Marruecos: En busca del Sol ***AÑADIDO AL INDICE***

Iniciado por Marchoso, Diciembre 11, 2010, 12:47:24 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Marchoso

Diciembre 11, 2010, 12:47:24 pm Ultima modificación: Enero 20, 2011, 15:00:12 pm por tra´fi:k
El 3 de diciembre decidi irme de vacaciones a Marruecos para variar, pues llevo varios anos viniendo contiuamente. Y este es el relato de mi viaje. Disculpad las faltas, pues entre otras cosas el teclado esta en frances y arabe solamente.

Marchoso

03/12/2010
Me levanto a las 7,30 porque aún me quedaba alguna cosa que poner en el coche, como la ropa y la bicicleta. Todos los tubos del portabicis estaban congelados, y tuve que buscar unos guantes para amarrar la bicicleta. Puse el motor en marcha para que fuera deshaciendo el hielo de los cristales. Un desayuno rápido y algo de congoja cuando me despedí de mi perra, pues quería habérmela traido conmigo, pero lleva toda la semana enferma, así que allí se ha quedado, haciendo compañía a mi madre.
Último  repaso por si me olvidaba algo y adiós a la familia. Es una mañana muy fría, todo está lleno de escarcha pero sigo en dirección a Barcelona, pues aún me falta  por recoger la tarjeta de embarque. Aparco en la zona de embarque  y voy a buscar mi billete de camarote y la tarjeta de embarque.  En 15 minutos todo resuelto, ahora a esperar el control de la policí, subir al barco y aparcar la furgo.
Algún problemilla para encontrar el camarote.  Tengo número de cama pero no consigo saber cual es, así que me instaló en una cama baja de las 4 que hay.
Salgo a tomar un café, y me encuentro con un grupo de 4x4 que se ve que van a una carrera por el sur de Marruecos.
El barco ya hace media hora que ha salido, pero va muy lento. Menos mal que hace muy buen dia, pero bastante frio.

En la cola de embarque como siempre el espectáculo de tantas furgos cargadas hasta los topes. El límite de altura es de 4,5 mt pero hay algunas furgos que pasan claramente de esa altura. El que iba mas cargado de todo lo pararon y le hicieron volver  hacia el inicio de la cola, pero es que era exagerado como iba de cargado. Llevaba de todo lo imaginable.
Me voy al camarote a ver si ha aparecido alguien nuevo ó encuentro a alguien para hablar un rato, estoy un poco aburrido y me quedan 30 horas de travesía. Me he quedado dormido aunqua hacia un poco de frio, asi que he dormido con ropa.
A las 3 me he despertado y he subido para ver si me sellaban el pasaporte, un montón de gente esperando pero el policía no aparece. A las 4 llega el policía y empieza el sellado. Todo marcha a cámara lenta, hay unos que intentan colarse y otros que están mareados. Cuando falta poco para que llegue mi turno, el sello deja de rodar. A los 5 minutos tampoco funciona el ordenador. Bueno, al final me lo han sellado y me voy al bar a tomar algo. Ahora hay que esperar otra cola mañana para que te sellen los papeles del coche. Solo espero que vaya mas rápido que hoy.
Al lado de mi mesa tengo a un grupito de unos 10 españoles en 4x4 que desde que han llegado no han dejado de hablar, de carreras, de dunas, de averias, amortiguadores, gasolina y de poder ir algún dia al Dakar.
No muy tarde me he ido a dormir. Menos mal que a alguien se le ha ocurrido poner mas fuerte la calefacción.

Instalacion del portabicis el ultimo dia. La verdad es que me ahorra mucho espacio en el interior.


Ya en el puerto de Barcelonq esperando subir al barco


Furgoneta tipica cargada hasta los topes, con todo lo imaginable.


Este se ve que vende carritos para la compra.


Saliendo del puerto




Espero no tener que usarlo


Sierra Nevada a lo lejos, toda nevada




Barquito con algunos bultos.



trinker

Hola Marchoso!
Menudo viajecito... quería preguntarte cuánto te ha costado el pasaje.
Saludos!

Marchoso

Diciembre 11, 2010, 14:16:11 pm #3 Ultima modificación: Diciembre 14, 2010, 12:52:19 pm por Marchoso
04-12-2010
He dormido bastante bien, aunque como duermo con la mochila agarrada, de vez en cuando ha sido algo incómodo. En la mochila todo lo necesario para el viaje, asi que es lo que controlo todo el tiempo.
A las 9 me he levantado y he ido a desayunar. Unas magdalenas, un café y un zumo. Tambien mi dosis de pastilla, para la diabetes, los dolores de espalda y de cabeza, etc.
He estado desayunando con un gaditano que arregla los motores de los congeladores de los containers, pero no tiene nada que hacer, pues hay poco transporte de congelados. Está un poco harto porque ha de estar dos meses embarcado, y solo libra los jueves.
Tambien he hablado con un ciclista que vive en Barcelona; es extranjero, pero no he entendido casi nada de lo que me ha dicho. Ha estado viajando por Marruecos, pero ahora iba de regreso a casa a Barcelona, pero el barco va de Barcelona a Cádiz. Así que no he entendido nada.
He hecho un par de fotos de Sierra nevada, que está toda cubierta de nieve. Se ve cerca pero la vista engaña.
He ido al camarote a hacer mis cositas y ahora estoy tomando tranquilamente un café.
La mayoría de la gente que toma este barco es marroquí y gente de color que viven en Cataluña, Burkina Faso y otros paises africanos. He conocido a unos negritos que van de vacaciones a Burkina Faso. Los dos en 4x4. Hay otros que llevan la furgoneta cargada de cosas increibles, sobretodo ropa. Los coches los venderán luego en su país, porque no les dejan volver con ellos, y volverán en avión. Es un viaje de 4 dias por el desierto y lo único que piden es que no les surja ningún problema. Cruzarán Marruecos, Mauritania, Mali y Burkina faso, Inchalah.
De golpe y porrazo el bar se ha quedado vacio, vete a saber a donde ha ido la gente, porque aquí no hay nada que hacer, aparte de tomártelo tranquilamente.
Una siesta es lo mejor que puedo hacer. Me voy a dormir un rato y a eso de las siete se despiertan el resto de los que compartían el camarote. Hablamos de Marruecos, de la crisis, de la boda de uno que va a Tanger y que dice que por lo que gana en España no piensa volver.
Ha llegado la hora de coger el coche y desembarcar. Como siempre me pierdo entre ascensores y escaleras. Además ni siquiera se en que cubierta el dejado la Marchosa. Tras un rato de buscar descubro que las furgonetas grandes están en la planta 3. Para allá voy, y al abrir la puerta, allí está la Marchosa esperando. Arrancamos motores y empezamos a desembarcar. Los guias me hacen ir hacia donde van todas las furgonetas grandes. Cuando llego al final un policía me pregunta que de donde soy, le digo que español y voy de turismo. Me hace tirar marcha atrás y me dice que vuelva a donde he desembarcado de nuevo. Cuando llego soy el último de toda la cola. Casi una hora después me sellan la carta del vehiculo y ya puedo marcharme.
Estoy indeciso entre si quedarme en Tanger y continuar al dia siguiente, pero intentando buscar un hotel que me han recomendado me pierdo, como siempre. Así que elijo ir directamente a Chefchauen. La carretera está tranquila. Me paran en dos controles y lo único que me preguntan es si hablo francés, les digo que no, que solo español, y me dejan continuar.
A mitad de camino para a comer unas costillitas de cordero con patatas y continuo el camino. Llego a Chefchaouen a la una de la mañana y pregunto por el camping, y unos chicos me dicen "Que ellos no hablan de política, que son personas y están aquí para ayudar" total, que me dicen que les siga y me llevan hasta la misma puerta del camping. El camping parecía estar cerrado pero en cuanto me vieron llegar me abrieron la puerta y para dentro. En menos de 10 minutos ya estaba instalado y listo para dormir, pero aunque estaba cansado no conseguia conciliar el sueño. Empezó a llover suavemente y la lluvia se oia revotando sobre el techo de chapa de la Marchosa. Que bien, pensaba yo. Aquí estoy adormilado por el sonido de la lluvia, descansando la mente y el cuerpo, y un mes por delante para hacer lo que me venga en gana. La noche pasa rápida y a las 7,30 ya estoy despierto, pero eso lo contaré mañana


Hoy he salido temprano de Tánger con la intención de llegar a Agadir, pero como siempre me he perdido. Cogí la autopista de Tánger, que llega hasta Agadir, pero en algún lugar del camino me despisté. De golpe y porrazo me vi viajando por la nacional al lado de la costa. Pronto llegué a Al Jadida, pero como el día era algo lluvioso no me detuve y decidí viajar al menos hasta Safi o Essaouira. La carretera no está mal y cuando llegó la noche ya estaba en Safi y sus murallas portuguesas. Ahora el problema era encontrar un camping. Pregunté a varios marroquíes, pero algunos no me entendían y a la mayoría no los entendía yo. Tan mala suerte tuve, que acabé preguntándole a un mudo, pero este muy convencido me indicó la dirección contraria exactamente. Yo no me lo creí mucho, así que volví a preguntar y un señor definitivamente me explicó dónde estaba. Llegué al camping, hice los trámites correspondientes y como estaba bastante hambriento pregunté dónde estaba el restaurante, pero con tan mala suerte que el restaurante del camping estaba cerrado. Los cámpines en Marruecos son muy baratos, cuestan 5 ó 6 € por día, pero siempre has de contar 2 ó 3 más para el taxi, pues no sueles llevar la furgo a la ciudad y de noche y andando es algo complicado volver.
Emprendí el camino andando carretera abajo hasta que encontré un taxi. Pregunta de rigor. Lléveme a algún sitio barato para comer. El taxista a veces se enrolla y otras te lleva a donde le da la gana. Esta vez fui a parar en un restaurante típico donde va mucha gente del país a comer. Tomé una Jadida, que estaba buenísima y de segundo medio pollo asado. Mientras esperaba que me sirvieran me pusieron unas aceitunas, que es algo que hacen normalmente, y un platito con salsa, también me trajeron un plato de ensalada enorme, pero les dije que yo no la había pedido. Supongo que al final me la cobraron igual, pues me costó 70 DH la cena. Como estaba cansado cogí un taxi en la misma puerta del local y directo al camping a dormir. Antes de acostarme una visita al lavabo y a la cama. Pronto empezó a llover y no mucho más tarde ya estaba frito, pero no fue una noche de dormir de un tirón, tuve un sueño deprimente, y como cada noche desde que estoy de viaje, no he dormido bien . Del sueño prefiero no hablar, pues criticaba a todo el mundo, así que mejor me callo. Cuando desperté por la mañana y mientras iba al lavabo, un enorme pavo real desplegó sus plumas ante mí. No me lo podía creer, yo con los ojos medio cerrados, y aquel bicho desplegando toda su belleza entre el auto caravanas. Cagué perfectamente como cada mañana y liquidé la cuenta. Pronto me puse en ruta camino de Essaouira. La carretera no es tan buena como esperaba y está llena de curvas. Esperaba que fuese paralela a la costa pero en ningún momento se ve el mar. Yo conducía tranquilito, intentando que el aparato nuevo de música que acaba de estrenar La Marchosa, funcionara, pero no había forma, y eso me pasa, como dice mi hermano Carlos, porque yo como todo el mundo no nos leemos el manual. Al final conseguí que funcionara un pen drive lleno de música de El Ultimo de la fila, que había grabado para mi madre y que me había traído de prueba, pero acabé de El Último hasta la última hasta los mismísimos cataplines. Cuando llegué al cruce de Essaouira tenía que elegir si pararme y ver la ciudad o continuar. Decidí continuar hasta Agadir. En el camino pronto aparecieron árboles de Argán y cooperativas con su famoso aceite. Estuve tentando en parar, al menos para comparar precios, aunque pensé que con Touria sería más fácil comprarlo. De pronto, apareció un letrero que decía Emouzine, y que era una playa que me habían recomendado. Total que giré un par de km después de verlo y me fui a Emouzine a ver su playa. El camino era estrecho y bajaba por una pendiente algo empinada en la que de vez en cuando había restos de piedra y arena por las lluvias de la semana anterior. Tras 10 km de bajada llegué al pueblo, empecé a ver las primeras casas, me pareció un lugar nuevo, y que pronto estaría lleno de chalets. Había muchas casas nuevas y otras en construcción, separadas por una buena distancia una de otras. Al final me dirigí hacia el puerto y paré. Se me olvidaba que todo el camino estuvo lloviendo y cuando bajé del coche aún llovía. Hasta el puerto parecía nuevo y a pesar del mal día, al fondo a la izquierda se veía a un grupo de surfistas en medio del agua esperando sus olas. Otros poniéndose el traje a toda prisa mientras llovía y yo pensando que no era el único loco que andaba por allí. Hice unas cuantas fotos y me fui. Cuando me marchaba, algún surfista amable me saludó desde una mesa de bar. Durante la subida siguió lloviendo y yo conducía despacito admirando el paisaje y controlando la furgo. De repente una mujer con un niño en brazos, comenzó a hacerme señales de que parara, pero en este viaje no había querido recoger a nadie en los días anteriores, pero esta vez, al ver a la mujer con el niño y viendo el tiempo que hacía, paré. Graso error o mala suerte. La mujer hablaba un poquito de inglés porque su marido daba clases de inglés. Estuvimos hablando un poco sobre a donde iba y esas cosas cuando llegamos al cruce con la nacional y ante mi aparecen un par de policías. Tenía que haberles adelantado por la derecha pero me paré un poco, lo justo para que el policía me diera el alto, viniera hacia mí, y me dijera que había cometido una infracción. Le pregunté, ¿Qué infracción? y él con la cabeza me hizo saber que me paraba por culpa del bebé. Que no podía llevar un bebé en el asiento del copiloto sin cinturón ni nada. Total que me pide los papeles del coche y se los enseño. Entonces me dirijo a la mujer en árabe y le digo que tengo un problema. Ella empieza a hablar con el policía, y yo solo oía todo el rato "mushkin, mushkin", "problema, problema", era lo único que entendía. Ella miraba detrás de la furgo por si podía cambiarse a la parte de atrás, pero detrás solo tenía la cama y un montón de trastos. De golpe, se me caló la furgo, el policía se rió, yo también me reí y entonces la tensión desapareció por completo casi al instante. El policía paró un autobús he hizo que la mujer se fuera en él. Después me dijo, Monsieur, continúe. Que alivio. Pues yo ya me veía montando un numerito en la carretera.
Seguí mi camino y empezaron a aparecer vendedores desperdigados de aceite de argán y otras cosas que no sé lo que eran. A veces las botellas tenían un color y otras veces otro. Yo continué y no paré para nada. Cada dos horas mi amiga Touria me llamaba para preguntarme que tal iba todo. Al llegar a Tamri, el pueblo de los plátanos paré a echar gasoil y a comer. El gasoil va 7,30 DH. Mientras echaba gasoil, apareció uno que quería venderme una tv, decía, es de una caravana. Y yo pensaba, que hago, voy a ver lo que vende o qué. Pero he aquí el dilema, le compro algo que sabía que era robado y que a lo mejor algún día podría haber sido mío o paso de él. El tipo insistía, tengo más cosas, ven a verlas. Al final pasé de él y le dije que no quería nada, que me iba a comer. Entonces el tipo me dice, ve allí enfrente que trabajo yo. No me lo creí, pero cuando crucé la carretera y fui al restaurante, el tipo estaba allí. Ya dejó de insistir y entonces me preguntó qué quería comer. Pedí una tajine de cordero, pero aunque estaba llena de patatas buenísimas, el cordero brillaba por su ausencia. Pagué y seguí mi camino. Quería llegar pronto al camping de Taghazoute, porque me habían dicho que allí te preparaban parasoles y toldo para la furgo, pero cuando pregunté por los precios, resultó que todo era mucho más caro que en España. Así que seguí hacia Agadir. Me paré un ratito en la playa de Taghazoute a ver a los surfistas, pues a pesar del día que hacia había muchos practicando. Hice un par de fotos y seguí. Al llegar cerca del palacio del príncipe de Arabia Saudita, llamé a Touria para que me indicara como llegar a su casa. Me dijo que continuara todo recto y que me esperaba en Marjane, unos grandes almacenes. Cuando llegué a Marjane la volví a llamar y me dijo que en 5 minutos me venía a buscar, como así fue. Me puse muy contento al volverla a ver. Hablamos un rato y me dijo que la siguiera hasta su casa. Me dejó las llaves de casa y se fue a hacer unos recados que tenía que hacer. Por la noche quedamos para cenar. Nos explicamos los últimos chismes y luego me dejó en su casa, donde estuve intentando que funcionara internet, pero a la vista de lo lento que iba, me fui a dormir. No dormí tampoco demasiado bien, pero descansé que era lo importante.

Entrada del camping


Vista de la ciudad desde las escaleras que bajan desde el camping.






La bajada son diez minutos pero la subida la hago en taxi:




Esta es la mezquita de la plaza princiqal


Esta es la plaza principal:


Me encanta sacar fotos a lo que como






No se de que pais eran




Autocaravana y fuente en el camping


La Marchosa entre medio de los pinos


Unas especies de pavo en medio del restaurante


Precios del camping, furgoneta, una persona y luz unos 60 DH



Marchoso

Cita de: trinker en Diciembre 11, 2010, 14:02:01 pm
Hola Marchoso!
Menudo viajecito... quería preguntarte cuánto te ha costado el pasaje.
Saludos!

Desde Barcelona a Tanger 305 € ida, que es mas barato que ir en coche solo y pagar el barco, la autopista y el gasoil. Ademas le ahorras 2500 km a la furgo.

Marchoso

Hoy he salido temprano de Tanger con la intención de llegar a Agadir, pero como siempre me he perdido. Cogí la autopista de Tanger, que llegas hasta Agadir, pero en algún lugar del camino me despisté. De golpe y porrazo me ví viajando por la nacional al lado de la costa. Pronto llegúe a Al Jadida, pero como el dia era algo lluvioso no me detuve y decidí viajar al menos hasta Safi ó Essaouira. La carretera no está mal y cuando llegó la noche ya estaba en Safi y sus murallas portuguesas. Ahora el problema era encontrar un camping. Pregunté a varios marroquies, pero algunos no me entendian y a la mayoría no los entendía yo. Tan mala suerte tuve, que acabé preguntándole a un mudo, pero este muy convencido me indicó la dirección contraria exactamente. Yo no me lo creí mucho, asi que volví a preguntar y un señor definivitamente me explicó donde estaba. Llegué al camping, hice los trámites correspondientes y como estaba bastante hambriento pregunté donde estaba el restaurante, pero con tan mala suerte que el restaurante del camping estaba cerrado. Los campines en Marruecos son muy baratos, cuestan 5 ó 6 € por día, pero siempre has de contar 2 ó 3 mas para el taxi, pues no sueles llevar la furgo a la ciudad y de noche y andando es algo complicado volver.
Emprendí el camino andando carretera abajo hasta que encontré un taxi. Pregunta de rigor, Lléveme a algún sitio barato para comer. El taxista a veces se enrolla y otras te lleva a donde le da la gana. Esta vez fuí a parar en un restaurante típico donde va mucha gente del pais a comer. Tomé una Jadida, que estaba buenísima y de segundo medio pollo asado. Mientras esperaba que me sirvieran me pusieron unas aceitunas, que es algo que hacen normalmente, y un platito con salsa, tambien me trajeron un plato de ensalada enorme, pero les dije que yo no la había pedido. Supongo que al final me la cobraron igual, pues me costó 70 DH.
Como estaba cansado cogí un taxi en la misma puerta del local y directo al camping a dormir. Antes de acostarme una visita al lavabo y a la cama. Pronto empezó a llover y no mucho mas tarde ya estaba frito, pero no fué una noche de dormir de un tirón, tuve un sueñó deprimente, y como cada noche desde que estoy de viaje, no he dormido. Del sueño prefiero no hablar, pues criticaba a todo el mundo, así que mejor me callo.
Cuando despèrté por la mañana y mientras iba al lavabo, un enorme pavo real desplegó sus plumas ante mi. No me lo podía creer, yo con los ojos medio cerrados, y aquel bicho desplegando toda su belleza entre las autocaravanas.
Cagué perfectamente como cada mañana y liquidé la cuenta. Pronto me puse en ruta camino de Essaouira. La carretera no es tan buena como esperaba y está llena de curvas. Esperaba que fuese paralela a la costa pero en ningún momento se ve el mar. Yo conducía tranquilito, intentando que el aparato nuevo de música que acaba de estrenar La Marchosa, funcionara, pero no había forma, y eso me pasam, como dice mi hermano Carlos, porque yo como todo el mundo no nos leemos el manual. Al final conseguí que funcionara un pendrive lleno de música de El Ultimo de la fila, que había grabado para mi madre y que me había traido de prueba, pero acabé de El Último hasta la última. Cuando llegué al cruce Essaouria tenía que elegir si pararme y ver la ciudad ó continuar. Decidí continuar hasta Agadir. En el camino pronto aparecieron árboles de Argán y cooperativas con su famoso aceite. Estuve tentando en parar, al menos para comparar precios, pensé que con Touria sería mas facil comprarlo. De pronto, apareció un letrero que decía Emouzine, y que era una playa que me habían recomendado. Total que giré un par de kms despues de verlo y me fuí a Emouzine a ver su playa. El camino era estrecho y bajaba por una pendiente algo empinada en la que de vez en cuando había restos de piedra y arena de la semana anterior. Tras 10 km. de bajada llegué empecé a ver las primeras casas, me pareció un lugar nuevo, y que pronto estaría lleno de chalets. Había muchas casas nuevas y otras en construcción, separadas por una buena distancia una de otras. Al final me dirigí hacia el puerto y paré. Se me olvidaba que todo el camino estuvo lloviendo y cuando bajé del coche aún llovía. Hasta el puerto parecía nuevo y a pesar del mal día, al fondo a la izquierda se veía a un grupo de surfistas en medio del agua esperando sus olas. Otros poniendose el traje a toda prisa mientras llovía y yo pensando que no era el único loco que andaba por allí. Hice unas cuantas fotos y me fuí. Cuando me marchaba, algún surfista amable me saludó desde una mesa de bar.
Durante la subida siguió lloviendo y yo conducía despacito admirando el paisaje y controlando la furgo. De repente una mujer con un niño en brazos, comenzó a hacerme señales de que parara, pero en este viaje no había querido recoger a nadie en los dias anteriores, pero esta vez, al ver a la mujer con el niño y viendo el tiempo que hacía, paré. Graso error o mala suerte. La mujer hablaba un poquito de inglés porque su marido daba clases de inglés. Estuvimos hablando un poco sobre a donde iba y esas cosas cuando llegamos al cruce con la nacional y ante mi aparecen un par de policias. Tenía que haberles adelantado por la derecha pero me paré un poco, lo justo para que el policía me diera el alto, viniera hacia mi, y me dijera que había cometido una infracción. Le pregunté, ¿Qué infracción? y él con la cabeza me hizo saber que me paraba por culpa del bebé. Que no podía llevar un bebé en el asiento del copiloto sin cinturón ni nada. Total que me pide los papeles del coche y se los enseño. Entonces me dirijo a la mujer en árabe y le digo que tengo un problema. Ella empieza a hablar con el policia; y yo solo oía todo el rato "mushkin, mushkin", "problema, problema", era lo único que entendía. Ella miraba detrás de la furgo por si podía cambiarse a la parte de atrás, pero detrás solo tenía la cama y un montón de trastos. De golpe, se me caló la furgo, el policía se rió, yo tambien me reí y entonces la tensión desapareció por completo casi al instante. El policía paró un autobús he hizo que la mujer se fuera en el. Despues me dijo, messieur, continue. Que alivio. Pues yo ya me veía montando un numerito en la carretera.
Seguí mi camino y empezaron a aparecer vendedores desperdigados de aceite de argán, y otras cosas que no se lo que eran. A veces las botellas tenían un color y otras veces otrol. Yo continué y no paré para nada. Cada dos horas mi amiga Touria me llamaba para preguntarme que tal iba todo. Al llegar a Tamarin, el pueblo de los plátanos para a hechar gasolina y a comer. Mientras hechaba gasoil, apareció uno que quería venderme una tv, decía, es de una caravana. Y yo pensaba, que hago, voy a ver lo que vende o qué. Pero he aquí el dilema, le compro algo que sabía que era robado y que a lo mejor algún dia podría haber sido mio o paso de él. El tipo insistía, tengo mas cosas, ven a verlas. Al final pasé de él y le dije que no quería nada, que me iba a comer. Entonces el tipo me dice, ve allí enfrente que trabajo yo. No me lo creí, pero cuando crucé la carretera y fuí al restaurante, el tipo estaba allí. Ya dejó de insistir y entonces me preguntó qué quería comer. Pedí una tajine de cordero, pero aunque estaba llena de patatas buenísimas, el cordero brillaba por su ausencia. Pagué y seguí mi camino. Quería llegar pronto al camping de Tagazout, porque me había dicho que allí te preparaban parasoles y toldo para la furgo, pero cuando pregunté por los precios, resultó que todo era mucho mas caro que en España. Así que seguí hacia Agadir. Me paré un ratito en la playa de Tagazout a ver a los surfistas, pues a pesar del día que hacia habia muchos practicando. Hice un par de fotos y seguí. Al llegar cerca del palacio del principe de Arabia Saudita, llamé a Touria para que me indicara como llegar a su casa. Me dijo que continuara todo recto y que me esperaba en Marjane, unos grandes almacenes. Cuando llegúe a Marjane la volví a llamar y me dijo que en 5 minutos me venía a buscar, como así fué. Me puse muy contento al volverla a ver. Hablamos un rato y me dijo que la siguiera hasta su casa. Me dejó las llaves de casa y se fué a hacer unos recados que tenía que hacer.
Por la noche quedamos para cenar. Nos explicamos los últimos chismes y luego me dejó en su casa, donde estuve intentando que funcionara internet, pero a la vista de lo lento que iba, me fuí a dormir.
No dormí tampoco demasiado bien, pero descansé que era lo importante.

Camping de Safi, ni una sola furgo, todo son Autocaravanas


A exepcion de la mia: La Marchosa


Pavos reales entre las autocaravanas


Bajada a la playa de Emouzine



















Marchoso

He comenzado la mañana llenando los pendrives con música, para ver si hoy tengo mas suerte.
Touria me ha llamado para ver que tal había dormido. Ella estaba trabajando. A eso de las once me he ido a desayunar y he codigo La Marchosa para ir a la playa de Tagazout. Por el camino he vuelto a preguntar el precio de unas cortinas aislantes del sol, para los cristales, pero me siguen pareciendo caras.
La playa está cerca y he decidido poner en orden la parte de atrás de La Marchosa, pues despues de tanto traqueteo, estaba todo donde quería menos en su sitio.
La primera hora han venido a la furgo todos los vendedores de la playa, unos insistían mucho y otros se iban en cuanto les decía que no quería nada.
He arreglado la cama, pues me he dado cuenta que con mi peso, se han salido las guias de su sitio y que necesitaria dos patas mas para que pueda desplegarla completamente. He hecho la cama, ordenado todos los tratos y cuando ya estaba todo en su sitio me he ido a tomar el sol.
Hace un día casi estupendo, 33º de temperatura y poco aire. Me he sentado en una silla a tomar el sol, y allí me he quedado un rato, tomando el sol y haciendo fotos.
Al mediodia he ido a comer a Azrou. Delante mia 3 surfistas alemanes discutian con el jefe del restaurante por el palo que les había dado por 3 pescados, 3 cocas y un agua. Les he preguntado que qué pasaba y me han dicho que era muy cara la factura. Ellos me han preguntado si sabía lo que valía lo mio, y les he dicho que no me importaba, pues es un error sentarse en un restaurante y no preguntar por los precios,l así que ahora ya no había nada que hacer. Cuando he pedido la cuenta me han cobrado 50 dh en cambio a los surfistas, 170 dh cada uno.
Me tenía que ir ya para Agadir, pues a las 4 había quedado con Touria para ir de compras. Me ha llevado a unos almacenes artesanos donde lo hubiese comprado todo, pero claro, me he tenido que contener a duras penas, aunque alguna que otra cosa ha caido. Despues hemos ido a la tienda de un fabricante de lámparas, pero no he comprado nada y me he quedado con las ganas.
Yo estaba sediento, pues tened en cuenta que voy en camiseta y que sigue haciendo bastante calor, asi que nos hemos ido a tomar un zumo de naranja. Ella no lo ha podido evitar y se ha comido una miloja. Despues se ha ido a clase, y aquí estoy yo, esperando que vuelva y aprovechando que el bar tiene Wifi gratis. Cuando vuelva nos iremos a cenar calamares, asi que ya os contaré.

Tienda de velas




El monstruo descansando


No se si os habeis fijado, pero me he afeitado




Aqui tendria que salir mi amiga Touria, pero no quiere

Mi descontrol de aparatitos




Marchoso

Diciembre 11, 2010, 14:46:11 pm #8 Ultima modificación: Diciembre 11, 2010, 20:43:49 pm por Marchoso
10/12/2010
Hoy me iba a ir las playas del sur, pero después de media hora en la carretera, no pude más con el atasco de coches que había y dí la vuelta.
Paré en una gasolinera para inflar las ruedas de la bici. Algunos problemas, pues la manguera no tenía el conector adecuado, al final me la inflaron aunque no como yo hubiese querido.
Me fui a casa de Touria y me puse unos pantalones cortos, una camiseta y las bambas, pues hoy ha hecho un día de verano. Total que cogí la alforja con algunos trastos y me fui a dar una vuelta por las calles de Agadir y el paseo de la playam, que es enorme y me encanta. Estuve unas 4 horas dando vueltas arriba y abajo, pero en una parada me di cuenta que las ruedas estaban desinfladas. La de delante parecía pinchada, y la de atrás casi hacía la misma pinta. Intenté inflarlas con la mierda de bomba que llevo, pero nada. Así que con el poco  aire que aún se mantenía, seguí camino de vuelta. En un momento dado la rueda de delante dijo que no y en eso veo lo que parece el edificio de un banco, aunque luego resultó ser una fábrica de tratamiento solar. Les pregunto si tienen una bomba y ellos a su vez me preguntan que si vengo por la carrera. ¿Qué carrera? Pues eso, que dentro de unos días hay una carrera en bicicleta y esperaban que se apuntara mas gente. Les dije que no, que necesitaba una bomba. Enseguida fueron a buscarla y me inflaron la rueda. La rueda no tiene la dureza que debería tener, pero al menos me ha devuelto a casa. Justo cuando llegaba me ha llamado Touria para decirme que saldría a las 3 y que venía ya. La he esperado en la puerta y cuando ha llegado he subido a tomar una ducha rápida y cambiarme de ropa.
Hoy nos han llamado diciendo que un regalo que había comprado ya estaba acabado. Así que hemos ido directamente a la tienda. Despues hemos ido a otra tienda donde estaban haciéndome unas babuchas un artesano, pero sobretodo con la suela dura, pies siempre las rompo por ahí. Al final no estaban listas y hemos quedado para mas tarde, pero no hemos podido ir y lo he dejado para dentro de 3 dias.
Las compras han continuado, pues ayer vi una mesa de madera que me encantó. Y hoy, Touria me ha llevado a un local donde las fabrican y son mas baratas. Me he comprado la mesa y alguna que otra chuchería. Despues hemos ido a comer, pues yo no había comido en todo el día y ya eran al menos las 5 de la tarde. El local es un sitio abierto hace 3 meses y es muy modernito. Hay una parte donde venden toda la carne empaquetada y también la venden por cantidades, y en esto que oigo a Touria recriminar al dependiente. Le pregunto qué pasa y me dice, es que ha cogido la carne con la mano y no lleva guantes. Sin comentarios, conociendo a Touria, pues el sitio estaba impecable. Luego sales a fuera y le dices al camarero como quieres que te la preparen y si quieres una ensalada o algo mas. Hemos comido bien. Ya son casi las 8 y me parece que Touria está cansada. Le sugiero de ir a tomar un helado y al final accede. Helado no había donde hemos ido y tampoco wifi, así que hemos estado intentando que el router pendrive funcione, pero a parte de los problemas para que aceptara la tarjeta es imposible hacer nada serio con el. Al final nos hemos ido. Despues de algún susto con su coche, pues parece que no va bien, me deja en casa. Y aquí estoy, intentando que funcione el router, pero nada, desisto. Mañana iré a un cyber y espero enviaros esta pequeña crónica.
Touria es iscreible. Ayer se llevó la ropa sucia para lavar y hoy me ha dado un paquete que yo creí que era la ropa. Pero cuando lo abro veo que la ropa no es mia. Le pregunto y me dice que es una ropa que me compró en Holanda este otoño, porque yo le había dicho que si encontraba ropa grande me comprara algo. Y ella va y se acuerda. Gracias desde aquí, Touria.
¡Qué dura es la vida del turista!
Nota: hoy no he hecho ni una foto. A pesar de que tenía que haberlo hecho, pues la cámara parece que no va bien. Es lo único que me faltaba.

Marchoso

Diciembre 11, 2010, 20:54:56 pm #9 Ultima modificación: Diciembre 11, 2010, 21:02:48 pm por Marchoso
Hoy me he quedado solo, mi amiga se ha ido de viaje varios dias. He pasado la manana en un cyber, poniendo un poco de orden en mi mundo informatizado. Luego he comprado la comida en un restaurante senegales y me la he comido en casa. He hechado una siesta de una horita, la primera desde que sali y he llamado a la familia. Acabo de ir al centro a comprar un GPS, pues el mio no va, pero tendre que esperar hasta la semana que viene para que me aconseje un amigo, ademas en el centro mas IN no habia nada mas que TOMTOM por 135 €.
He vuelto al barrio donde estoy y me he tomado una sopita de garbanzos, y ahora estoy escribiendo esto y me voy a ver que se cena.
Creo que ayer pinche las dos ruedas de la bici, asi que manana me voy a unas cascadas y a ver si alli las arreglo.
Maasalama.

Marchoso

Diciembre 11, 2010, 20:57:25 pm #10 Ultima modificación: Diciembre 11, 2010, 21:04:58 pm por Marchoso
que alguien me diga si se ven las fotos, pues estoy en un cyber donde solo sale texto.
Gracias.

Ya las veo, pero han tardado media hora en salir. Jo, que susto, pues me ha llevado un buen rato subirlas.

PEGEM

que buena pinta tiene tu furgo,
...¿dónde la has camperizado?...
...nos podías enviar unas fotillos del interior...

ah¡¡¡...fantástico viaje


saludos,


misueño

que siga, que siga que me estoy enganchando

XulDe

Cita de: Marchoso en Diciembre 11, 2010, 14:19:30 pm
Desde Barcelona a Tanger 305 € ida, que es mas barato que ir en coche solo y pagar el barco, la autopista y el gasoil. Ademas le ahorras 2500 km a la furgo.


Me parece un precio muy razonable, sigo tu cronica  ;D
3 FRIKIPUNTOs

Marchoso

la furgo por dentro solo tiene la cama de dormir doble, que tambien es un sofa. Tiene dos baterias auxiliares de 100 Amp cada una, la nevera y un par de focos. Ademas tiene una calefaccion Webasto air top y algo de aislante en las paredes y techo. El resto lo tengo en el maletero pero aun no lo he puesto, y es que soy un vago de cuidado.
Estoy pensando en camperizarla aqui, pues un carpintero me pide 200 € mas la madera y 3 semanas, y el otro me pide 700 € mas la madera y una semana. Lo que pasa es que cada dia me sale algo que hacer y no se si tendre tiempo.