PORTUGAL (de norte a sur, de oeste a este) (verano 2016) (Finalizado)

Iniciado por la_plasa, Octubre 19, 2016, 21:48:27 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

la_plasa

Octubre 19, 2016, 21:48:27 pm Ultima modificación: Diciembre 20, 2016, 23:33:21 pm por la_plasa
Iré contanto poquito a poco el viaje a Portugal.

Para empezar un poco de info del país:

En Portugal hasta donde tengo entendido no es ilegal pernoctar en furgoneta. De hecho tiene bastantes sitios habilitados  para ello. Es un país con mucho, mucho que ofrecer. Merece la pena visitarlo con tiempo. Cuando dices que vas a Portugal, todo el mundo te dice: "vete a Sintra, a Lisboa, a Oporto, al Algarve", y poco más. Sin embargo hay un montón de espacios naturales y pueblitos que merece la pena conocer.  Toda la costa oeste tiene playas bravas con bastante oleaje. Por eso es un destino elegido por muchos surfistas. En el sur, destacan también las playas, pero son totalmente diferentes, ya que son aguas más tranquilas. En el interior, hay un sinfín de pueblos que nos transportan a una época pasada. Con murallas, construcciones medievales, castillos perfectamente conservados o reconstruidos. Además estos pueblos suelen celebrar fiestas temáticas medievales que tienen una pinta fantástica.

La gastronomía de Portugal está muy bien. Además es un país muy económico. Su producto estrella es el bacalao. Tienen muchas maneras diferentes de hacerlo.
   
Es importante contar con que para viajar por autopistas existen dos tipos de peajes: el convencional, y el telepeaje. El convencional funciona como el de aquí, sin embargo el telepeaje es diferente. Llevando matrícula extranjera, es necesario comprar una tarjeta (las venden en las oficinas de correos) en la que tienes que enviar un SMS con el número de la matrícula (es muy sencillo, viene todo en las instrucciones). En las autopistas tienen unas cámaras donde leen la matrícula y te van cobrando por tramos. No hay cabinas ni nada.  Es muy importante conocer qué tipo de autopista es en la que te vas a meter ya que si es de telepeaje y no tienes la tarjeta te puede llegar la receta a casa.

La gasolina es bastante más cara en Portugal. Es conveniente llevar el depósito a tope antes de cruzar la frontera.

En cuanto al idioma, vale, el portugués es bastante parecido al español y por lo general se suele entender, para apañarse, sin conversaciones fluidas... En sitios turísticos no hay problema porque hay facilidades para entender en español (visitas, exposiciones, etc...) pero por lo general están bastante cansados de que se les vaya hablando en español y que haya que entenderse. Es agradable aprender alguna palabra en portugués, poner interés en su lengua, para intentar hablar algo en su idioma más allá del" obrigado". En mi caso, me bajé una aplicación para el móvil para chapurrear alguna palabra. El resultado era hablar un portuñol raruno pero servía para entenderse...

El viaje:

Día 1: Gijón-Ourense



Vaaaaaaaale, que todavía no es Portugal, pero forma parte del viaje y merece la pena ser comentado.

Nos tomamos el inicio del viaje muy tranquilamente, ya que daban lluvias para los dos primeros días (al final no vimos ni una gota), así que nos tomamos nuestro tiempo para conocer Ourense. Aparcamos al lado de las termas de Chavasqueira. Había alguna autocaravana más. En las mismas termas hay baños, eso sí, cierran por la noche. Nos dimos un bonito paseo por la ciudad, y ya entrada la noche nos dimos un bañito en las termas bajo las estrellas (suena bien verdad???)




Día 2: Melón-Castro Laboreiro-Nossa Senhora de Peneda-Soajo-Lindoso-Os Baños



Al día siguiente aprovechamos a pegarnos otro baño termal en el centro de Ourense. Prefiero las termas de las afueras, ya que las del centro están muy expuestas y a mí en concreto me hacen sentir como un mono de feria ya que mucha gente se queda fuera y no entra (es imprescindible para acceder chanclas y toalla). La ventaja que tiene es que tiene duchas así que aprovechamos a ducharnos.

De Ourense nos fuimos a otro pueblo de Galicia, Melón, por donde pasa un río y tiene unas pozas muy bonitas. Es un paseo muy agradable siempre al lado del río, y se puede pegar un chapuzón en cualquiera de las pozas.






De ahí pasamos ya a Portugal. Entramos de lleno en el parque de Peneda-Gerês. Es un sitio increíble, y se pueden hacer un montón de actividades: senderismo, btt... En concreto me gustó más la parte de Gerês que tiene  un montón de pozas super bonitas. Pero eso lo dejamos para el día siguiente...
A la entrada del parque hay un punto informativo sobre la zona de la Sierra de Peneda. Lo primero que vimos del parque (aparte del paisaje) fue Castro Laboreiro. Se trata de un pueblo muy pequeño que tiene un castillo también muy pequeño. El camino al castillo no es una matada, es accesible incluso para niños. Desde arriba se pueden contemplar unas vistas preciosas.




Después fuimos a un santuario, Nossa Senhora de Peneda. Es guapo, pero bueno, ninguna maravilla. Cuidado si aparcais cerca del santuario, para salir, volver sobre vuestros pasos ya que si seguís de frente las calles del pueblo se vuelven muy estrechitas. Lo pasamos un poco mal para salir con la furgo (los lugareños muy majos ellos nos ayudaron).



Vistas del paisaje:



A continuación visitamos Soajo. Este sí que es un pueblo muy bonito. Destacan la cantidad de espigueiros (como los hórreos gallegos) que hay.





Hay tramos en los que la carretera va literalmente por sssss



Y ya de ahí nos fuimos a Lindoso. Este pueblo también es muy bonito, tiene también su castillos (ya para cuando llegamos ya estaba cerrado, pero pudimos caminar por sus murallas) y su colección de espigueiros.



Estos dos pueblos (Lindoso y Soajo) fueron los que más me gustaron de la zona.

Ya casi de noche retornamos a España ya que en el punto de información de la Sierra de Peneda nos dijeron que para entrar en la sierra de Gerês la mejor carretera o el mejor acceso era por la Portela do Homem (las portelas son los accesos que hay al parque). Hicimos noche en Os Baños, donde también hay termas naturales. Se puede dejar la furgoneta justo al lado de las termas.


Edito y sigo:

Día 3: Os Baños-Barragem de Vilarinho da Furna-Miradouro Pedra Bela-Cascata do Arado-Pincães



Después de otro baño termal por la mañana, entramos de nuevo en Portugal y al parque de Gerês. Casi nada más cruzar nos encontramos con varios coches aparcados y gente con toallas caminando. Tras avanzar varios metros (500m aprox.) nos encontramos una cascada preciosa y multitud de gente (pa´lo pequeño que era) dándose un baño. Y no es para menos, el sitio es precioso!! No pudimos parar porque la carretera es estrecha y todos los apartaderos cercanos estaban ocupados.
Un poco más adelante hay un punto de información. Ahí puedes comprar un mapa de la zona por 2€. Preguntamos por una poza azul que habíamos visto que era una ruta que salía desde una cascada... pues el tipo nos dijo que no existía!! Que había otra poza azul en otro lado, pero que donde decíamos no había nada (y nos lo señaló en el mapa y todo). Con esto quiero decir que no os fieis de lo que dicen en información. En este caso, nos desinformaron más que otra cosa ya que la poza sí que existe.

En fins... de ahí cogimos una desviación, que, maldito gps, nos lo pintaba como una carretera pero era más bien una pista forestal, que nos llevaba el embalse donde se puede ver un pueblo hundido. En la pista se podían ver construcciones romanas, como medias columnas, que servían para marcar los caminos (antiguos jitos). Por el camino nos encontramos con que a partir de ese momento empezarían a cobrar la entrada no se porqué razón. También nos encontramos gente con toalla, imaginamos que habría una bajada al embalse para bañarse. Cuando llegamos a la presa del embalse, no pudimos ver el pueblo porque estaba lleno, así que nos pusimos rumbo al pueblo de Gerês y de allí al Miradouro Pedra Bela.



Foto del camino:


Me llamó muchíiiisimo la atención la cantidad de áreas recreativas que hay en esa zona. Simplemente esa subida era como un área gigante. Una vez en el mirador, las vistas son espectaculares.
Del mirador (del que no tengo una foto decente) nos pusimos rumbo a la Cascata do Arado. Son unas cascadas preciosas. Imagino que en Junio serán más espectaculares ya que a finales de Agosto no tenían mucho agua. Aún así, son geniales. Para llegar a ellas hay que caminar unos metros subiendo unos escalones altíiiiisimos. Una vez en el mirador, se puede seguir subiendo (poca gente lo hace). Ya desde arriba, y sin apenas gente, pudimos darnos un buen baño.






Desde esta cascata, un poco más arriba por carretera hay un pequeño aparcamiento donde se puede dejar el coche y caminar hacia el pozo azul que el señor de turismo nos dijo que no existía. Íbamos un poco tarde ya (a eso de las 17:00h.), y teníamos un poco de miedo ya que no llevábamos frontales y ahí oscurece pronto. Por el camino nos encontramos a un montón de gente volviendo, por lo que dedujimos no solo que  la poza existe, sino que es bastante popular. Os dejo el enlace de wikiloc de la rutilla: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13722719.

Por fin llegamos a la poza, y aunque estaba ya en la sombra, por lo menos nos pudimos bañar, y llegar al coche aún de día.



Camino de vuelta, ya más tranquilos:



Ya oscureciendo hicimos noche en un pueblo que se llama Pincães. De camino también disfrutamos del paisaje y varias pozas más. Aparcamos en el mismo pueblo, al lado de la carretera. Un poquito antes hay un área recreativa por si alguien quisiera dormir más alejado.


[Continuará...]

pasionporelruido

Hola... jajaja creo que sé quien eres. Te acuerdas de un Blablacar hasta Gijón? Al final me pillé la furgo. Seguiré atento a esta crónica porque tengo ganas de este viaje.

alhama7

DEMASIADO VIEJO PARA EL ROCK AND ROLL, DEMASIADO JOVEN PARA MORIR. JETHRO TULL

JONY_111

Me quedo por aqui,muy interesante!!

Enviado desde mi SM-G920F mediante Tapatalk


la_plasa

Cita de: pasionporelruido en Octubre 19, 2016, 22:28:33 pm
Hola... jajaja creo que sé quien eres. Te acuerdas de un Blablacar hasta Gijón? Al final me pillé la furgo. Seguiré atento a esta crónica porque tengo ganas de este viaje.


Hoooombre!!!! Y qué tal con la furgo???!! Tengo ganas de verla, a ver si cuelgas fotillas. Y en unos meses, un viaje  ;)

alhama7 y JONY_111 gracias por vuestros comentarios.

Sigo con el viaje:

Día 4: Pincães-Guimarães-Vilanova do Gaia-Porto



Antes de dejar el parque quisimos darnos un último baño. En el mismo pueblo hay un camino de una media hora para ir a otra cascada (según el de turismo, esa era la poza azul). El sitio es muy muy bonito y el camino muy facilito.



Después de tantos baños, cascadas y pozas, y muy a nuestro pesar, nos pusimos rumbo a la civilización. Primera parada: Guimarães. Foto del camino:



Aparcamos al lado del castillo. Hay sitio de sobra y el aparcamiento es gratuito si no es por los gorrillas que están a lo que cae. La ciudad es bonita, merece la pena callejear por ella. Tienen unos pastelitos de carne deliciosos, Pastéis de Chaves se llaman. En Guimaraes nació el reino de Portugal.





Al lado del castillo tienen un area recreativa donde se puede comer. Aprovechamos a probar un plato que habíamos visto en un restaurante: pasta, usando el pan como plato. Así que tiramos de camping gas y nos pusimos manos a la obra:



El resultado:



Y de ahí fuimos a Oporto. Como nuestra intención era ir por la zona de las bodegas, aparcamos en Gaia, en la C/ Leonor de Freitas. No es un furgoperfecto ni es una maravilla, pero es el sitio llano más cercano que encontramos a las bodegas y que no fuese zona azul. Nos habían recomendado contratar un mini crucero por el Douro en el que además puedes visitar luego alguna bodega del famoso vino de Oporto. Estos cruceros se pueden contratar en el mismo río y enfrente de las bodegas, más o menos donde el teleférico. Era un poquito tarde (18:00h.) pero pudimos realizar el último crucero del día a las 18:30h. No recuerdo bien el precio. Creo que nos cobraron 12€ por persona por el viaje en barquito (es una recreación de los barcos con los que transportaban los barriles de vino), y luego tendríamos una cata de vino en una bodega, y al día siguiente otra cata esta vez con visita incluida. Todos los cruceros trabajan con alguna bodega. Así pues, disfrutamos del mini crucero por los alrededores de Oporto. Es muy recomendable. Te van contando la historia de los puentes etc.. en diferentes idiomas.





Después del viaje, disfrutamos del vino (no me acuerdo de qué bodega era) y nos fuimos a cenar una francesinha. Nos habían recomendado un sitio: cafetería Javier. Presume de tener las mejores francesinhas de todo Oporto. Pues bien, nos quedamos con las ganas de probarlo porque estaba cerrado (era domingo) así que fuimos a otro que estaba más o menos enfrente, francesinha + pastel de chaves de legumes (que no son legumbres, es verdura). Todo muy muy rico.

Vistas de Oporto:



Día 5: Vilanova do Gaia-Santa Maria da Feira-Aveiro



Por la mañana fuimos a la visita a las bodegas que teníamos pendiente. Es la bodega Offley. Hay varios pases en varios idiomas y hay que reservar. Tuvimos suerte porque cuando fuimos a preguntar teníamos el siguiente pase en español en media hora. Estuvo genial. Te cuentan un poco la historia del vino, cómo lo hacen, y las variedades que tienen. El día anterior habíamos probado un vino al azar, sin saber qué nos íbamos a encontrar. Esta vez ya sabiendo un poco te enteras de mucho más.



De camino a Aveiro paramos en Santa María da Feira. Más adelante, cuando estábamos en el sur, vimos unos videos de las recreaciones medievales que hacían en las fiestas. Eran espectaculares. Al lado del castillo que es muy bonito hay un área recreativa.



Nos pusimos rumbo a Aveiro. La idea era, desde Aveiro, coger un ferry que nos lleve a las reserva de las dunas de San Jacinto, ya que en furgo se daría una vuelta del demonio. El ferry sale desde Gafanha da Nazaré. Si se va sin coche cuesta muy poquito. Ya en el otro lado fuimos a la playa. Es una playa inmensa. El agua estaba congelada!!!



Volvimos dando una vuelta por las dunas,  que es un paisaje protegido, y vuelta al ferry a todo correr desde donde vimos la puesta del sol. Y llegamos a Aveiro.
Aveiro lo comparan con Venecia por sus canales. Tiene hasta opción de paseo en Góndola. La zona antigua se conoce muy rápido ya que no es muy grande.
Tienen un aparcamiento bastante grande donde había varias autocaravanas.  La calle es Dr. Bernardino Machado. Está a un pasito y a un canal del centro.

[Continuará...]

eimeric

uououo como mola lo de las pozas! me quedo para el futuro viaje!

gracias por compartir!
Senyor de l'enrenou! Remena, Remena!

la_plasa

Octubre 21, 2016, 16:00:31 pm #6 Ultima modificación: Octubre 21, 2016, 16:05:09 pm por la_plasa
Cita de: eimeric en Octubre 20, 2016, 16:05:23 pm
uououo como mola lo de las pozas! me quedo para el futuro viaje!

gracias por compartir!


Sí jejejejee molan mucho y además hay un montón!!!

Día 6: Aveiro-Mata Nacional do Buçaco-Óbidos



Por el día nos dimos otra vueltita por Aveiro para verlo de día con las góndolas funcionando. No montamos en ninguna, no creo que merezca la pena...





De Aveiro fuimos hacia Buçaco. Por el camino pudimos ver en qué estado han quedado los montes tras los incendios de este verano. Es una pena ver el estado en el que han quedado. Según tengo entendido esta parte ha sido la más afectada. Y llegamos al bosque de Buçaco. Es un recinto cerrado en el que puedes acceder caminando o en coche. En coche te cobran una pequeña cantidad. Nosotros aparcamos fuera y entramos andando. Dentro de este bosque está el Palace Hotel Buçaco. Echamos de menos un punto de información en la entrada, ya que tuvimos que recorrer gran parte del bosque antes de llegar a información y conseguir un mapa  (los venden a 50 cent). La información está junto al hotel.



En principio la zona era un monasterio de los carmelitas descalzos, que vallaron la zona y plantaron multitud de árboles alrededor. Ahora del monasterio sólo queda el claustro y la iglesia, rodeados por el hotel. Se puede recorrer un via crucis con diferentes capillas y representaciones de diferentes momentos del via crucis.



El bosque en sí es muy bonito. Hay multitud de especies diferentes de plantas, un par de laguitos, fuentes...







y en la parte más alta un mirador para disfrutar de las vistas. Se puede ver la cantidad de monte que se ha quemado.



De Buçaco nos fuimos a Óbidos donde ya llegamos de noche. Hay un aparcamiento enorme justo delante de la entrada a la zona antigua.


Día 7: Óbidos-Isla de Baleal-Peniche



Ya de día, nos quedamos fascinados por este pueblo. Es increíble el perfecto estado en el que se encuentran las murallas. Éstas se pueden recorrer a pie. Tenían todo el pueblo montado para las fiestas medievales que ya habían pasado. Tiene que ser una pasada de fiestas.... Este ha sido uno de los pueblos que más me ha gustado. También más que nada porque no tenía ninguna espectativa. Me ha sorprendido mucho ver cómo han convertido espacios del pueblo en espacios privados, como una iglesia reconvertida en librería, o el propio castillo reconvertido en posada. De Óbidos es típico el licor de ginja (guinda). En todos los restaurantes tienen a una persona fuera sólo para ofrecer una prueba del licor. También lo venden en otras ciudades como Sintra.





De Óbidos nos fuimos a Peniche pasando por la Isla de Baleal. En un sitio muy curioso, ya que para llegar a la isla hay una carretera que pasa justo por en medio de dos playas. En la isla, que más bien es una península, se puede ver un paisaje precioso. Es una visita recomendada y que se puede recorrer casi sin bajarse del coche. Todo el turismo está centrado en el surf.





Desde Peniche se puede ir a unas islas, las islas Berlengas. Teníamos pensado ir ya que pintaba bien. La información la dan en el mismo puerto, donde tienen unas casetas habilitadas sólo para eso. En plan turista. Son todo viajes organizados, no encontramos ni horarios ni información para realizar el viaje a nuestra bola, y como no queremos que nos organicen nada nos quedamos en tierra. Para quien le interese, el viaje cuesta unos 25€ por persona, y creo que duraba en total unas 3h. En Peniche no hay problema de aparcamiento. Hay bastantes sitios habilitados, y todos están señalizados para el uso de autocaravanas. Me sorprendió mucho de esta ciudad lo dejada que se veían las murallas... No está muy bien cuidado, y la ciudad en sí no tiene gran cosa para ver. Al igual que Baleal, lo más interesante es recorrer los alrededores, ya que no deja de ser una península rodeada de agua. Eso sí, el pueblo no es gran cosa, pero la gastronomía excelente, y el trato una maravilla.





Día 8: Peniche-Sintra-Azenhas do Mar-Sintra



Al día siguiente fuimos hacia Sintra.

Fotos del camino:

Este es un molino típico de la zona:



Y el acantilado típico de la zona:



Y nuestra casita!!!:



Sintra es una ciudad medio grande, pero la parte visitable de la ciudad en sí es muy pequeña. Luego hay un montón de palacios con unos parques inmensos que puedes visitar. Hicimos una vuelta de reconocimiento con la furgo, pero había tal cantidad de tráfico y las calles eran tan estrechas que quedamos "atrapados" en una calle de una sola dirección en la que teníamos que dar una vuelta del copón para volver a Sintra. Así que decidimos tirar de frente e ir a Azenhas do Mar y desestresarnos del tráfico de Sintra. Fue un acierto. El sitio, una pasada. El pueblo precioso. En la playa construyeron un muro que hace de piscina, así que cuando está la marea alta la piscina se llena. Estaba genial ya que el mar estaba muy embravecido y no había quien se bañara, pero la piscina lo hacía muy divertido ya que las olas rompían justo en la orilla de la piscina. Genial.




Una vez desestresados volvimos a Sintra. Esta vez vimos unos carteles que avisaban de que era recomendable no ir con el coche hacia el centro. De hecho hay varios parkins gratuitos para dejar el coche. Nosotros aparcamos en el P3, incluso dormimos allí mismo. No está muy lejos de la zona turística. Más alejada está una zona de autocaravanas. Así que, esta vez, fuimos andando hacia el centro. La zona visitable en sí es muy pequeña, alrededor del Palacio de Sintra. Son callejuelas pequeñas llenas de restaurantes y souvenires. De ahí puedes ir andando al Palacio de Pena, al Castillo de los Moros, a la Quinta da Regaleira... en todos los sitios cobran entrada, en unos más que en otros, por ejemplo el Palacio de Pena son 14€, el castillo creo recordar que eran 8€, la Quinta da Regaleira no se si eran 6-8€... también hacen packs. Y para quien no le guste andar hay la opción de alquilar tuk tuks, que son cochecitos pequeñitos para moverse de un sitio a otro. Desde luego lo que no recomiendo es llegar a los sitios en furgoneta.

Desde el Palacio de Sintra fuimos caminando al Castillo de los Moros. En un paseo muy muy bonito. Eso sí, cierran el parquecillo por donde se sube a las 18:30h. A partir de esa hora se puede subir por carretera pero es mucho más feo. De camino hay varias zonas con chapas para escalar. Tenía muy buena pinta.
Nos quedamos sin entrar en el castillo pero sí visitamos las afueras y las murallas, que es bonito. También nos acercamos al Palacio de Pena. Ahí no te dejan visitar las afueras, o pagas todo, o nada. Nos dimos otra vueltita por la zona vieja (donde te clavan 4€ por una birra) y volvimos al parking a dormir.

Vistas de Sintra subiendo al castillo:



El Palacio de Sintra:



Vistas del Palacio da Pena:




Mapa de la zona:




[Continuará...]


gitacamper

pillo sitio, he pasado un rato muy agradable leyéndoos

por lo que veo, viajáis sin una megacamperizacion, sois de los mios

salu2

alhama7

A nosotros este verano que estuvimos por la zona centro, norte de Portugal nos pillaron los fuegos, y nos los comimos todos, nos condicionaron un poco las vacaciones, por lo demás es una país muy amable con los furgoneteros.
DEMASIADO VIEJO PARA EL ROCK AND ROLL, DEMASIADO JOVEN PARA MORIR. JETHRO TULL

alhama7

DEMASIADO VIEJO PARA EL ROCK AND ROLL, DEMASIADO JOVEN PARA MORIR. JETHRO TULL

Kiyo74

Vivo cerca de la frontera con Portugal y lo conozco algo......y digo algo porque cada vez que veo una crónica como esta me doy cuenta de que tengo que recorrer más rincones del país vecino porque todavía me queda mucho por ver.......
Muchas gracias por esta crónica y sus fotos...... .palmas .palmas .palmas .palmas .palmas .palmas .palmas

Saludos
"Mi Carriña II"    Renault Trafic

GODIMIL


la_plasa

gitacamper: sí, la verdad que viajamos con poca cosa: la cama, la mesa, camping gas, garrafa con agua en cantidades industriales, y a tirar millas!!!

alhama7: madre mía vaya nubarrón!!! Que mal haber pillado los fuegos de pleno... Yo me quedé super pillada tanto por la cantidad de hectáreas quemadas como por lo cerca que estaban algunos pueblos.

Kiyo74: por tu nick imagino que será frontera sur, ¿verdad? Tienes cerquita de lo más guapo de todo Portugal!!!

GODIMIL: gracias. Sigo contando:

Día 9: Sintra-Quinta da Regaleira-Camping Orbitur Gincho



Foto del castillo por la mañana desde Sintra:



Nos habían recomendado, de todos los sitios visitables en Sintra, ir a la Quinta da Regaleira. Vamos con un poco de su historia:

Data de principios del XX, cuando el terreno fue adquirido por Antonio Carvalho Monteiro, un noble portugués, millonario y filántropo, que con la ayuda del arquitecto Luigi Manini construyó este espacio que incluye un palacio, un pequeño lago, un invernadero, varios torreones, una capilla y un impresionante pozo de iniciación. Por todo el complejo hay referencias a la masonería y a los templarios, como la cruz de la Orden del Temple esculpida en el pozo iniciático. Tal era la importancia de este pozo que estaba conectado por grutas y túneles subterráneos tanto a la capilla como a la casa. Al parecer, Carvalho Monteiro era uno de los miembros de esta secta en Portugal, además de aficionado a la astrología, el esoterismo y las ciencias ocultas, y quiso dejar constancia de ello en cada rincón de la finca. Fuente: Wikipedia



El pozo iniciático desde arriba y desde abajo:




Más fotos:





Una de las grutas subterráneas da a esta preciosidad:



Y creíamos que las zamburguesas eran de humor amarillo...



Merece la pena echar la mañana o la tarde para visitar el lugar. Con tiempo.

Desde ahí ya salimos de Sintra en dirección al camping Obitur Gincho, carreteando por el parque nacional en vez de por la autopista, que es más bonito. De camino paramos a comer en un "lago azul" que por el nombre pintaba muy bien pero luego no era muy allá:



Fue el primer camping al que fuimos en el viaje, y se agradece un poco la comodidad de la ducha, fregadero, etc... También tiene piscina, y playa cercana, pero todas las playas de alrededor tenían bandera roja, así que optamos por darnos una vuelta en furgo por los acantilados y acabar con un bañito en la piscina.

Faro de Cabo Raso:




[Continuará...]















la_plasa

Octubre 27, 2016, 15:54:21 pm #13 Ultima modificación: Octubre 31, 2016, 16:13:08 pm por la_plasa
Día 10: Camping-Cascais-Lisboa



Antes de entrar en Cascais pasamos por la Boca do Inferno, que está al lado. Es un acantilado bonito. Creo que es más bonito cuando hay marea alta. Hacía una semana o así se había matado un chico español en este acantilado. Cuando fuimos no se veía tan peligroso



En Cascais nos dimos una vuelta por el centro. Tiene una fortaleza reconvertida en galerías de arte y poco más. No tiene mucho para ver. Por suerte nos coincidió una fiesta de cerveza artesanal. Fue lo mejor de Cascais.



De ahí fuimos a Lisboa por la carretera que va pegada a la costa. Se ve bastante masificación en la zona. En mi opinión no es muy visitable. Y llegamos a la zona de la torre de Belem, donde teníamos pensado aparcar. En la misma torre no permiten aparcar a autocaravanas, sin embargo un poco antes y un poco después hay aparcamientos pequeños donde se puede dejar. Nosotros lo dejamos más lejos todavía, que hay un aparcamiento más grande y está la parada de tren justo al lado, en Algés. La zona no me daba muy buena pinta... pero dormimos allí dos noches y no tuvimos problema ninguno. Desde allí se puede ir andando a la torre de Belem para visitarla, el museo del combatiente, el monumento de los descubrimientos, que es una pasada aunque lo pillamos de reformas y estaba todo lleno de andamios, y el monasterio de los Jerónimos que es espectacular.



De ahí vuelta a la furgo. Nos metimos por callejuelas de interior donde sólo vimos una cervecería, pero eso sí, a precios más que populares (1€ la cerveza!!!). Y de ahí al aparcamiento.

Día 11: Lisboa

Cogimos el tren para ir al centro de Lisboa. Te deja justo en el centro, en la última parada, Cais do Sodré, al lado de la Plaza del Comercio. En esta plaza está la oficina de turismo. En Lisboa hay un montón de cosas para ver, ya depende de si vas con niños, cuanto tiempo tienes etc. Empezamos a caminar por el barrio de Alfama. Es genial perderse por las callejuelas de este barrio. Nos coincidió justo que estaban haciendo una grabación:




En un callejón vimos unos dibujos bastante curiosos, tipo cómic, de la historia de Portugal:



Subimos al castillo, nos asomamos a varios miradores, donde se ve todo Lisboa. Es una ciudad sorprendente. Está a lo largo de siete colinas!!



Visitamos el Jardín Botánico y el Museo de la Ciencia, que están pegados. De ahí nos fuimos al Barrio Alto a tomarnos un algo. Ahí está la zona de movida y de bares. Descubrimos uno, que tienen cachis de cerveza por 1,50€!!! Antes de cenar, ya casi de noche, nos asomamos a un mirador, el Miradouro de Santa Catalina, y el ambiente que había era una pasada. Aún siendo domingo, había un chico tocando la guitarra y la gente tirada en el suelo en frente en un parqucito escuchando la música. Después de un rato dio paso a otro chico que cantaba hip hop...  Me encantó la sensación de libertad que se respiraba. Al lado había un kiosko donde bebían cervezas, hamburguesas...  Siento no poder aportar fotos pero era ya casi de noche. Como ya teníamos fichado otro sitio para cenar, cuando rugieron las tripas volvimos al Barrio Alto, a un sitio muy muy peculiar. Nos habían recomendado el restaurante Stasha en la C/Gáveas, pero lo vimos un poco finolis desde fuera, y nos fuimos a otro restaurante enfrente que prometía ser diferente. Había que reservar para cenar ya que es un sitio pequeño y se peta. Las mesas están todas juntas, las conversaciones se mezclan con la de los vecinos. A mí me pareció muy divertido, y la comida, genial. Tienen unas carnes a la piedra para chuparse los dedos . La gracia de este sitio es cenar más bien tarde, ya que cuando hay gente esperando lo suyo es dejar paso al siguiente y saltarse la sobremesa. En nuestro caso, ya no había más gente esperando así que pudimos disfrutar de un postre con vino de Oporto tranquilamente... Para volver al aparcamiento, los trenes funcionan hasta la 1:00h. creo recordar.

Día 12: Lisboa-Albufeira-Arrábida



Dejamos Lisboa y nos dirigimos a la zona de la Arrábida, un poquito más al sur.
Pasamos por Albufeira. Es un sitio muy bonito. Tiene un lago que desemboca en la playa. La zona del lago, que es como una ría, es bañable, e ideal para los peques. La playa ya tiene más oleaje y es más peligrosa. Lo bueno es que puedes bañarte en cualquiera de los dos sitios, e incluso empezar en el lago y dejarte llevar hasta la playa por la corriente, ya que apenas cubre. Es muy muy divertido!!!



De ahí nos dimos una vuelta por los acantilados, y el faro de Espichel, que sorprendentemente no está en el cabo. En esta zona se pueden ver también huellas de dinosaurio.




Ya  en la costa que mira al sur y no está tan expuesta como la del oeste, buscamos una playita para darnos un baño. Sin querer, llegamos a una de las playas más bonitas de Portugal, yo diría que la más bonita de toda la zona norte y central. Se llama Praia do Ribeiro do Cavalo. De hecho hay un cartel que lo pone: "está en una de las playas más bonitas de Portugal. Por favor, cuide el entorno". Eso sí, tiene su precio. Primero, el acceso en carretera que no es que esté muy allá, y segundo que hay que caminar un poquillo para llegar (como 15min.). Eso sí, puedo decir que merece la pena. Cuando llegamos ya había una zona en sombra porque era un poco tarde, pero la mayoría de la playa aún estaba al sol, así que nos dimos un chapuzón y a secar.




La idea que teníamos era llegar con la furgo a cerca de unos acantilados, caminar un poco y ver el atardecer desde allí, pero se nos hizo tarde así que buscamos directamente un sitio para dormir. Encontramos un área recreativa en medio de la nada, como quien dice, en la N379-1. Estábamos solos. Como era pronto para dormir, fuimos a un pueblo cercano a tomar algo. Da gusto consumir en estos sitios.

Día 13: Arrábida



El plan para hoy era hacer un poco de monte por el parque. Las montañas no son muy elevadas, pero dan de sí para mover un poco las patucas. Decidimos ir por una ruta que, a pesar de no estar marcada en los mapas, salía en una aplicación de móvil. Sale desde cerca de un convento, y tenía unas extrañas construcciones, como unas capillas:



En seguida nos dimos cuenta de por qué no salía la ruta en los mapas. El camino está bastante comido por la maleza. Y no cualquier maleza no, pinchos, pinchos, y más pinchos. Acabamos todos arañados, pero llegamos a la cima!!! Las vistas... bueno... no eran mejores que las que se ven por la carretera.




Bajamos por otro sitio que estaba un poquito más abierto. Y nos fuimos a la primera playa que nos encontramos, la Praia de Alpertuche. Es una playa de piedras, por lo que es ideal para hacer snorkel. Además tiene un montón de fauna marina: un montón de peces, estrellas de mar.... Como quien dice, fuimos allí a curarnos las heridas. No veais cómo escocían las heridas en el agua!!!

En la Arrábida hay bastantes playas, y muy diferentes. Por lo que pude ver, están mucho mejor las playas en las que hay que caminar un poco para acceder a ellas, que no  las que tienen el aparcamiento justo al lado. Hay para todos los gustos, y por lo general son playas sin grandes olas, más bien tranquilitas.
En dirección a Setúbal, hay un parking de autocaravanas. No se cuánto cobrarán por pasar allí la noche. Nosotros dormimos en un área recreativa que hay un poco más adelante. En esta área había varias furgos más. La playa está justo al lado, tienen parrillas, y duchas!!!
Comimos en esta área, dormimos un poco la siesta, nos acercamos a Setúbal a comprar (como ciudad no es nada visitable), nos dimos otra vuelta por las playas cercanas pero no eran muy allá, y volvimos al área para hacernos unas estupendas hamburguesas a la parrilla.





[Continuará...]

pepin

No nos dejes con la miel en los labios.....queremos mas. Gracias por compartirlo.