Viajes por África I **AÑADIDO AL INDICE**

Iniciado por oscaryrut, Octubre 25, 2016, 05:47:31 am

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

oscaryrut

Octubre 25, 2016, 05:47:31 am Ultima modificación: Junio 25, 2018, 17:10:12 pm por tra´fi:k
Buenos días a todos, ya hace un tiempo que quería escribir una crónica de nuestros viajes por África, pero nunca encontraba el momento para empezar y hoy con el insomnio que me produce la preparación del nuevo viaje y que llueve con ganas, he decidido, a las 4:30 de la noche, liarme a escribir.
Nuestra historia con África, empieza como para muchos de nosotros, con una primera vez a Marruecos, todo novedad, gente diferente, cultura diferente y un paraíso para perderse y no ser encontrado. Hubo una segunda vez en la cual ya anduvimos coqueteando con Mauritana y como el que sube una montaña y divisa el horizonte, nuestras mentes estaban ya en el que hay más allá, y fue este el principio de un amor correspondido con creces y que nos llevó a visitar este continente por dos veces más.
El vehículo que elegimos para movernos por estas tierras fue un Nissan Patrol largo y techo alto con motor sd33, un motor de 3300cm3 y 95cv, suficiente para moverse, fiable como pocos, gastón, y que estaba en un estado deplorable cuando lo compramos. Había pertenecido a una empresa de movimientos de tierra y llevaba toda su vida cargando un depósito de 500l de gasoil. Os podéis imaginar como estaba la suspensión, el interior..... estaba pidiendo a gritos un cambio de rumbo. Así fue como por muy poco dinero, nos hicimos con nuestra pequeña casa. Luego vinieron ballestas nuevas, amortiguadores, filtros, valvulinas, baterías, muebles, ruedas y poco a poco fue poniéndose de nuevo en forma.

Si os ronda hacer un viaje parecido al que os voy a narrar y tenéis un mar de dudas, dirigios a esta página de este mismo foro. Allí se atenderan todas las preguntas que tengáis.
http://www.furgovw.org/index.php?topic=327509.0

oscaryrut

Estos somos nosotros tres en Hombori, paraiso de la escalada en Mali





oscaryrut

En este primer viaje, la idea era bajar desde Barcelona hasta Togo, llegar a su capital Lomé y dar por finalizada la ida. Teníamos tres meses para hacer la bajada y la subida.
Estábamos cagados de miedo, era lo deseado y lo temido, teníamos que bajar a nuestro querido y relajado Marruecos y empezar la procesión de embajadas para ir consiguiendo los visados, era todo una verdadera incógnita.
Así de esta guisa partimos de Barcelona en Octubre de 2009 con rumbo a Algeciras. Toda Catalunya, Valencia, Murcia, Andalucia, os puedo asegurar que atravesar media España con 95cv, casi 3000 kg y unas ruedas inmensa que se tragaban la potencia para girar no es lo más recomendable para los nervios, recuerdo en las subidas de Granada, con los  puestos para que los camiones no nos pasasen por encima.
Pero ya sabéis de que sensaciones hablo verdad??
Atravesar Marruecos de norte a sur, sin prisas, saboreandolo todo, recorriendo de nuevo lo conocido fue un principio de viaje prometedor. Paramos en Rabat un par de días para poder tramitar el visado de Mauritania y aquí ya empezamos a notar que estábamos en ruta. En la calle de la embajada habían otros viajeros con 4x4, camiones, motos, gentes de países lejanos que volvían a casa.... los que vamos al sur, tarde o temprano acabamos pasando una noche en la calle de la embajada de Mauritania en Rabat. Te ponías a hablar con uno y con otro y te echabas a templar con los viajes que se estaban llevando a cabo, unos querían atravesar Mauritania de Oeste a Este, otros bajaban a Sudáfrica en moto, otros estaban de vacaciones y volvían a ver a sus familias en Mali, Guinea, Burkina. Ese lugar es como un punto de encuentro de gente con la que luego volverás a coincidir durante el viaje.




oscaryrut

Para bajar hasta Mauritania, decidimos intentar ir lo máximo posible por pistas, ir enlazando aquí y allá, alejándonos en lo posible del asfalto y ver por dentro que es eso del Sahara, de lo que tanto habiamos oido hablar y que como si fuese un imán, atrae a todo el que alguna vez, por casualidad o no, oyó algo de un tal Sabine que le dió por montar un rallye atravesando una cosa llamada Sahara.
El Sahara es espectacular, infinito, desértico, colosal, te hace ser pequeño, vulnerable, ínfimo. Cada noche, cuando parábamos a dormir, aprendí lo que luego se convertiría en un hábito diario y rutinario, me pasaba un buen rato repasando todo el coche. Aquí, en el Sahara, me di cuenta, que lo que puedas tener controlado, tenlo controlado, ya el famoso guionista, se encargará de darte problemas.
Y así quilómetro a quilómetro nos plantamos en Guerguerat, en la frontera con Mauritania. Ahora empezaba lo bueno. No había respiro. Empiezas ya con emociones fuertes. Si ya el paso de una frontera es un buen guiso de nervios, aún lo es más cuando entre una frontera y otra tienes 4 kilómetros de lo que allí se conoce como "tierra de nadie", una franja de territorio que no corresponde a ningún pais. No hay leyes, no hay policia, no hay orden. Era algo que teniamos mitificado, habiamos oido historias terribles de agujeros negros, triángulos de las Bermudas y desapariciones de turistas engullidos por arenas movedizas. La verdad del lugar, es que es un lugar que se le ha de tener un pelín de respeto, seguir la pista correcta y nada más, y según tengo entendido, el gobierno marroquí esta empezando a asfaltar. Nada más. La última foto corresponde a este lugar.













oscaryrut

Una vez has pasado tierra de nadie y formalizada tu entrada en Mauritania tienes, a los pocos quilómetros un cruce de carreteras con dos destinos idénticos y otro que es Noubdibou, un pueblo a orillas del mar, que bien merece una visita. Los dos destinos idénticos son la carretera asfaltada que te lleva a la capital Nouatchok y una trazada invisible que te hace atravesar una extensión de terreno infinita con cientos de roderas y que te llevará al Banc d´Arguin. Esto es terreno de aventura.
Aquí, las recomendaciones son pocas. No es broma, agua, gasoil, comida, GPS y mapa y sentido común. En wikiloc se pueden descargar tracks que te guiarán a través de estos terrenos pero ojo con tener problemas. La recompensa a atreverse a a discurrir por estos territorios es sentirse vivo, sentirse unido, llegar al mar y encontrarte solo, sin nadie más, tu, tu persona más querida es una sensación que, bien preparado, se tiene que experimentar, fue de lo más auténtico del viaje.
El Banc d´Arguin es un parque nacional que Mauritania guarda con mucho celo, lo conserva. Aquí las aves migratorios hacen parada obligatoria, unas para quedarse y otras para descansar de su largo viaje hacia Senegal y otras latitudes más lejanas. Aquí los habitantes que encuentras, se dedican en su mayoría a la pesca y hay contadísimos servicios de cara al turista, sino recuerdo mal dos campamentos. El Banc d´Arguin tiene sus normas, pagas entrada y estas obligado a dormir en uno de estos campamentos, más que nada para ayudar a las gentes del lugar.
Este recorrido se une, a pocos quilómetros de la capital, a la carretera que te lleva a Nouatchok. Cuando te montas en la seguridad del asfalto, notas como tu cuerpo de destensa, es una sensación curiosa. Al cabo de nada ya empiezas a ver los primeros edificios y ya estas de nuevo en la civilización.

Aquí en la capital, nada más entrar en ella, ya encontramos gasolinera, restaurantes y el famoso Auberge Su Sahara, es una albergue típico en la ruta hacia el sur. Aquí nos encontramos con caras conocidas de Rabat, de la frontera de Guerguerat y es como un oasis en el viaje. Encuentras muy pocos, pero cuando los encuentras se agradecen. Ves gente como tu, locos con locos cacharros y gente cabal con auténticos palacios con ruedas, aquí hay cabida para todos.

oscaryrut


nacho1773

Uffff, ESPECTACULAR!!!! Espero poder hacer algo así en algún momento de mi vida.

oscaryrut

En la capital estuvimos unos dos dias, la verdad que despues de tantas emociones, teniamos ganas de estar por el coche, estar por nosotros, comer bien, absorber lo vivido y planear con un mapa delante la ruta a seguir. En estos oasis, encuentras gente que va y que viene, viajeros que te pueden informar de como esta la ruta por delante tuyo, obstáculos que puedas encontrarte, como formalizar la entrada del siguiente pais, cosas que no puedes dejar de visitar, y viajeros que como tu van, van hacia lo desconocido y que comparten tus mismos miedos. Todos, más tarde o más temprano, creamos una mini torre de Babel delante de un mapa, donde en ingles, español, frances... vamos recibiendo consejos y explicando nuestras experiencias. Y siguen llegando locos con locos cacharros. Recuerdo un frances con un 2cv con el pistón machacado por la arena.

De la capital escogimos marchar hacia la Ruta de la Esperanza, es una carretera asfaltada que empieza en Nouatchok y acaba ya en la lejana Nema, ya en territorio Maliense. Son.... muchísimos quilómetros, no recuerdo ahora, pero es, para mi, una de las peores carreteras por las que hemos ido, no por estar machacada de baches, sino por lo peligrosa que es. Son rectas donde pierdes la vista y con cambios de rasantes muy pronunciados. Aquí, en esta carretera es donde tuvimos nuestra primera "ostia" con la realidad africana. En uno de estos rasantes, dos Mercedes habian chocado de frente a gran velocidad, los cuerpos todavía estaban en el interior. Fué muy descorazonador ver como todo el mundo gritaba, todo el mundo corría y nada se podía hacer.

La historia de esta carretera es que se construyó para llevar la esperanza al interior del pais y los pueblos que puedes encontrarte, son pueblos modernos que se construyeron cuando finalizo la obra. Es un recorrido bastante paupérrimo que tiene como único aliciente el conocer el sahel y sus gentes, el paisaje es siempre igual y es bastante desolador. No es un bonito lugar, al menos para nosotros. Desde esta carretera que traza una linea de oeste a este, puedes elegir porque frontera pasar para marchar a Mali. Cuando ya sabes cual es la frontera elegida, dejas de marchar al Este para girar 90º al sur, es así de bestia. Nosotros elegimos la frontera de Ayoun El Atrouss, era la frontera que, por lo leido, se utilizaba más para dirigirse a Bamako, la capital de Mali

La frontera, fue otro guiso de nervios, pues tu no sabes que proceso a seguir para sacarte el visado, la importación temporal del coche, el seguro etc etc, y un consejo que os doy, es que si teneis que pasar una frontera, deis el dia por perdido y plantaros bien pronto en la garita. Esta frontera no fué excepción y tardamos una barbaridad en pasarla.

















oscaryrut


oscaryrut

Pues una vez ya hecho todo los trámites de entrada a Mali, que no fueron pocos y que nos llevo hasta bien entrada la noche, decidimos meternos en la primera pista que encontrásemos a dormir un poco y como cada noche , dejar que el sueño nos alcanzase mientras mirábamos el mapa. Lo teníamos muy claro, nada de asfalto, además de peligroso, era aburrido, y no bajas hasta aquí con un 4x4 para estar todo el dia subido a la "seguridad" de lo negro, así que en el mapa había una trazadita bien pequeña, que empezaba justo donde nosotros estabamos y alcanzaba otro eje Este-Oeste y que iba de Kenieba a Bamako. Este era nuestro nuevo destino. El mapa tenía escrito palabras como Moro-Moro, Bambara, Sacabara, Leko, eran aldeas por las que esa pequeña traza pasaba. Nos fuimos a dormir teniendo claro el plan.

Empieza de nuevo la aventura. Lo que os decía, que en el mapa era una trazadita, resultó ser en muchos casos, muchísimos, la anchura de una bici, ibamos abriendo camino. Claro, aquí todo el mundo se mueve en bicicleta o en motos chinas, no en un 4x4, y a ratos a ciegas, a ratos preguntando, fuimos haciendo etapa. Nuestros oidos escucharon los primeros TUBABUS (blancos en bámbara), era todo un descubrimiento para los sentidos, auténtico, la Mali profunda, sensanción de ser un pequeño explorador, un pequeño "indiana", habian niños que salian despavoridos al vernos.

Llegamos a una aldea llamada Sacabara, llegamos al atardecer, no encontrabamos el camino para bordear la aldea y al final, los habitantes de ella salieron a nuestro encuentro, con signos y muecas nos comunicamos y nos dijeron que aguardáramos un momento. Apareció Marcos, un Maliense que trabajaba en un Eroski de Menorca, y que estaba de vacaciones en su aldea. No nos lo podiamos creer. Pasamos lo que quedaba de tarde y toda la noche con ellos, hablando Español y conociendo de primera mano como funcionaba la aldea y su historia.  Al dia siguiente partimos hacia Bamako.

Segundo ostión africano. De camino a Bamako, por estos paisajes que bien los podría haber coloreado un niño de tan auténticos que son los colores, nos encontramos con dos furgonetas paradas y un montón de gente gritando y corriendo sin rumbo. Al vernos uno de ellos vino directo hacia nosotros. Paré el Patrol a una distancia que pensé segura y bajé del coche, el hombre no hacía más que gritar doctor doctor, yo no entendía nada. Me agarro del brazo y me arrastró a una de las furgonetas, miré dentro y me quedé horrorizado. Había un chaval convulsionando, lleno de sangre por todo su cuerpo y repleto de heridas. Que podíamos hacer nosotros??? pensé. Llamé a mi mujer que trajese guantes y el botiquín, me calmé y empecé a pensar que carajo podía hacer con aquella situación. El chaval tenía un TC gravísimo y no respondía ni a estímulos ni a nada. Buenos os ahorro lo que vino despues, pero la historia acabó fatal. Fué el peor dia con diferencia del viaje.















eimeric

uau! que parajes!! y que historias!

gracias por compartirla!

un Saludo!
Senyor de l'enrenou! Remena, Remena!

oscaryrut

es un placer eimeric, si os va gustando seguiré escribiendo

krls exe

Me quedo por aqui con vuestro permiso  .baba
Gracias por compartir el viaje.

oscaryrut

En Bamako, lo primero o casi primero que haces es ir a buscar una boulangerie, una pastelería vamos. En la carretera del hipódromo hay una que es a la que vamos todos los viajeros, esta en la carretera principal. Entras y es como uno de esos oasis de los que os hablaba. Zumo de naranja, pasteles, croisanes, bocadillos, platos combinados etc etc, es una locura, además de wi-fi, que es muy de agradecer cuando llevas varios días sin decir nada a la familia. Es como hacer un reset o como poner el contador de nuevo a 0.

Aquí en Bamako existen varios sitios para poder estarse unos días y relajarse, conocer y disfrutar. Nosotros al principio íbamos al Aubergue Du Jamila, un albergue muy majo de una francesa pero la segunda vez que estuvimos me hablaron muy bien del campament Kangaba, y es verdad, este lugar es lo mejor de lo mejor, esta bien atendido, puedes acampar con tu coche, dos piscinas, en fin, lo que se dice un lugar genial para cargar pilas.

De nuevo nos juntamos unos cuantos que venían y unos cuantos que marchaban, todo era buena información, si que es cierto que bajo el prisma que se mire, lo que a uno puede parecerle una cosa dificilísima a otro le puede parecer atractivo, y claro, puedes encontrar el que te dice: eso es la ostia, tienes que ir, solo tiene un paso dificilillo pero con cuidado lo pasas..... al tanto con esto, que es África y aquí las cagadas se pagan. Siempre se tiene que ir conociéndose las limitaciones propias y las del coche.

De Bamako marchamos hacia el Este, en dirección a Mopti, Djenne y nuestro final de camino hacia el Este que era Hombori, otro de esos lugares que lo teníamos como mitificado, no ya por agujeros negros y tal, sino por la belleza y magia que irradia este lugar. Había leído tanto de este lugar que para mi era como una pequeña meta en el camino, fue una recompensa poder llegar con nuestro coche hasta aquí. Es espectacular. Hombori es un pueblo a pie de la carretera que une Mali con Niger al Sur y a Mali con Algeria al Norte, esta muy muy lejos de todo, y el pueblo en si no tiene nada de espectacular. Lo hermoso es el paisaje que lo rodea, montañas con paredes vertiginosas, verticales de 500 metros que hacen que tu espíritu montañero, enterrado hace años, florezca de nuevo. Es una pasada. Para los más valientes, existe una vía ferrata que te lleva hasta el pico más alto, el Hombori Tondo, llevaos agua, solo digo eso.

Aquí se encuentra un Español, Campillo creo que es su nombre, bien este hombre, es escalador y atravesó todo el desierto de Argelia buscando estas paredes, hasta que llego aquí, las encontró, las escaló y estuvo tan a gusto que se quedó y montó un campamento a pie de pared con algunas comodidades, ducha, restaurante, sin ninguna pretensión, dirigido más bien a gente de montaña que viene a trepar. Esto fue en el 2009, actualmente, no tengo ni idea si aún existe el campamento, debido a los problemas bélicos que azotaron esa zona en especial. Una pena. Se de algún motero que a ido a Hombori este año, pero nada más.

oscaryrut