansado. Total: 10kms y 600m desnivel acumulado.











Llegamos a la furgo y nos acercamos a Porto. El pueblo solo tiene la torre Genovesa interesante que domina el puerto (estaba cerrada, pero puedes caminar junto a ella y rodearla). El sol ya había bajado, así que compramos algo de comida en el Spar de Porto y nos vamos a pasar la noche a la playa de Ficajola (FP) (bajo Piana).
El cielo estaba completamente estrellado en este rinconcito de Córcega: espectacular.








Día 5: Piana -> Ajaccio (150kms, 3000m desniv.)
Pasamos una noche muy tranquilos junto a una mini-camper francesa que llegó más tarde. Tras desayunar bajamos a ver la bonita playa y luego nos acercamos en furgo hasta Piana a ver el pueblo. Piana nos pareció que no tenía ningún encanto, tras haber visto los pueblos de La Balagne, nos pareció que este pueblo es totalmente prescindible. Hay un Spar abierto un poco más grande que el de Porto (más variedad), lo cual puede venir bien si vais en estas fechas.



Retrocedemos por la carretera que nos lleva a Porto y pasa por Las Calanques de Piana. Famosas formaciones de roca granítica rosa que emergen desde el mar y crean unos acantilados muy atractivos. Paramos en algún que otro sitio a sacar fotos y, finalmente, en la curva de donde salen varias rutas por el bosque de Las Calanques (junto a la formación del Perro, hay que echarle imaginación). Nosotros hicimos la ruta que te lleva hasta una explanada de roca llamada el Castillo. Es menos de una hora ida y vuelta y se tienen unas muy bonitas vistas de la costa y de Piana (que de lejos mejora .fotografo).









El sol va subiendo, aunque le cuesta, y vamos hasta Ota atravesando Porto por la D124. Ota es un pequeño pueblo encaramado a la montaña: con bonitas vistas. Pero el pueblo en sí tampoco tiene más. Seguimos la carretera (que ponía cortada) y avanzamos hasta llegar a cruzar el río. La carretera está en malas condiciones, parece que no la mantienen y se está desintegrando, pero llegamos bien hasta el puente donde comienza una ruta que lleva hasta Évisa por las gargantas de Spelunca.
La ruta es muy bonita, va por la antigua ruta de mulas que conectaba ambos pueblos al borde del desfiladero. Además tiene bastante sombra (por si vais en otras fechas). Llegar caminando hasta el puente genovés (desde donde arranca la subida al pueblo de Évisa) son sólo 1.5 kms (3kms ida y vuelta) y bastante llano. Esta ruta nos gustó mucho y no tiene ninguna dificultad.





De vuelta en la furgoneta intentamos coger la D84 siguiendo la carretera en mal estado, sin tener que volver hasta Ota: imposible. Una piedra bastante grande corta el paso en medio de la carretera y nos hace entender por qué ponía carretera cortada. Volvemos hasta Porto para poder coger la D84 y poner rumbo a Soccia. Subimos lentamente junto a las gargantas de Spelunca (impresionantes vistas), cogemos la D70 hacia Vico pasando por el Col de Sevi y luego ya seguimos carreteras sin nombre hasta Soccia. Todo este recorrido ofrece preciosas vistas.







Atravesamos Soccia hasta el parking de donde empieza la subida al lago de Creno. Comemos, bastante tarde se nos había hecho, en el parking con buenas vistas y un sol agradable. No obstante la altitud se nota y el viento era fresco. Tras la comida iniciamos la subida al lago por una senda muy bien marcada. Son unos 4kms/250m desnivel (ida y vuelta), para no ir y volver por el mismo sitio se puede subir al Monte San Elíseo (como planteaba Furgoxo), pero el sol estaba ya cayendo cuando llegamos al lago y decidimos volver por el mismo camino que ya conocíamos. La ruta es sencilla y poco exigente, merece la pena. La puesta de sol volviendo hacia la furgo fue una de las mejores de todo el viaje (la foto del inicio de la crónica es de este día).











Llegamos a la furgo ya de noche, la temperatura había bajado bastante y decidimos avanzar camino, en vez de quedarnos a pasar la noche por esta zona. Pasamos por un camping en Vico que parecía estar abierto, pero nos dijeron que no. Así que por la D70, luego D81 llegamos a Ajaccio (una pena porque esta carretera tenía pinta de ser muy atractiva).

Atravesamos Ajaccio hasta la Pointe de la Parata para dormir: pero había tantas prohibiciones de pernocta que nos dio hasta miedo. Así que retrocedimos y aparcamos en uno de los parkings que hay junto a la carretera (al lado del mar frente a los hoteles) donde estaba otra furgo francesa pernoctando.

AlvarA

Enero 11, 2020, 17:53:48 pm #2 Ultima modificación: Enero 15, 2020, 22:29:15 pm por AlvarA
Sur



Día 6: Ajaccio -> Plage de Tonnara (165 kms, 1900 m desniv.)
Nos despertamos antes de que amanezca, como de costumbre, y vamos hasta el final de la carretera donde el día anterior no nos atrevimos a pernoctar. Aparcamos (gratis en estas fechas) y damos un paseo hasta el final del cabo. Desde allí se ven las Islas Sanguinarias, aunque nos parecen unos islotes grises y feos con bastante poco encanto.





Volvemos a la furgo y nos acercamos al centro de Ajaccio para hacer un poco de turismo. Aparcamos en zona azul junto a la terminal de ferries. Visitamos el centro, la ciudadela, compramos algo en alguna tienda y en un par de horas lo dejamos visto. Es una ciudad con su atractivo, nos gustó más de lo que esperábamos. Tras la visita nos vamos a las piscinas municipales a por una ducha. Hay dos piscinas, fuimos a las que están más lejos del centro y que habían renovado hace poco: Piscine des Salines (41°56'19.9"N 8°45'04.9"E), sus horarios son bastante extraños así que revisadlo antes de ir. ¡Entramos y nos dicen que ese día era gratis! No sabemos si por ser el último día que estaban abiertas ese año 2019 o por qué. El caso que nos dimos una agradable ducha que nos dejó como nuevos.







Salimos de Ajaccio en dirección a Sartène (al sur de Propriano). Paramos a comer junto a la playa de Portigliolo y, tras ello, llegamos a Sartène. Aparcamos en el centro del pueblo. Este pueblo, el más corso de entre los corsos (según la guía), es bonito: casas de piedras, callejas estrechas (en algunas ni tan siquiera se cabe de perfil), escaleras... Las calles bonitas son las que quedan tras la iglesia y el ayuntamiento, las más antiguas. Muy agradable el paseo y muy recomendable el pueblo. Además la plaza está muy animada con la pista de patinaje sobre hielo.

















Tras la visita ponemos rumbo al sur por la T40. Paramos a ver la puesta de sol en el mirador del León de Roccapina (hace falta imaginación por cierto). Pensamos en dormir en la playa del mismo nombre, pero el camino esta en muy malas condiciones y vemos que solamente suben vehículos 4x4. Así que no nos apetecía hacer esos 2kms por pista de noche y seguimos hacia el sur. Finalmente paramos a dormir en la playa de Tonnara.




Día 7: Plage de Tonnara -> Plage de Palombaggia (75 kms, 1000 m desniv.)
Durante la noche nos molestó un coche con la música a todo trapo de alguien que estaba alojado en una de las casas que hay junto a la playa. Por lo demás el sitio muy bonito y agradable. La playa es muy bonita, con agua transparente y arena gruesa de color rosáceo. Tras un paseo al amanecer ponemos rumbo a Bonifacio.







Aparcamos bajo la puerta principal de acceso a la ciudadela, aunque hay parkings más adelante y al fondo de la misma. Pero preferíamos entrar por la puerta principal y recorrerla caminando. Esta ciudad tiene mucho encanto, aunque la de turismo está cerrada, se puede entrar al bastión porque la puerta estaba abierta. La pega es que estaban arreglando las calles de media ciudad y estaba el pavimento levantado... lo que estropeaba mucho la vista. No obstante, la lengua de tierra en la que se haya la ciudad sobre ese mar azul intenso nos gustó mucho.
Tras ello, bajamos al puerto y lo recorremos, aunque estaba todo muy muerto en estas fechas.



















Después de patear bien Bonifacio y comprar pan nos acercamos por la costa hasta el faro de Pertusato. En el camino hay varios puntos desde los que se tiene una muy buena panorámica de los acantilados, de Bonifacio y de Cerdeña. Pensábamos que se podía llegar en coche hasta el faro, pero estaba cerrado con cadena así que no llegamos hasta él (se podría haber ido caminando).

Ponemos rumbo por la T10 hasta la playa de Rondinara: la primera carretera recta de toda la isla! Aunque el desvío a la playa de nuevo es por mala carretera y curva tras curva. La playa es preciosa: la mejor de toda la isla para nuestro punto de vista. Es una playa de arena blanca con forma de media luna sin construcciones en las inmediaciones. Comimos en la propia playa con unas vistas magníficas. Paseo y vuelta a la furgo.





Llegamos a Porto Vecchio, paramos en un centro comercial a por víveres (es 31 de diciembre y había que reponer víveres). Aparcamos luego en la propia ciudad (en el centro) y paseamos mientras cae el sol. No nos gustó mucho, hay pocas casas viejas con encanto y los vestigios de la antigua muralla son casi inapreciables. Luego bajamos en coche al puerto y dimos otro paseo, en el que tampoco apreciamos nada interesante. Desde nuestro punto de vista esta visita no merece la pena.







Luego vamos hasta la playa de Palombaggia donde pasamos la Nochevieja muy tranquilitos.


Día 8: Plage de Palombaggia -> Aléria (150 kms, 2000 m desniv.)
¡Feliz 2020! Salimos del pinar a la vez que el sol asoma por la playa. Ponemos rumbo a la "Alta Rocca", la zona montañosa al oeste de Porto Vecchio. La subida es constante, se pasa por el pantano que abastece a la citada ciudad y se llega a un parking amplio bajo pinos. Desde ahí sale la ruta que llega hasta la cascada de Piscia di Ghjaddu. Es un paseo agradable que se hace en unas dos horas (5kms). La cascada puede verse desde un mirador o bajar por entre las rocas hasta casi la base de la misma, desde donde se aprecia mucho mejor su esplendor.





Volvemos al coche y seguimos por la D368 hasta Zonza, donde cambiamos a la D268 hasta el Col di Bavella, con las agujas del mismo nombre tras el parking. En el parking hay una AC suiza que ha pasado la noche y algunos coches, bastantes más de los que cabría esperar para un día de Año Nuevo. Comemos al sol y nos ponemos en camino para llegar al Trou de la Bombe (6kms i/v y unas dos horas). La ruta es agradable y mayormente sombría hasta llegar a la zona rocosa del final. Ahí con un poco de habilidad se puede subir hasta un agujero en la roca provocado por la erosión y desde el que se tienen unas magníficas vistas de la costa. Fotos de rigor y vuelta.











Llegamos al parking y comenzamos la bajada con las agujas de Bavella a la izquierda asomando tras los pinos. Es una bajada pronunciada y bonita por las vistas de las agujas que ofrece. Seguimos bajando hasta llegar a la T10, donde ponemos rumbo al norte por la costa. Al anochecer pasamos Aléria y nos desviamos al camping de Riva Bella (el único abierto de toda la isla). Es un camping muy bonito, entre unas lagunas saladas y la costa. Aprovechamos para lavar platos y poner orden en la furgo.

AlvarA

Enero 11, 2020, 17:54:49 pm #3 Ultima modificación: Enero 19, 2020, 22:01:35 pm por AlvarA
Centro



Día 9: Aléria -> Corte (110 kms, 1600 m desniv.)
El camping está muy bien, con unas vistas espectaculares de las montañas y de la costa.
Organizamos la furgo y nos vamos, de camino paramos en la "granja" que tienen en el camping (llamas, burros, cerdos...) y les damos el pan duro que teníamos a las llamas: muy graciosa la experiencia  .palmas  .palmas





Pese a haber comprado cartuchos y tener al menos 20 en casa, se nos olvidó meterlos en la furgo y pusimos rumbo a Aleria a comprar uno en el Eclerc. Al ser día 2 no abrían por la mañana... así que vamos al de Ghisonaccia: cerrado  .loco2  Afortunadamente al lado había un Mr. Bricolage (similar al Leroy) y compramos un cartucho, bien caro por cierto.

Cogemos la D344 para subir hacia Ghisoni, a medio camino se atraviesa el desfiladero de l'Inzecca: muy bonito. Hacemos alguna parada, las zonas sombrías hay hielo en la carretera y es muy estrecha. Llegamos a Ghisoni y el pueblo no tiene nada, debió ser grande pero hoy en día no tiene ni panadería.





Volvemos al coche tras el paseo por Ghisoni y subimos el Col de Sorba por la D69. Acto seguido se baja el puerto para coger la T20. Allí bajamos hacia el sur hasta el Col de Vizzavona y aparcamos. Desde el puerto se puede coger un camino corto para llegar a las Cascades des Anglais, otra opción es subir a las cascadas siguiendo el curso del río desde el pueblo de Vizzavona. Llegamos a las cascadas y mi chica decidió volver al coche por donde habíamos venido, y yo volví por el río: quedamos en Vizzavona. Comemos junto a la estación de tren al sol.











Tras la comida volvemos a la T20 en dirección norte para llegar a Corte. Aparcamos tras cruzar el río, en la calle que sube. Corte fue capital de Córcega durante la década larga que fue país independiente. Es una ciudad con bastante encanto, deteriorada y vieja, pero con carácter y personalidad. La pena es que la ciudadela estaba cerrada por vacaciones y la mayor parte de establecimientos también. Nos gustó en esta ciudad la mezcla de decadencia y nacionalismo corso.











Se nos echa la noche caminando entre las calles empedradas, volvemos a la furgo y nos acercamos a un hipermercado Casino grande que hay a la entrada de la ciudad. Hacemos acopio de comida y cogemos la estrecha carretera D623 que se adentra en las gargantas de la Restonica. Casi nada más entrar la temperatura baja a 0ºC y la carretera brilla del hielo. Además hay muchísimos carteles de prohibición de pernocta, así que entre el frío y las prohibiciones volvimos a Corte a buscar sitio para dormir, acabamos en este parking (42°18'25.3"N 9°08'55.0"E) junto a la ciudadela muy tranquilos. Ya que estábamos en una ciudad, aprovechamos para cenar por ahí. Nos acercamos a un restaurante y pedimos pizza para llevar y cenar tan ricamente en la furgo tranquilitos.


Día 10: Corte -> Saint-Florent (105 kms, 1800 m desniv.)
Amanece nublado, gracias a eso la temperatura no bajó tanto como esperábamos. Ponemos rumbo a las gargantas de la Restonica, con luz no parecen tan tenebrosas. Vamos subiendo y la temperatura allí en el valle es muy baja. Un par de kilómetros antes de llegar empieza a aparecer la nieve/hielo, avanzamos sin problemas hasta casi el final: donde empieza a derrapar pese a las ruedas de invierno. La nieve es hielo puro y no hay quien avance ni con furgo ni con botas  .loco2 Nos toca ir marcha atrás un poco, dar la vuelta y aparcar en un claro sin nieve. Comentar que todavía no daba el sol, hacía -1ºC y no había nadie.

La idea era subir al lago de Melo, pero íbamos sin raquetas ni crampones. Debía haber nevado hacía muchas semanas, había poca nieve, pero la que había era hielo duro como la piedra. Avanzamos más o menos bien y con cuidado, pero a medida que sube el camino empieza a haber más hielo y sin crampones se hacía imposible subir con seguridad. Así que a 1km de llegar al lago nos damos la vuelta y disfrutamos de las vistas que merecen la pena. Para entonces ya había subido el sol por encima de las montañas y se estaba a gusto pese al frío. Nos cruzamos en la bajada con algún otro que subía: algunos bien preparados y otros con playeras, no llegarían lejos.









Subimos a la furgo un poco decepcionados por no haber podido subir. Bajamos la carretera, asusta pensar en cómo estará eso en verano con gente y lo estrecho que es. Seguimos dirección norte por la T20 y comemos de camino.



A la altura de Ponte Nuovo cogemos la D5 en dirección Lento, queríamos llegar por carreteras poco transitadas a Murato. Esta es una de las carreteras más estrechas que vimos, con buenas vistas y poco tráfico. Tras puertos y curvas y más curvas atravesamos Murato y aparcamos junto a San Michele de Murato. Una bonita iglesia de estilo Pisano.



Seguimos bajando y llegamos a Oletta, pequeño pueblo con las típicas casas de piedra colgando en la ladera. No es gran cosa, pero las vistas del Nebbio (esta zona de Córcega) son bonitas. Cae el sol mientras damos un paseo y seguimos en dirección St. Florent.





St-Florent es un pueblo con un puerto muy grande de barcos recreativos. El pueblo tiene poco de interés: un par de calles interesantes y una fortaleza. La temperatura era buena, al estar junto al mar. Finalmente vamos a la playa, al furgoperfecto de la playa. Había barrera (quitada por ser invierno) y señal de prohibición de pernocta. Dormimos tranquilos y solos allí.

AlvarA

Enero 11, 2020, 17:56:08 pm #4 Ultima modificación: Enero 22, 2020, 16:10:23 pm por AlvarA
Cap Corse



Día 11: Saint-Florent -> Barcaggio (85 kms, 1370 m desniv.)

Tras desayunar en el furgoperfecto ponemos rumbo de nuevo a Saint-Florent para ver la catedral del Nebbio, que está a 1km (aprox) del centro del pueblo por una carretera estrecha entre las casas. La catedral no es gran cosa, pero tampoco es fea.



Nos acercamos acto seguido a Patrimonio, un pueblo que de lejos tiene cierto encanto, pero que una vez te acercas no. Esta zona es famosa por el vino, así que hay bastantes bodegas (cerradas ahora). Volvemos a la costa para dar la vuelta al Cap Corse en el sentido de las agujas del reloj.



Toda esta costa es agreste y bonita, con la carretera D80 aferrándose al borde del acantilado y con pequeños pueblos y torres genovesas que surgen junto a ella. La primera parada fue Nonza, pequeño pueblo acurrucado bajo su torre y junto a una gran playa de arena negra. Paseamos por las calles empinadas y seguimos camino.











Seguimos avanzando y en Pino subimos hacia el Col de Santa Lucía para subir a la Torre de Séneca. Aparcamos en el col, junto a la iglesia (como decía la guía) y subimos caminando el resto hasta la torre. En realidad hay otro aparcamiento más arriba que te ahorra 30 minutos de camino. Las vistas desde la torre son bonitas de todo el norte del cabo.





Volvemos a la furgo, bajamos sobre nuestros pasos y llegamos a Port Centauri, un puerto/pueblo pequeño con bastantes restaurantes alrededor. Nos damos un paseo y volvemos a la furgoneta a comer junto al mar con las olas batiendo y el sol calentándonos la cara.





Después de comer subimos por la D35 y cogemos el pequeño desvío a Cannelle. Este pueblo no aparecía en la guía, sino en el mapa Michelin, y es muy bonito. No tiene turismo y se le ve muy auténtico. Situación privilegiada sobre el puerto y calles estrechas que se adaptan al terreno como pueden. Todo un descubrimiento.





Cogemos la D80 de nuevo, subimos al Col de la Serra y llegamos al Moulin Mattei, que domina el cabo y que ofrece unas vistas increíbles.





El sol va bajando y nosotros también, bajamos por la D153 hasta Tollare, donde paseamos por el diminuto pueblo/puerto. Y seguimos hasta Barcaggio, donde pasaríamos la noche. Allí cogemos el paseo de los aduaneros para acabar el día y llegamos hasta un poco antes del la torre d'Agnellu. En cuanto se pone el sol damos la vuelta para no volver de noche, aunque el último medio kilómetro por la playa hasta Barcaggio ya no se veía apenas. Dormimos en el furgoperfecto solos escuchando el sonido de las olas del mar.














Día 12: Barcaggio -> Bastia -> (50 kms, 550 m desniv.) -(ferry)-> Marsella

Nos despertamos y ponemos rumbo a Rogliano, en dirección Bastia (destino del día y de donde salía el ferry). Rogliano es otro de estos pueblos que aparece deslizándose por la falda de la montaña con casas sueltas y un núcleo más denso de casas más abajo de la iglesia y de la torre. Damos un paseo por sus empinadas cuestas y seguimos la D80 hacia Erbalunga.





Erbalunga es un pueblo pesquero con cierto encanto, aunque nos lo esperábamos mejor. No obstante, con el día tan soleado que hace y con la calma de sus calles nos gustó el paseo.









A menos de 10kms está ya Bastia, nos adentramos en la ciudad y aparcamos justo antes de llegar a la gran plaza de San Nicolás. Es zona azul, pero siendo domingo ni tan siquiera miramos el parkímetro. La plaza está muy animada, con un rastro donde venden un poco de todo: libros, muebles, electrónica... Paseamos a lo largo y ancho de la ciudad, nos pareció muy bonita Bastia, con su toque decadente de antigua capital de Córcega. Compramos un rosco de Reyes, que es muy parecido al que se vende en España.

















Tras la visita nos alejamos del centro hacia la playa del sur, llamada l'Arinella. Ahí sacamos la mesa, las sillas y comemos tranquilos. Paseo por la playa para bajar la comida, un poco de descanso en la furgo y ponemos rumbo a la terminal de ferry. Llegamos a las 17:00, pues a las 18:30 era cuando salía. Preparamos todo y embarcamos a la hora prevista.

El ferry es más viejo y pequeño que el que nos trajo a la isla, la sala de butacas olía mal... así que acabamos durmiendo en el pasillo toda la noche.


Día 13: Marsella -> Burgos (950 kms)

Para cuando nos despertamos ya estamos cerca de Marsella, nos preparamos y en breve estamos saliendo de la ciudad en plena hora punta  .loco2 Es el día de Reyes, pero como en Francia no es fiesta, se nota mucho movimiento de coches y tráfico.

Poco a poco avanzamos por Francia y llegamos a la noche a Burgos.

FIN

Josse

Por aqui me quedo, pendiente de que empieze el espectáculo...
 

Honguneta

Life's a journey, not a destination



GODIMIL





AlvarA

Crónica acabada, le daré otra lectura algún día de estos para corregir faltas de ortografía y con eso la daré por finalizada.

Cualquier pregunta: aquí estoy  ;D

kirikino

Gracias AlvarA por compartir este viaje a un destino tan atractivo en verano y, como has plasmado en esta crónica, también en otras épocas del año.

Tiene que ser una gozada ver esas ciudades y pueblos vacías de turistas.
CALENDARIO FURGOVW 2021
¡Sin tu colaboración el foro desaparece!
Yo ya he encargado mis calendarios, ¿y tú?