Al Cabo Norte, en solitario y con un peludo. EN CONSTRUCCIÓN

Iniciado por Breaus, Septiembre 17, 2019, 17:58:54 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Breaus

Pues si,
Tal y como dice el título, después de planear durante todo el año el viaje, este verano me fui a Cabo Norte sin más compañía que la de mi peludo.
Subida por Suecia y Finlandia, y bajada por la maravillosa Noruega.

41 días. 4 días en las Vesteralen (Senja) y Lofoten.
14.907kilómetros totales.
Ferries, túneles, autopass, puertos,fiordos, bosques, rutas turísticas, paisajes increíbles.. Noruega es lo más bonito que he visto. Cuando piensas que el paisaje no puede ser más hermoso, descubres que sí.

En cuanto vaya sacando ratos, iré colgando la crónica del viaje.


Lo primero es decir que para este viaje ya he introducido cinco mejoras en la furgoneta.

La primera: una batería auxiliar. Se acabó el sufrir cada vez que salimos de la furgoneta para hacer una excursión larga, pensando en la comida que dejaría de estar fresca en un par de horas.

La segunda: una nevera de compresión comprada en una compra conjunta.
La verdad es que cuando me llegó a casa, casi me da algo. La veía enorme y creía que se comería buena parte del espacio. Estuve a punto de devolverla y comprar una más pequeña, pero ha resultado ser una gran compra. Cabe un montón de comida y enfría hasta -10C.

La tercera: suelo de contrachapado fenólico. Solo una semana antes de partir, un amigo me estaba echando una mano para poner el kaiflex y cortar la madera adaptándola a la furgoneta. Ese tipo de madera es horroroso. Nada más verlo pensé que tenía color de ataúd, asi que me fui pitando a Leroy Merlín a por vinilo imitación madera, pero como no tenían el que me gustaba compré una goma negra de olor hediondo a petróleo puro. Hasta el perro, que va en un colchón perruno sobre el que pongo un edredón, apestaba a esa goma si le metía la nariz en el lomo.  .panico

Cuarta: colchón viscolástico comprado también en una compra conjunta. Se duerme genial en él porque es durito y muy cómodo.

Quinta y última: un airlock. Me ha venido genial para poder dejar al perro en la furgoneta, con tiempo no muy caluroso ni al sol.

Para planear el viaje, he tirado de las crónicas de los compañeros Forote, Opilato y AlvarA (muchas gracias a los tres por esas estupendas crónicas) y he hecho un mix de las tres. Me compré un mapa enorme de Noruega que he tenido desplegado durante meses en una mesa, debajo le coloqué un aislante de camping y en ratos que iba saca,ndo le iba clavando chinchetas de un color para la ruta de Forote, de otro color para la de Opilato y de un tercer color, para la de AlvarA.


Los primeros días, pensé que me estaba metiendo en un viaje demasiado grande, pero pronto se me pasó y empecé a disfrutar preparándolo y buscando información sobre sitios que ver, pateadas que hacer etc.,

¡Vamos allá!
DÍA 1. Casa-Lesperone

Saco al peludo pronto, ya que lleva días haciendo bastante calor. Tenía pensado salir la primera semana de julio, pero lo he ido posponiendo y al final salimos a mediados.
La noche anterior ya bajé sobre todo la comida, que va en tres cajoneras de plástico de los chinos. Cometí el error de comprar una de tres cajones sin darme cuenta que la extender la cama, esta parte pegaría en la parte superior de la cajonera, así que he estado todo el viaje repitiéndome la misma frase que le dije al chico de los chinos (dame la de tres, que creo que me cabe) para recordarme lo tonta que puedo ser.
La nevera lleva un par de días enchufada en casa, asi que es lo último que bajo y le meto las cosas que necesitan frió.
Salimos a eso de las 13h, con un calor importante. El viaje discurre sin problemas, pero hace tanto calor que es imposible quitar el aire acondicionado durante cinco minutos.
Un camión nos ha tapado la salida a un Carrefour ya en el País Vasco, así que antes de la frontera, paro a por combustible.
Cruzamos la frontera sin colas y un rato después paro en un área de descanso a que el perro haga unos pises, estire un poco las patas y yo aprovecho para comer algo. Vamos por la autopista, asi que pasamos unos cuantos peajes.

Seguimos camino y sobre las 19h llegamos al camping Le Laha,https://www.lelaha.com en Lesperone.
Me registro y le comento al dueño que hace justo un año, también pasé allí una noche. Pago 17,44€ y elijo parcela. Unos vecinos holandeses están montando su tienda en el techo de su todoterreno.


Me doy un paseo por el pinar que está al lado del camping.Hace un poco de fresco, así que se está genial.




Justo antes de dejar el pinar, vemos un par de corzos dando saltos entre los helechos.
De vuelta al camping, casi todo el mundo está cenando así que después de colocar todo "modo noche", doy de cenar al peludo y ceno yo. A las once estoy estrenando el colchón y el perro duerme en el avance, aunque será la primera y la última vez que lo haga durante este viaje, por motivos de temperatura y prácticos.


DÍA 2. LESPERONE-DOURDAN

Por la mañana pronto, salimos a pasear otra vez por el pinar. El peludo se da unas buenas carreras aquí y allá.
En el camping, desayuno y comienzo a colocar todo en "modo viaje".Come el peludo y tras ver la ruta a seguir, ponemos rumbo a Paris.
Atravesar Burdeos se da bastante bien y no encontramos ningún atasco. Primer escollo en el día de hoy, está superado.
Seguimos haciendo kilómetros y poco antes de Niort, hacemos una parada para comer y hacer unos pises.
Hoy es un día rollo, de hacer el máximo de kilómetros y si es posible, atravesar Paris. Vamos dejando atrás Poitiers, Chatellerault, Tours y Orleans.
Paro otra vez a descansar y por la hora que es, me temo que no nos va a dar tiempo a cruzar Paris y encontrar un camping abierto a una distancia considerable de la capital. El que encuentro a las puertas de París, me obliga a retroceder unos 30 kms, hasta Dourdan.
Allí, me cuesta un poco dar con el camping municipal y tengo que preguntar a un par de personas en una zona de supermercados.
LLegamos por fin al camping les Petits Pres https://www.camping-dourdan.com. Es muy básico y también lo es su precio: 8,30€. Me coloco en una parcela, pero al poco vienen a decirme que esa zona está reservada a gente que necesita electricidad, así que tengo que bajar a una campa a unos metros de esa zona.
Los baños y las duchas están en contenedores, asi que son un poco estrechos. Unos metros más arriba, hay más baños y duchas, que aunque son más viejos, son mucho más amplios. En esa zona también están los fregaderos.






Dejo todo colocado y nos vamos a dar un paseo, buscando un parque o una zona verde donde pasear un rato. Veo que cruzando la carretera que pasa delante del camping, hay un camino que se mete en una zona arbolada, asi que nos vamos para allá. El peludo hace sus necesidades y corretea libre.
Volvemos al camping y al poco se pone a llover, así que toca meter al peludo para dentro y yo tengo que cenar bajo el portón.
Después de una ducha reparadora, me pongo un rato con el diario y tras ponerlo al día coloco el airlock y me acuesto. Dormimos estupendamente.



DÍA 3 DOURDAN-BREMEN
Abro el ojo temprano, así que me voy con el perro a dar un paseo por el camino boscoso de ayer. Tras el desayuno, colocación de todo y estamos dejando el camping sobre las 09:30h. Paris nos espera.
Cruzar Paris me estresa mucho, pero se nos da bastante bien, ya que el tráfico es fluido y no pillamos ningún atasco. No obstante voy con mil ojos, siguiendo las instrucciones del tomtom. Una hora después, podemos decir que dejamos Paris atrás.
Pasan las horas y hacemos kilómetros. Atravesamos el rio Somme y me acuerdo del viaje del verano pasado, por tierras castigadas por la I y II Guerra Mundial.
Dejamos Francia y paramos en un área de servicio belga. Nos damos un paseo, pises y a comer algo. ¡Con el calor que hace, da gusto beber un poco de gazpacho bien fresquito! Sólo he metido dos tetrabricks y ya me estoy arrepintiendo.

Seguimos haciendo kilómetros ya que tengo intención de llegar a Bremen para dormir.Pero parece que tengo la negra con esta ciudad, ya que la hora de llegada se va atrasando en cuanto empiezan las obras, la reducción de carriles y los embotellamientos que se originan sin saber por qué y desaparecen de la misma manera. Lo de siempre por estos lares.
Unas horas más tarde, cojo el desvío a Bremen y estoy entrando en el área AC al lado del Camping Hanse http://hansecamping.de/home-en-us/
No hay nadie en recepción, pero aún está levantada la barrera del área Ac, así que busco sitio y como ya conozco donde está todo, es como volver a casa.



Se me van los ojos a mis vecinos...¡Qué tendrán las volkswagen!


Nos vamos a dar un paseo por el lago aprovechando que hace una tarde-noche muy agradable. Charlamos con una pareja que pasea por la zona.



Luego vienen las cenas, la ducha y fregar los cacharros de la cena. Me meto en la cama a las once y pico.Escribo el diario y tan pronto pongo la cabeza sobre la almohada, me quedo roque.

DÍA 4 BREMEN-ABENRAA
Abro el ojo antes de que suene el despertador y tras un paso rápido por el baño a lavarme y peinarme un poco, nos damos un paseo por el lago. Luego, desayunamos y tras las colocaciones de rigor, paso por recepción para pagar 17,50€.
Ponemos rumbo a Dinamarca sobre las 11h.
En la autopista, constantemente quedan los tres carriles reducidos a dos, bastante estrechos y con velocidad limitada. Vamos de atasco en atasco.Cada vez ocurren menos espaciados en el tiempo, así que es un poco desesperante avanzar unas decenas de metros, parar, avanzar, parar etc., raro es el rato que puedo meter tercera y en cuanto lo hago, me toca reducir.
Igual que ayer, la hora de llegada se va retrasando. Además, un fallo a la hora de planear la ruta y no quitar la opción de ferry, nos ha ido alejado algo. Una vez subsanado el error, no tardamos demasiado en llegar a la frontera danesa.Empieza a llover ligeramente.
Solo hay un carril, asi que hay atasco. Señalan otro carril alternativo, y para allá me voy. Tan pronto como paso por el puesto de aduanas y ven la matrícula, me hacen parar. Un policía me pide el dni.
La lluvia va en aumento y la parada que tenía pensada hacer, tiene que ser abortada ya que se pone a jarrear,a tronar y hasta a caer granizo. Cuando parece que amaina un poco, sigo viaje, pero es obvio que no llego a dormir a Mälmo, asi que decido dormir en Abenraa. Durante todo el camino, sigue diluviando. Llego a la gasolinera que el verano pasado me salvó la vida cuando en el depósito quedaban tres gotas de combustible.Atravieso Abenraa y tras unos kilómetros recorriendo carreteras estrechas entre campos de cereal y granjas, llego al camping Skarrev, en el que me he alojado un par de veces.
Tal y como imaginaba, siendo más de la siete, el dueño ya se ha marchado. Como los seres humanos somos animales de costumbres, me pongo en el mismo sitio donde estuve la última vez.Tengo la intención de dar un paseo pero se pone a llover otra vez con ganas y me toca esperar un rato a que pase la nube.
Por suerte, deja pronto de llover, asi que me voy con el perro a dar un paseo por la playa. La marea está alta, por que queda muy poca playa. Pero al peludo le vale para darse un paseo, olisquear aquí y allá buscando a los conejos que tienen hura en la vegetación que separa la arena de las tiendas de campaña, furgonetas y autocaravanas.






Me encanta este camping porque es pequeñito, bastante tranquilo y las instalaciones están bien.






La paz que se respira en este momento del día, después de tanto atasco, se agradece.

Pegado al camping hay un campo de golf, que no es otra cosa que un prado con unos cuantos hoyos, y que hace las veces de parque canino, ya que locales y campistas paseamos por allí con nuestros perros. Para allá me dirijo yo después de haber ido bordeando hasta el extremo opuesto por la playa.
Las casas que se ven, tienen buena pinta.



Tras es paseo, una ducha (con agua fría, ya que no tenía monedas de 5 coronas para la maquinita del agua caliente y me dio un poco de palo preguntar a mis vecinos) y luego las cenas, perruna y humana.
Se nubla y amenaza lluvia.Después de fregar, me acuesto a eso de las 22:45h pero me cuesta dormir  y no hago más que dar vueltas. Durante la noche oigo como jarrea con distinta intensidad.



DÍA 5. ABENRAA-MÄLMO-TRELLEBORG(SUECIA)

Cuando me despierto compruebo que ha llovido con ganas ya que todas las cagadas que gentileza de los pájaros de mi calle, decoraban el techo de la furgoneta, han desaparecido.
Doy el paseo de rigor por la playa y el campo de golf y después del desayuno, empiezo a recoger. El dueño del camping llega temprano, así que paso a pagar 135dkk (18,65€). Dejamos el camping sobre las 10:15h y en Abenraa paro en un Rema 1000 a hacer alguna compra de ensaladas, tomates etc.,
Vamos en dirección a Malmö. Una vez en el puente Storebaelt, recuerdo que en dos ocasiones me he saltado la salida para ver un faro muy cuco que hay, asi que está vez estoy atenta y me meto. Ni me doy cuenta de las señales que prohiben meterse hacia el faro. De pronto me doy de bruces con una barrera, pero al otro lado hay tres o cuatro coches aparcados. Por suerte veo a un padre con dos niñas de la mano y le hago señas. Cuando llegan a la barrera y le pregunto como llegar al faro, me dice que no se puede porque la isla es propiedad privada. Menudo chasco.
Doy marcha atrás por dirección prohibida para incorporarme de nuevo al tráfico que cruza el puente y sigo camino.
Una lástima que no se pueda parar en ningún sitio porque las vistas del puente son bonitas.
Al final del puente se organiza un poco de atasco, a la hora de pagar. Me decanto por pagar en efectivo 245dkk (32, 80€) y busco un sitio donde poder sacar una foto del puente, desde un descampado al lado de una gasolinera.



Una pena que mi copiloto no tenga pulgares oponibles. .loco2  A lo largo del viaje, echaré de menos no haber comprado un soporte para móvil y haber podido así sacar fotos de sitios que merecían la pena ser fotografiados. Cuando después encuentras un sitio donde parar, nunca son tan bonitos como parecían  solo unos minutos antes.
Seguimos encontrando algunos atascos, pero pronto veo indicaciones a Malmö y por lo tanto al túnel-puente. Impresiona un montón.¡Menuda obra de ingeniería! De nuevo, no puedo sacar fotos.
Pago con tarjeta, me miran el dni en la aduana y nos vamos al Turning Torso. Aparcamos casi al lado, junto a un parque, con vistas al mar y al puente que acabamos de pasar.
Observo que el consumo de la furgoneta, ha empezado a bajar.


El barrio, ahora con bloques bajos de apartamentos muy coquetos, era antes el lugar donde estaban los astilleros Kockums.Con la crisis del petróleo en los 90, la zona de degradó y quedó prácticamente abandonada. Tras la construcción del edificio de Calatrava, se remozó toda la zona y la verdad es que es un sitio muy agradable.








Tras un paseo a la sombra de este coloso retorcido, nos vamos hacia el centro, pero es domingo y está todo muy solitario. No hay nada de animación, asi que las calles por las que paseo no me dicen mucho.






Nos volvemos a la furgoneta y busco donde pasar la noche en Trelleborg. Tiro de app, pero no tengo suerte ya que el primero es un aparcamiento con posibilidad de enchufarse a la electricidad y el segundo, me lleva a la plaza principal de la localidad.
Por suerte, me he fijado según venía al centro de Trelleborg, que había una campa con muchas AC, furgonetas etc., Deshago camino y por 10sek o 10€, busco un hueco entre AC y caravanas enormes y allí pasamos la noche.
Las instalaciones son muy escasas puesto que no hay más que una casetilla con dos puertas: en una, un wc ; en la otra, un lavabo.






Pero es tranquilo y hay un camino de tierra paralelo a la carretera y al mar, separado de la primera por un buén prado.Asi que es un buen sitio para que el perro se de un paseo, persiga conejos y hasta chapotee un poco en una playa de unos pocos metros de ancha.
Aqui se cogen los ferries que van a Polonia, Alemania, Lituania etc., asi que es continuo el ir y venir de ferries que se ven.



Tras el paseo, las cenas. Luego, a poner el diario al día. Sobre las 10:30, me duermo.



DÍA 6 TRELLEBORG-EKSJO

Prontito por la mañana se oye movimiento de furgonetas y ACs que se marchan. Me empieza a entrar la duda de si me podré quedar más tiempo. Recoger, desayunar, pasear un rato etc., me llevan su tiempo, así que decido sacar la furgoneta del recinto y aparcarla fuera, donde hay un aparcamiento.
Cuando vuelvo del paseo, compruebo que aún hay un montón de furgonetas, ACs y caravanas dentro, asi que desayuno algo frio, ya con más calma.
Ystad es la primera parada de hoy y será nuestra primera toma de contacto con las "autopistas" suecas, que no es otra cosa que una carretera nacional que se desdobla en un sentido unos pocos kilómetros, y en el otro sentido, otros kilómetros. Hay que aprovechar esos pocos kilómetros con dos carriles en tu sentido, para adelantar a algún camión.
Ya en Ystad, aparco en el puerto.Un señor mayor que acaba de aparcar me ayuda a sacar el ticket. 2horas: 10 sek. Todo se paga con tarjeta.
Damos un paseo por el centro y nada más coger una calle damos con Harmonigatan, donde vive un peligroso asesino de las novelas de Henning Mankell.  Se suceden las calles de suelos adoquinados y casitas de colores muy arregladas y cuidadas.










A los suecos les encantan los coches clásicos.


Dar con la calle y la casa donde vive el inspector Wallander, nos cuesta un poco más. Nos alejamos caminando del centro hasta que damos con ella.




Después volvemos al puerto, a por la furgoneta.


Algo que me llama la atención de Suecia y de Noruega es que nunca me ha dado la sensación que la gente vaya agobiada y con prisa. La mayoría de la gente se mueve en bici para ir al trabajo, a hacer la compra etc., No se oyen claxonazos.

Después de comer algo y beber abundante agua, nos ponemos rumbo a  Ales stenar o  Piedras de Ale.
El consumo de la furgoneta, sigue bajando.

Llegamos a un inmenso parking gratuito y tras pasar por el wc, también gratuito (limpio, con papel, con jabón etc.,) seguimos un sendero que nos lleva hasta las piedras.
Preparando el viaje leí que le llamaban el Stonehenge sueco y me hacía a la idea de que sería enorme y no es así. De todos modos es interesante pasearse entre las 59 piedras dispuestas en forma de barco, en lo alto de un acantilado.






Hay bastante gente, asi que es complicado sacar fotos sin "bicho".



Deshacemos camino y nos vamos a Kristianstad. Aparcamos al lado de un parque y dando un paseo, llegamos a la catedral, pero está vallada puesto que el exterior está en obras.




La calle principal está llena de tiendas y está curiosamente decorada con camisas colgadas. Había visto paraguas, pero lo de las camisas es nuevo.



Tras pasar por la plaza del ayuntamiento




doy con las antiguas puertas de la ciudad



Luego, un paseo corto por el parque Tíboli.

En todos los parques hay baños público, que están limpios y cuidados.

De camino a la furgoneta, me encuentro algunas esculturas curiosas.





El tom tom me dice que en dos horas llegamos a Eksjo, asi que nos ponemos en marcha. El paisaje se pone más agreste: hay más bosques, las carreteras son más sinuosas. Veo dos ciervos en la carretera y un poco más allá un zorro de buen tamaño.
Caen los kilómetros poco a poco y va bajando el combustible. En destino hay una gasolinera, asi que en cuanto la veo, paro a repostar. Después del susto del verano pasado con el combustible, en cuanto me queda un cuarto, paro a repostar.
Tengo problemas con la tarjeta. Lo vuelvo a intentar. Nada.
Al otro lado de mi surtidor, hay un padre con una niña de unos 8 o 10 años, repostando con una autocaravana con bastantes años .Al ver que tengo problemas, se acerca para ayudarme y me va diciendo lo que tengo que hacer, paso a paso. Cuando por fin empieza a salir el combustible, le digo que me ha salvado la vida, asi que le doy las gracias unas cuantas veces y se ríe. Luego, con curiosidad me pregunta si mi furgoneta es de esas en las que se puede dormir. Le digo que si, pero que como es pequeña, no es de las más cómodas.
Me despido de él, dándole las gracias una vez más y me voy hacia el camping Eksjö.

El chico de recepción me dice que están bastante llenos, pero como la furgoneta es pequeña y solo soy yo, me dice que me puedo colocar en la zona cercana a la parada del trenecito turístico que acerca a los campistas al centro de Eksjö. Cuando llego a esa zona, veo que hay una gran árbol y que esa parte está un poco inclinada, asi que busco la parte más llana y allí me quedo.
Hay unas buenas vistas del lago.

Las instalaciones están fenomenal. Todo va con tarjeta: los baños, la sauna, la cocina... Todo se ve bastante nuevo y limpio.




Me voy a dar un paseo con el perro por las cercanías del camping. Hay un bicicarril y un camino asfaltado para peatones que lleva al centro de Eksjö, y un parque, asi que por allí paseamos.
Luego, cenas y ducha. Aprovecho que hay secamanos en los baños para lavarme el pelo. No tengo secador de mano de tamaño reducido, asi que cuando hacía el equipaje, decidí apañármelas sin él.
Cuando me acuesto, todo el camping está en silencio.



DÍA 7 EKSJÖ-SANDVIK (BERG SLUSSAR)

Durante la noche ha llovido bastante. Ya pronto por la mañana, oigo a unos cuervos graznando constantemente y muy cerca de la furgoneta. Cuando salgo de la furgoneta, me encuentro con que los cuervos han roto la bolsa de basura que anoche dejé colgando de la mesa, y han esparcido por la hierba, el  plástico de varios envoltorios.
Saco a dar un paseo al peludo y luego,desayunamos. Como estamos a la sombra de un árbol enorme y el día está nublado, tras recoger, dejo al perro en la furgoneta con el airlock puesto y las ventanillas un poco bajadas y me voy a ver Eksjö.
Doy facilmente con el Gamla Stan y recorro sus callecitas con edificios color pimentón y casas coloridas. Me meto allá donde se puede entrar.













De vuelta en el camping, pago 315sek (29,15€) y pongo rumbo a la estela rúnica de Rok.

El tomtom me mete por una carretera que de pronto, pasa a ser camino en mitad de un bosque. Me empiezan a sudar las manos...¿dónde demonios me lleva este chisme? Me cruzo con maquinaria que está talando árboles y con un par de coches.Imagino que alucinarán cuando vean la matrícula .meparto  Recorro unos cuantos kilómetros por aquel bosque intentado alejar de mi mente la palabra pinchazo, cuando de pronto, igual que desapareció el asfalto, este vuelve a aparecer y también  aparecen unas casas.La carretera continúa como si nada, pero me cuesta un poco dar con la estela rúnica.



Es la hora de comer, sai que en el parking de la Piedra de Rok, me hago unos bocatas y seguimos hacia Vadstena, donde llegamos media hora y pico después.
¡El castillo es enorme!


Damos un paseo por fuera, rodeando  todo el castillo





Y luego entramos al patio de armas



Ya decía yo que no se veían cocodrilos en el foso... .meparto  .meparto



Linköping es nuestra próxima parada, exactamente su Gamla Linköping. Hay aparcamiento para dos horas, pero me temo que hay que indicar la hora de llegada con la tarjeta-skiva, pero no la tengo y lo más parecido que tengo y que me compré hace unos años en Holanda, me la he dejado en España.

Así que confiando en la suerte y en la buena fe del/ de la guardia de la zona...le dejo esto bien visible

Y empiezo mi visita al Gamla Linköping, un museo al aire libre donde se conservan edificios históricos. Según lo que leo en internet, hay gente vestida de época, representando diversos personajes, se aprende como era la vida antaño: como se horneaba y se lavaba, con qué jugaban los niños etc.,

Recorremos las callecitas adoquinadas, con sus casas pintadas sobre todo de rojo, vemos la maquinaria de los bomberos...





Ato al perro y entro a ver una escuela. Los alumnos distribuidos en clases según su edad: pupitres, pizarras, tinteros, mapas..


El borrador de las pizarras,es un tanto perturbador

En el escaparate de una tienda, me llaman l atención estos peluches. Creo que es la primera vez que veo peluches de peces.

Continuamos recorriendo calles y alguna plaza





Pero en poco tiempo, cierran las tiendas, las casas visitables y desaparecen muchos turistas.Me temo que teníamos que haber llegado un poco antes, aunque sin tanto turista, se sacan buenas fotos ;)
Acabamos el recorrido en la botica.


Me dirijo a la furgoneta cuando llega un autobús de orientales, que lo invaden todo. Poco van a ver ya...
Por suerte no tengo multa.
Como aún es pronto, vamos para Bergs Slussar, que están muy cerca.Un acierto, la verdad porque la tarde es estupenda y cuando llegamos allí hay un montón de gente, paseando y disfrutando del espectáculo de las esclusas. Todo este bullicio contrasta con lo callado y tranquilo que estaba el Gamla Linköping; al menos hasta que llegó aquel autocar...
Dejamos la furgoneta en el parking y nos vamos a dar un paseo.
La primera parada es al lado de unas antiguas esclusas
Luego vamos siguiendo el canal


En muy poco espacio, hay un montón de esclusas.
Continuamos bajando hacia el lago que vemos al fondo. Unos relojes al lado de cada esclusa indican cuando será la próxima vez que se abran y estamos de suerte, ya que hay dos pequeños veleros en el proceso de llegar al lago y están ya en la última esclusa.





Hay expectación y la gente observa curiosa la operación, que requiere bastante pericia.





Una vez que los veleros llegan al lago, deshacemos camino subiendo poco a poco.
Las casas por aquí, tampoco tienen valla.



Es hora de buscar camping y me dirijo a Sandvik's Camping
https://caravanclub.se/camping/sandvik/
En recepción hay una chavalillas muy jóvenes que se quedan un poco alucinadas cuando al pedirme el dni ven que soy española y que vengo en furgoneta.
Me ofrecen la posibilidad del quickstop por solo 120sek (11, 11€) Me enseñan que es un prado bastante grande, cerca de los baños y duchas. Hay una caravana y un coche ya instalados, asi que como no estaré yo sola, acepto el quickstop.
Me instalo, coloco todo y me voy a dar un paseo por el camping, que está a unos cientos de metros más abajo, al borde de un lago. Creo que he hecho bien con el quickstop. Prefiero estar un poco más a mi bola en el prado de arriba.
Cenamos, pongo el diario al día con poca luz ya y luego voy a darme una ducha. Las duchas y los baños están en la parte de abajo del edificio donde está la recepción y van con tarjeta. tenía intención de hacer colada, pero las mozas me dijeron que había que apuntarse en una lista y me daban hora para mañana a las cinco de la tarde .meparto
Cuando vuelvo a la furgoneta ya está bastante oscuro. Todo está muy silencioso y por la carretera hace rato que dejaron de pasar vehículos, asi que dormimos muy bien.



DÍA 8 NORRKOPING-SKOKLOSTER
Cuando me despierto, el cielo está despejado. Desayuno lo primero y luego me doy un paseo con el perro. Luego él desayuna y mientras, yo planifico el día.
Nos ponemos en marcha sobre las diez.LLegamos a Norrkoping poco después. Busco una calle no lejos de donde he visto que indicaban que estaba el antiguo centro industrial reconvertido en paseo. Pago 30sek con tarjeta para el aparcamiento y tras preguntarle a un paisano, si voy en la dirección correcta, llegamos.


Hoy el calor, aprieta.
Iniciamos el recorrido por un agradable paseo a orillas del rio Motala,  por antiguas industrias hoy convertidas en museos y en tiendas de artesanos.







Para facilitar la vida a cochecitos y sillitas de niño. También lo usan las bicis.

Después de un par de horas de recorrido, nos volvemos a la furgoneta.Me ha gustado Norrkoping. Hace mucho calor y necesitamos un descanso y beber agua, asi que en la furgoneta, que aún está a la sombra, nos hidratamos y descansamos.
Justo al final de la calle donde he aparcado, hay una sinagoga, ya que en tiempos hubo aqui una comunidad judía importante.

Västerås es nuestra siguiente parada.Casi dos horas después, llegamos. Aparco justo en la calle donde está la iglesia, a la sombra. No tengo muy claro si se puede aparcar o no, pero me arriesgo y nos vamos a dar un paseo por el barrio donde están las casitas más antiguas.




Vuelvo a la zona de la iglesia y al dar una vuelta por esa parte, descubro que hay más casitas cucas.Asi que hago algunas fotos.








Cerca de Västerås, visito Anundshög, el túmulo funerario, más grande de Suecia.








El siguiente hito del día es la mina de Sala y la verdad es que no mereció la pena la parada, porque no le vi la gracia. No bajé a la mina. Hacía calor, no podía dejar al perro en la furgoneta con esas temperaturas y ya había bajado a una mina hacía muchos años.En aquella ocasión fue en Polonia, las minas de sal de Wielizca, que eran bastante alucinantes.
Luego he visto imágenes sobre Sala Silvergruva en internet, del hotel que hay a 155 metros bajo tierra y la verdad, no me arrepiento de no haber bajado.
Me di un paseo por una serie de edificios desperdigados aquí y allá y poco más había que ver.





A los que bajaban a la mina, les recordaban que calzaran y vistieran adecuadamente, pues la temperatura bajaba hasta..¡ los 3C! Fuera habría tranquilamente 28-30C, así que el cambio era considerable.
Por la hora que es ya, me dirijo hacia Uppsala para buscar camping y ver mañana pronto Gamla Uppsala, pero el camping al que llego no tiene ni un sitio porque se celebra no sé qué festival y están llenos. Busco otro camping en las proximidades de Uppsala, y acabo a 50 kms, en el camping Skokloster http://www.skocamp.se. Lo llevan un matrimonio de filipina y sueco, muy amables ambos. Él, un poco más serio. A ella le pica la curiosidad cuando al rellenar la ficha, ve que soy española. Me pregunta el tiempo que he tardado en llegar desde España, asi que le explico que voy camino de Cabo Norte, pero que voy con calma viendo un montón de cosas de camino.
Me enseñan la zona donde puedo ponerme con la furgoneta y tras pagar 200sek(18,50€)  me enseñan las duchas, los wc, como funcionan lavadora y secadora etc., Ella ha sido au-pair en Hong Kong y me enseña fotos de los niños que cuidó, videos que aún le mandan aquellos niños ya hechos unos mozos etc.,Parece echar aquello mucho de menos, asi que le pregunto si le gusta la vida en Suecia y me dice que aún no lo sabe. Sólo lleva 3 años. Lleva un bebé en brazos, que pienso que es su hijo, pero resulta ser el hijo del hijo de su marido (su nieto postizo).
Se marchan a cenar y yo coloco todo antes de ir al lago a dar un paseo con el perro. La playa es mínima y no tiene más de 200 metros de larga, asi que el paseo, además de por la playa, será por el resto del camping.

Luego, aprovecho lavadora y secadora y hago un par de coladas. Además son gratis pues están incluidas en el precio.
La puesta de sol es maravillosa.





Después de disfrutar de semejante espectáculo, ceno, me ducho y me meto en la cama sobre las 23h.


DÍA 9 SKOKLOSTER-HARNOSAND
Me despierto pronto, pero sigo durmiendo hasta que me suena el despertador. Luego, paseo matutino por la mini playa y recorrido por el camping. Vemos una liebre gigantesca y el peludo se pone como loco.
Después del desayuno, toca recoger todo y despedirse.
Tardo un buen rato en llegar a Uppsala. En una de las carreteras, se me cruza una ardilla.
Llego a Gamla Uppsala, dejamos la furgoneta en el parking y nos vamos a ver los tres túmulos funerarios y la iglesia.




Hace una solana de mucho cuidado, así que como aquí no hay mucho más que ver, nos vamos al centro de Uppsala. Aparco muy céntrica por 30sek. Nos damos un paseo por la zona y nos llegamos hasta el castillo.





A Gävle tardamos poco en llegar. La oficina de turismo está alejada del centro, pero la señora que me atiende es amabilísima y me da todo tipo de información, folletos y mapas, no solo de Gävle, sino también de la Höga Kusten, cuando se entera que pasaré por allí.
Como una de las atracciones locales (una cabra enorme de paja) solo se construye en época navideña, me voy a ver el Gamla Gefle: el barrio antiguo con casitas de madera.
Me oriento fatal y acabo en un parque un tanto lejos del Gamla. Lo vuelvo a intentar y esta vez, si. Estamos a dos calles. Pongo 20 sek en el aparcamiento y la verdad es que me sobran 10sek, porque el barrio es pequeño y se ve en media hora. Camino por sus callecitas aleatoriamente. ¡No hay nadie! Sólo me cruzo con una pareja de turistas.









Ya en la furgoneta, nos hidratamos (termino el tetrabrik de gazpacho con pena) y como de bocatas. Llegar a la Höga Kusten me va a llevar un par de horas, asi que llegar sobre las 18:30 es perfecto para dar un paseo, cenar y ducharme tranquilamente.
El viaje transcurre sin ningún problema. Se ve bastante movimiento por esta zona.
Llego al camping Salsten http://www.salstenscamping.se
En recepción la mujer que me atiende, me dice que le tiene que preguntar a su marido si me puedo poner con la furgoneta en la zona para las tiendas. Me dicen que si, asi que una vez elegido el sitio y colocado todo para la noche, nos vamos a dar un paseo previo paso por la tiendecilla de recepción a comprar un helado, que se me ha antojado. (24sek/2,21€)
No suelto al perro en la playa porque aún hay gente, asi que seguimos dando el paseo hasta otra playa, también llena de gente. Son sobre todo grupos de árabes, disfrutando de un día de playa. Suenan instrumentos de percusión, algunos cánticos...
Un grupo de mujeres somalíes me mira con cierto enojo cuando el perro, atado,  se le ha acercado a una de ellas y la ha olfateado.





Nos volvemos al camping, cenamos, ducha reparadora y a escribir un rato el diario. Refresca y no tardo en meterme a la cama.



DÍA 10. HARNOSAND-SKELLEFTEA


El solete empieza a pegar en la furgoneta desde bien prontito. Doy un paseo con el perro y tras desayunar, recoger y demás, paso a pagar 190sek (17,45€). Luego paso por un lidl que vi ayer de camino al camping y compro huevos, algo de fiambre, queso y pan.
Nuestra primera parada en la Höga Kusten es Barsta, que parece que merece la pena. El paisaje de camino es bonito, así que paro en un par de ocasiones para hacer unas fotos. Cuando llego, no hay un pueblo como tal, sino casas desperdigadas aquí y allá, un camping y poco más. El paisaje es bonito, pero tampoco tan espectacular como parecía que iba a ser.








Aparco donde acaba la carretera y me encuentro con la señal de que hay una iglesia colina arriba, asi que nos vamos para allá.


Es una iglesia pequeñita muy cuca. Leo que es de 1665 y las pinturas que hay en techo y paredes son 1699.












Disfrutamos un rato de las vistas desde la iglesia.





Luego seguimos a Norrfallsviken donde encontramos más de lo mismo: casitas rojo pimentón al borde del agua, una playa pequeña etc., Se nota que es una zona vacacional.
Nos damos un paseo por el barrio de casitas pimentón y saco unas foto En concreto de las decoraciones de algunos vecinos en sus jardines.




En los folletos que cojo en los campings, veo que hay buenas opciones para hacer pateadas.En concreto https://www.hogakusten.com/en/highcoasttrail
Está dividida en secciones, con información sobre su dificultad, distancia, tiempo requerido para recorrerla, donde alojarse etc.,

Me lo apunto para la próxima vez (si, habrá próxima vez por estos lares) y continuo camino hacia el norte. Quiero hacer noche en Skelleftea, donde llegamos tras un par de horas y unos cientos de kilómetros por las autovías suecas, alternando tramos de dos carriles en un sentido  y en otro cada poco. Los radares fijos también abundan. Siempre están señalizados. Radares móviles no he visto y coches de policía, solo uno.
Mi consumo, con estas velocidades, continua bajando. No hay mal que por bien no venga

Me alojo en el Skelleftea Camping  https://www.eurocampings.es/suecia/vasterbotten/skelleftea/skelleftea-camping-106990/
Es un camping enorme, al lado de la carretera, pero bastante tranquilo. Las instalaciones están fenomenal.Todo limpio, cuidado y muy nuevo. Se necesita tarjeta para baños, cocina etc., Las parcelas no están delimitadas con setos o nada parecido, pero  el número de cada una está bien visible y está claro hasta donde llega cada una. Tiene hierba verdecita y abundante.





El camping está a los pies de una estación de esquí, asi que cuando doy el paseo con el peludo, veo arrastres, señalizaciones de pistas etc.,






En internet busco imágenes del camping, ya que como todo son pistas bastante empinadas, no puedo subir para hacerme una idea.



Después del paseo, ducha y luego cena. En el Lidl compré unas cervezas, pero son prácticamente agua. Cualquier cosa con más gradúación alcohólica, es muy cara. Marido la cerveza acuosa con una fabada.

Después de cenar, con una temperatura ideal, pongo el diario al día.
Mis vecinos, se preparan para dormir. ¡Menudo bicho!

Lo de la luz, ya se va notando. Las tardes dan mucho de sí y a las once y media, hay esta luz.

Me acuesto un rato antes de la medianoche.



DÍA 11. SKELLEFTEA-RUOTTALA (FI)

A las cuatro y pico de la mañana me despierto. Ya hay luz. Sigo durmiendo tres horas mas y cuando suena el despertador, me voy a dar un paseo con el peludo. Va a hacer calor de lo lindo porque hace muy bueno a estas primeras horas de la mañana.
Tras los desayunos, recojo y estoy dejando el camping a las 09h. Pago 350sek (34,25€) con tarjeta, ya que no admiten el pago en metálico y nos vamos hacia Bonnstand, un pueblo iglesia. Me cuesta un pelo dar con ello. Aparco allí mismo y nos damos un paseo.
En la plaza de acceso, están montando algunos puestos y hay un par de ellos ya montados. Venden bollería, alfombras tipo jarapa etc.,
Es bastante grande, así que nos damos un buen paseo entre casitas






Los pueblos iglesias son típicos del norte de Suecia y se originaron con la reforma protestante de Lutero, puesto que la iglesia sueca quería educar al pueblo siguiendo las directrices de Lutero, lo que significaba visitas a la iglesia. En el sur, donde las distancias eran menores, no era un problema. En el norte, al ser mayores las distancias, la gente tendía a no acudir a la iglesia.Por eso en 1681 se llegó a un acuerdo entre los sacerdotes y los líderes de los pueblos por el que todos los que vivieran a 10 kilómetros de una iglesia tenían la obligación de acudir a la misma todos los domingos. Los que vivieran a una distancia de entre 10 y 20 kilómetros, tenían que acudir un domingo de cada dos. Los que vivían a una distancia de 20 a 30 kilómetros, tenían que ir un domingo de cada tres, y así sucesivamente.Así que para alojar a estas familias que tenían esta obligación de acudir a misa se crearon los pueblos iglesia cerca de las iglesias, con casas que no eran más que alojamientos temporales. Y pese a la obligación impuesta, estos domingos eran una oportunidad única de socializar para todos estos habitantes de las regiones del norte de Suecia. En los pueblos iglesia se aprovechaba para conocer gente nueva, para compartir información sobre otras partes del país, para hablar sobre los mercados locales etc.,
Bonnstan, que significa ciudad de granjeros, es el pueblo iglesia más genuino y que se ha mantenido tal como era. Las noticias más antiguas datan de 1637; también se sabe que ardió por completo en 1672, pero se reconstruyó. En el siglo XVIII había más de 300 casas con sus establos pero en 1835 otro incendio arrasó la mayor parte del pueblo iglesia. En la reconstrucción posterior se decidió mover ligeramente el pueblo hacia el este y fue entonces, en 1854, cuando se le dio el nombre actual de Bonnstan para separarlo de la nueva ciudad de Skellefteå.
Tengo que ver un puente de madera, que es el puente de madera con tráfico, más antiguo de Suecia. Hay un agradable paseo hasta él por un parque. Llevamos el rio al lado, así que el peludo se mete para refrescarse y beber agua. Hay un pequeño puentecillo colgante que lleva a una isla. El puente tiene puerta y un horario de apertura y cierre.

Damos con el puente enseguida.





El tráfico es constante. Lo regula un semáforo, pero siempre hay algún vehículo esperando a cruzarlo, ciclistas etc., Lo recorremos de un extremo a otro y hago unas fotos.
Volvemos a la furgoneta. Nuestra siguiente parada es Arvidsjaur, a 135 kms hacia el interior. Me da un cierto reparo esta excursión puesto que otros foreros contaban que la carretera era mala y estaba llena de baches. Asi que cuando empezamos a circular por una carretera solitaria pero recién asfaltada, se me pasan los temores. Nos cruzamos solo con un par de coches. Pero cuando faltan unos 73 kilómetros,  se acaba el asfaltado estupendo y volvemos a una carretera del interior de Suecia, con algún bache, pero nada terrible.
Un coche me da las largas. No entiendo muy bien por qué ya que voy con las luces (aquí son siempre obligatorias) y todo correcto. A los pocos metros, veo que hay un reno con una cría al borde de la carretera. ¡Son los primeros que veo! Me hace ilusión porque desde la última vez que estuve por Finlandia, hace ya más de 10 años, no les había vuelto a ver.
Llegamos sin problemas al Lappstaden, que no es otra cosa que otro pueblo-iglesia pero en este se alojaban los sami. Pensé que serían unas pocas casas de madera en círculo y la verdad es que me sorprende, porque hay muchas en hilera. Son 80 casitas. Según la información de los paneles informativos, siguen en uso hoy día y en agosto hay un festival y se monta aquí una buena.










Repostamos  (607sek-55,53€) y nos vamos hacia Gammelstad, otro pueblo-iglesia, este, patrimonio de la Humanidad. Volvemos hacia la costa, al golfo de Botnia, donde llegamos dos horas después.
¡Mi consumo, sigue bajando!



Paseamos entre las casas. Hace un calor horroroso.




Nos vamos hacia la iglesia, a descansar un rato en la hierba y a la sombra de varios árboles frondosos. En la iglesia, hay una boda y al poco salen los invitados, que reciben a los recién casados, no con arroz, sino con pompas de jabón.

De camino a la furgoneta, vemos a este esquiador. Me encanta este invento: el rollerski

Dejamos a los de la boda haciéndose las fotos de rigor y ya en la furgoneta, pongo Rovaniemi en el tomtom, pero me da la llegada a las 20h y como es un poco tarde, pararé antes.
Casi dos horas después de dejar Gammelstad, paso la frontera entre Suecia y Finlandia. No es más que el rio Torne, y el puente que lo cruza. A un lado el letrero Sverige; al otro lado, el letrero de Suomi. Nos acercamos poco a poco a Noruega. Una emoción me invade.
Un rato después de pasar la frontera, me desvío al ver la señal de camping.
Nos alojamos en el Pohjanranta Oy. Pagamos en la recepción del hotel, 28€ y busco donde colocarme. Toda la zona  con vistas al algo, están ocupadas.

Acabamos justo delante de los columpios, al lado de una caravana finesa.
Nos vamos a dar un paseo, ya que hay un camino entre abedules.


Empiezo a ver las primeras matrículas rusas

DE vuelta en el camping, coloco todo modo noche cuando llegan mis vecinos. Les saludo, pero de su boca no sale ni un hola .lengua2
Me hago la cena y cuando estoy cenando, llega una caravana que se nos pone al lado. Se baja un chico de unos treinta y tantos o cuarenta, me saluda, mira el enfuche y comenta algo con disgusto. Le pregunto que si necesita adaptador y me dice que si. Le digo que le presto el mío ya que no lo necesito porque mi nevera tira de batería auxiliar. Me da las gracias y me dice que mañana en cuanto abra recepción, alquila uno. Me presenta a su niña, de unos 8 años y me pregunta si puede acariciar al perro, porque le gustan mucho. Le digo que si y la niña le hace unas carantoñas al peludo.
Ellos, (viajan el matrimonio, la niña y los abuelos), empiezan con sus preparativos para la cena. Yo me pego una ducha y un intento de sauna. Parece que la han apagado hace un rato y aunque tiro unos cazos, aquello no me hace sudar lo que debería.
Me pongo con el diario. Las golondrinas no hacen mas que ir y venir. Vuelan en círculo ruidosas. Me encanta. Es el sonido del verano junto con el de las chicharras y los grillos.Ahora empieza a hacer muy agradable y da pena meterse en la cama.



DÍA 12 RUOTTALA-GALDOTIEVA
Me despierto varias veces por la noche. Compruebo que a las tres y pico, ya hay luz. Sigo durmiendo hasta que me suena el despertador.
Paseo matutino por el camino de los abedules y por las proximidades del camping. Después, los desayunos y empiezo a recoger. Mi vecino se pone nervioso al verme con preparativos, pero le aseguro que hasta las 10h no me voy. Pero al rato viene con un adaptador que le han dejado y me devuelve el mío. Empezamos a hablar de la ruta que tenemos pensado hacer.
Cuando salgo del camping, son las 10:20h.  De camino, se empiezan a ver señales advirtiendo de renos y alces, y ya veo renos aquí y allá, sobre todo madres con crías y grupos de machos,  pero siempre llevo algún coche detrás, y no me puedo parar a hacerles alguna foto.Me conformo con parar y hacer foto a una señal.

Una hora y pico después, estamos llegando a Napapijri, por donde pasa el círculo polar ártico. Es mi segunda vez aquí pero de la vez anterior no recordaba nada de todas las tiendas que hay. Creo que estaban cerradas porque llegué bien avanzada la tarde. Es imposible olvidar todo el tinglado que tienen aqui montado con Papá Noel y la Navidad.





Entro en un par de tiendas pero los precios de casi todo son escandalosos: camisetas a 27€, un imán 5€...
Compro unos sellos y algunas postales.
Pero a mi lo que me hace ilusión es pasar el círculo polar ártico y hacerlo con el perrete. .palmas  .perro



Ya en la furgoneta, me preparo unos bocatas bajo la atenta mirada del compañero de cuatro patas y nos ponemos en ruta hacia Kautokeino, ya en territorio noruego. Tenemos cuatro horas y pico por delante y es precisamente para estas jornadas para las que me he preparado un pincho con podcast de diversos programas. Voy todo el camino carcajeándome con Las noches del Ortega.
Nos vamos encontrando con más y más renos. Constantemente se advierte que es zona de rebaños de renos.
Busco un camping antes de cruzar la frontera porque los que veo por internet en la zona de Kautokeino, no tienen buenas críticas.
Encuentro uno en Galdotieva, al lado de la carretera.Hay una cafeteria restaurante, una tienda pequeña y gasolinera. No tiene hierba, es todo arena y tierra pero los baños y las duchas están bien. Hay también una pequeña cocina, así que para pasar una noche nos vale. Pagamos 12€.
Nos vamos a dar un paseo cruzando la carretera. Me encuentro con esta señal:

En invierno mucha gente se mueve con moto de nieve, asi que hay una red importante de senderos y caminos para ellas.
Paseamos un rato por uno de estos caminos, pero pronto me doy la vuelta. Tampoco me quiero alejar demasiado del camping.
Continuamos notando la luz que hay a estas horas de la noche.

En el camping, ceno, me doy una ducha y tengo que dejar lo del diario para mejor momento, ya que ha bajado la temperatura y hace un fresco considerable. Me he tenido que poner un forro polar y un anorak ligero.



DÍA 13 GALDOTIEVA-NORDKAPP  .ereselmejor

Me despierto prontito y compruebo que está nublado. Me doy un paseo con el perro por la pista para motos de nieve de ayer. Esta vez intento pasear algo más, pero pronto caminar se hace complicado puesto que el terreno está lleno de maleza. Busco otros caminos, pero no encuentro nada decente, asi que nos conformamos con los que encontramos y hasta donde podemos. Hay un lago muy cerca y nos asomamos despacio y sin hacer mucho ruido, por si tenemos la suerte de ver algún alce. Pero no hay suerte.
Después del desayuno, se pone a medio llover un sirimiri que te cala en un rato tonto. Recojo todo y cuando dejamos el camping a las 10:15h, ya ha dejado de llover y el sol asoma tímidamente.
Enseguida pisamos tierras noruegas. La carretera se ensancha y en una escueta señal en el arcén vemos escrito Norge. Están de obras, asi que hay trasiego de camiones.Imagino que tiene que ver con la antigua aduana.
No me he podido parar al entrar en el país, ya que entre las obras y que no sabía que la frontera estaba tan cerquita, me ha pillado un poco por sorpresa. Me da un poco de rabia porque me hubiera gustado una foto con la señal.
Más tarde, por la noche, busco en internet fotos y efectivamente, tal como imaginaba, las obras de la frontera son porque han tirado abajo el edificio fronterizo que existía entre ambos países.
Pongo unas capturas de pantallas de las señales que indican la entrada a Noruega y Finlandia.




¡Por fin estoy en Noruega!

Llegamos a Kautokeino y hago una visita a la iglesia y a su cementerio. Siempre que puedo me doy un paseo por un cementerio. Me gusta pasear entre tumbas. Es curioso ver las diferencias entre las tumbas y los cementerios de unos países a otros.


La iglesia por dentro, tiene unos colores poco corrientes para una iglesia.

¡Sólo un niño sami dibujaría un reno en los animales del arca de Noé!


Esa bonita bandera ondea para mi.


Paro en un Rema 1000 a hacer algo de compra.Caen unos calcetines de lana puesto que no he traído mas que unos un poco más abrigados y me parece que no me van a dar suficiente calor. Made in China...qué chasco .loco2
Tenía apuntada la Joyería de Jhuls puesto que parece ser un edificio un tanto peculiar, pero al final no voy a verla y sigo camino hacia Karasjok, ya que quiero ver el parlamento sami. Tardamos hora y media en llegar. Dejo la furgoneta en el parking y me doy una vuelta alrededor del edificio con el perro.
Es un edificio muy llamativo. Leo en google que tiene forma de la tienda típica sami, el lavvo.




Luego, dejo al perro en la furgoneta y entro.
Hay una biblioteca enorme. Es referencia mundial de libros en sami y sobre la cultura sami.



No parece un idioma sencillo, desde luego.



Luego me acerco al mostrador a preguntar si se puede visitar el resto del edificio; me hice un poco la tonta ya que sabía que sí había visitas, pero no sabía si había que reservar con antelación, si tenía que haber un grupo etc.,
Entonces se produjo una situación un tanto curiosa:La chica que me atendió, me indicó que había a mi disposición un ordenador para que me imprimiera un etiqueta adhesiva y que esperara a que dijeran mi nombre.


En la biblioteca solo había otras cuatro personas, y estaban curioseando entre las estanterías. Aproveché para ir al baño y cuando volví al hall, esperé un par de minutos más.La chica salió de detrás del mostrador y dijo mi nombre en alto. Me presenté delante de ella y me dijo: parece que eres la única persona para el tour por el edificio. Vamos allá.
Así que tuve guía sami para mi sólo .palmas
Tengo que decir que esta visita me resultó muy emocionante. Me despiertan mucha curiosidad el tema de los nativos y desgraciadamente, aquí en Noruega, tampoco se les ha tratado muy bien.
Comenzamos con unas fotos: la de los miembros del primer parlamento sami, y la del último.


Diferencias notables: muchas más mujeres hoy día y los miembros son mucho más jóvenes.
Seguimos con firmas notables y hechas en sitios peculiares:



El rey Olav V firmó en una piel de reno y el rey Harald, en una piel de salmón.

Los dichos sami son raros de entender incluso para mi guía, que es sami y me asegura no entender muchos de ellos. Me lo leyó y luego lo tradujo y creo recordar que decía que no había que beber leche fresca si querías conservar a la persona que querías...o algo así.



¡Y por fin entramos en el parlamento!




La guía me explica que en el pasado, los sami sufrieron una represión brutal, no pudiendo hablar su lengua ni continuar con sus tradiciones. Existen 5 idiomas sami y son totalmente distintos unos de otros. Todos los pueblos sami, que están repartidos por  Suecia, Finlandia, Noruega y Rusia (excepto este último) tienen parlamento propio, donde se tratan y deciden todos los temas que les afectan.
De un tiempo a esta parte, hay un renacer de la cultura,la lengua y las tradiciones sami.En la década de los 70, el rey noruego pidió perdón al pueblo sami por toda la represión que habían sufrido en el pasado por parte del estado.

La visita se acerca al final y toca explicar la forma del edificio y la peculiaridad de su madera: aunque la madera tiene un tono muy diferente en unas partes y en otras, es el mismo tipo de madera, pero es la cantidad de sol que reciben unas y otras partes, lo que hace que unas estén muy oscuras y otras mucho más claras.


Le pregunto por el significado de la bandera sami, que por esta zona, ondea por todas partes.

Está basada en los colores de los kolten, que son los trajes típicos sami.
El semicírculo rojo, es el sol. El azul, la luna. El círculo completo, es símbolo de la espiritualidad. La franja roja, el fuego, el calor y el amor.La franja verde, la naturaleza. El amarillo, el sol. La azul, el agua.
Me despido de mi guía, dándole las gracias por tanta información y tan interesante.
Un último vistazo al edificio

E inmortalizo esta visita

Me hago unos bocatas y sigo ruta con intención de hacer noche en el Cabo Norte, parando en el bar de hielo en Honningsvåg.Tenemos tres horas y media por delante, así que sigo escuchando podcasts. Me bajé una selección muy variada, asi que ahora me toca historia con Nieves Concostrina. La verdad es que después de este viaje, me he enganchado a varios programas y este de historia, es uno de ellos.
Paro en varios sitios para hacer alguna foto.


El tiempo empeora notablemente. Llueve a ratos con fuerza; luego, sale el sol, vuelve a llover etc.,
La carretera está llena de túneles y obras, pero la emoción que siento y los nervios que tengo encima, me hacen continuar e intentar llegar hoy como sea.
Uno de los túneles, ha sido tremendo. No sólo por el porcentaje de desnivel que tenía, sino porque además era bastante largo y había condensación en el fondo. Y si. He dicho en el fondo. ¡¡Cuando me he metido y he empezado a bajar y bajar he pensado que estaba bajando a una mina!!


Sigo camino metida en una nube de lluvia.De pronto para de llover y aprovecho para parar y estirar un poco piernas, patas y visitar una de esas estupendas áreas de descanso, con mesas, bancos y un wc.

El paisaje es muy bonito, la verdad.
Tras un paseo breve, seguimos camino.
Llegamos a Honningsvag. El bar de hielo es facilmente localizable, pero al final no entro. Sólo una breve visita a la tienda de souvenirs, a comprar alguna postal y algún imán.



Me doy un paseo por la zona del puerto aprovechando que ya no llueve.







Los indicadores con la distancia al cabo van apareciendo cada 10 kilómetros. ¡No nos queda nada!


El tiempo empeora otra vez. Sirimiri, lluvia y ahora bastante viento racheado. Cuando me cruzo o adelanto a cicloturistas, no puedo más que sentir admiración y lástima por ellos. Imagino que llegar hasta aqui en bici tiene que ser toda una experiencia, pero entre la lluvia y el viento, tiene que ser totalmente agotador.

Hago otra parada en el arcén para unas fotos del paisaje y los renos.



Sigo la carretera y por fin, veo una garita y la barrera.
Un chico muy amable me da la bienvenida y me pregunta si tengo intención de hacer aqui noche. Le digo que si y de los nervios que tengo, me tiene que repetir hasta tres veces lo que tengo que pagar y hasta cuando me puedo quedar.A día de hoy, sigo sin tener muy claro lo que pagué. Sé que lo hice en efectivo y pudiera ser que pagase 385nok...
Estoy nerviosa. ¡Siento los nervios en el estómago! .loco2 
Son las nueve y pico cuando paso la barrera.
Me dirijo a la explanada, donde obviamente, la primera fila, al borde del acantilado y con vistas al horizonte, está completa.
Hacia la mitad de la explanada, hay otra fila de vehículos y allí aparco.¡Hace horroroso! Un frio de mil pares y mucho viento. Me pongo todo lo que tengo de abrigo, pero como imaginaba, no es demasiado. Le pongo el chubasquero al peludo y nos vamos a buscar la bola. Al principio, el edificio del centro de visitantes me despista y no veo la bola, pero luego me voy hacia la izquierda y ¡allí está!
¡Llegamos!¡Lo conseguimos! Me echo a llorar como una tonta. Me vienen a la mente tantas horas ante el ordenador, leyendo las crónica de otros compañeros, el mapa de Noruega desplegado durante meses sobre una mesa planeando el viaje...
13 días y 5.929 kilómetros desde que salí de casa, y aqui estamos. Un sueño hecho realidad.
Me limpio las lágrimas de la cara y aprovecho que no hay mas que dos personas en la bola, para hacer unas fotos.




Después, nos damos un paseo por la zona para que el peludo haga unos pises.












Volvemos a la furgoneta donde lo preparo todo para pasar la noche. Le doy de cenar al perro bajo el portón ya que sigue cayendo lluvia fina y sopla de lo lindo el viento. Dejo al perro en la furgoneta (ya que no se permite su entrada en el edificio) y me meto allí para secarme y entrar en calor, porque he acabado calada del rato del paseo.
Doy una vuelta por la tienda de souvenirs, compro algún detalle y bajo al cine a ver un pequeño documental muy bonito sobre el Cabo y las cuatro estaciones. Coincido en el hall con un grupo de españoles.
El centro de visitantes es bastante grande y tiene varios pisos bajo tierra. Hay varias tiendas, un restaurante y cafetería,  un cine, una capilla, la oficina de correos más septentrional de Europa etc
Recorro los diferentes pisos viendo una exposición de fotos, aves disecados típicas de la zona...


Alucino con la historia del rey Chulalongkorn, de Tailandia, que llegó aquí en 1907 y dejó su firma en esta piedra.


Salgo del edificio para cenar, pero es imposible ponerse con el campingas con el frio y el viento que hace, así que me hago dos bocatas y vuelvo a entrar a la cafetería con la intención de beber algo calentito.

Una magdalena de arándanos y un colacao, me vienen de maravilla antes de meterme a la cama.
Le doy un último paseo al peludo para pises. Se ha echado la niebla.

Me acuesto vestida y con los calcetines de lana que me compré en Kautokeino y la verdad es que duermo bastante calentita pero hace frio en la furgoneta y no tengo calefacción estacionaria.
Cuando me meto en la cama pienso que frente a nosotros no hay nada, salvo las islas Svalbard a 758 kilómetros y luego, el Polo Norte. Me invade una sensación de felicidad. Estoy durmiendo en el cabo Norte.



DÍA 14 NORDKAPP-RUSSENES

Antes de que suene el despertador, lo apago y levantando un poco el aislante de una de las ventanas traseras veo que sigue nubladillo. Sigo durmiendo y cuando me vuelvo a despertar, son las 9h. El tiempo ha mejorado, pero sigue frio y desagradable.
Damos otro paseo por la zona de la bola y disfruto de las vistas.





De vuelta a la furgoneta, doy de comer al perro y coloco todo para seguir viaje.Vuelvo a entrar al centro de visitantes, hago alguna compra en la tienda y luego, a la cafetería. Me doy un capricho desayunando tranquilamente y disfrutando de las vistas.




Después del desayuno, escribo unas cuantas postales y las envío desde la oficina de correos.El matasellos, es especial y eso le da mayor valor a la postal. ;)
Me resulta difícil no mirar hacia el horizonte y a esa bola del mundo.



Mis vecinos, si que viene de lejos ¡Corea del Sur!

Es más de la una de la tarde cuando estoy entrando en la furgoneta. Tenía intención de hacer la ruta hasta Knivskjellodden, pero tardándose 6 horas ida y vuelta, terminaríamos sobre las 19h y no me apetece dormir otra vez aqui.
Después de poner el diario al día, dejo Cabo Norte. Son casi las 14h y ya empieza a haber un poco de sol.
Si me da tiempo a hacer la ruta al Kirkeporten, asi que nos vamos a Skarsvåg y seguimos las indicaciones. Empezamos el paseo, subiendo una colina. Al poco de coronar, bajamos y allí está el Kirkeporten.







De vuelta en la furgoneta, nos hidratamos y seguimos ruta hacia Gjesværstappan, pero lo cierto es que cuando llego, después de recorrer paisajes inhóspitos, no le veo mucho la gracia. El día tampoco acompaña, ya que está nublado y tristón.


Continuamos hacia Alta, pero paro a hacer noche a unos 100 kilómetros. Es un camping un poco cutre, el Olderfjord turistsenter, y pago 200nok.La hierba es inexistente. No veo una sola papelera, ni sitio para fregar los platos..
Me coloco con vistas al fiordo y después de un paseo por una carretera cercana con poco tráfico, es hora de cenar, ducha y a la cama.







DÍA 15 RUSSENES-BIRTAVARRE
El día está despejado aunque hace fresco a primera hora. Me doy un paseo con el perro por la misma carreterilla de ayer y subimos por un camino en un bosquecillo cerca de unas casas. Nos encontramos con esta señal.

En tres o cuatro meses, seguro que el caminito está transitado por esquiadores.
Luego tiramos por otra carretera y rodeamos el turistsenter, que además de tienda de souvenirs, es parada de autobuses y donde ya se ven pasajeros con maletas.
En el camping, después del desayuno, planeo el día y sobre las 10:30h salimos del camping a Alta.Según la app que descargué para el tiempo en Noruega,YR, hoy estará soleado y tendremos una buena temperatura, 18C-20C.
De camino, veremos varios grupos de renos en las proximidades de la carretera o cruzándola, pero un grupo de machos decide caminar primero y luego correr por el medio de la carretera. Aprovecho para hacerles una foto.

Llegamos a Alta hora y media después y voy directamente a la catedral de las auroras boreales, un bonito nombre para un edificio peculiar. Damos un paseo por los alrededores.






Luego, dejo al peludo en la furgoneta y entro a verla. La entrada a la catedral combinada con una exposición sobre auroras, son 150NOK, asi que sin pensarlo mucho pago y entro a ver la exposición primero. Está interesante y si ya tenía ganas de ver auroras, mis ganas han aumentado.



Luego, entro en la catedral. Si es peculiar por fuera, por dentro no podía ser de otra manera.





Recorro la catedral en solitario y hago unas fotos. Es pequeña, asi que creo que lo de catedral le viene grande o al menos lo es para lo que yo estoy acostumbrada para una catedral.





Cuando salgo de allí y pienso en los 150NOK/15€, me parece bastante caro.



El siguiente objetivo del día es Jøkelfjorden y llegar hasta el glaciar, pero me resulta imposible dar con él. Si.Parece imposible, pero  di más vueltas que un trompo. Sigo al tomtom, luego la señalización de la carretera y no hay manera. En una de las crónicas leí que se aparcaba en un parking donde había abejas y después de una horita de paseo, se llegaba al glaciar. Pero mi gozo en un pozo. Eso sí, me recorrí aquel fiordo de cabo a rabo disfrutando de bonitos paisajes.




Paro en un par de ocasiones para que el perro haga unos pises y se de un paseíllo. El pobre no tiene la culpa de que yo sea incapaz de encontrar un glaciar .loco1






Cabreada conmigo misma y con la sensación de haber perdido toda la tarde,  me encamino al área de descanso de la E6 donde he decidido dormir.
Cuando empecé a planear este viaje, decidí que como todo el mundo decía que era un país furgoperfecto, dormiría casi todos los días en áreas de descanso etc., tirando de las app de furgoperfectos y de Park4night. El problema es que no tengo Potti y sin uno, la vida se complica un poco, asi que al final fuí casi todos los días a camping o área AC.
Aquel día quería por fin dormir "a lo salvaje", en aquel área de servicio, con wc y vistas al mar, pero cuando llegué no me convenció. Asi que me dí la vuelta, desandando camino y dos túneles y me metí en un camping al que estuve a punto de meterme de camino a este área AC, el High-North Camping.https://eng.high-north.com/camp-birtavarre/
En recepción me registro y pago 98NOK/ 9,80€. Es pequeño pero está bien. Hay varias campas con hierba para furgonetas, autocas y tiendas. Tiene un edificio con baños y duchas y una pequeña cocina y una habitación con lavadora y secadora.
En el edificio de la recepción tienen también un restaurante. Cuando yo me estaba registrando, se sentaba una familia para cenar.
También tienen cabañas. En todos los campings, hay cabañas.
Estamos a los pies de unas montañas y se ven varias cascadas.Hay un río y una zona para hacer fogata. Paralelo al rió, un camino estupendo para dar un paseo.
Debe ser zona de vías ferratas porque veo gente con esos aperos.





Después del paseo, ducha, cenas y a la cama. Hace bastante viento, pero dormimos fenomenal.

DÍA 16 BIRTAVARRE-ALPES DE LYNGEN-BIRTAVARRE

Como muchos días, me despierto antes de que suene el despertador. Veo que la lavadora y la secadora están libres, asi que meto toda la ropa que tengo para lavar, deshago una pastilla de detergente y cuando voy a ponerla en marcha, veo que no va con monedas, sino con tokens (como una moneda pero sin ser moneda de curso legal). Voy pitando a recepción, pero allí no hay nadie. No hay nadie ni a las 8h, ni a las 8:30h, ni a las 9h, asi que tengo que sacar la ropa, sacudirla y quitarle los restos de la pastilla  de detergente y de vuelta a la bolsa de la ropa sucia.
Me preparo el desayuno en la cocina del camping y luego me voy de paseo con el perro. Elegimos  el paseo paralelo al río, primero  en dirección a los senderos para bicicletas y caminantes y luego hasta un viejo puente de hierro.
Mientras él desayuna, voy colocando todo y luego salimos a cojer nuestro primer ferry. El paisaje de camino es muy bonito.


Quiero hacer una pateadilla fácil que he encontrado en una aplicación que está genial, con muchas pateadas, clasificadas por zonas, dificultad etc., La aplicación se llama Outtt (si, con triple t https://outtt.com/en)
Nos toca esperar un ratito al ferry. Es el primero en el que me monto por aquí y no sé muy bien como va, pero es bien sencillo. Llega el ferry, y hay una persona con un datáfono que va cobrando a medida que van subiendo los vehículos. Otra persona, va indicando donde colocar el vehículo.





Cuando parte el ferry, subo a cubierta a hacer unas fotos, pero hace un frio y un viento tremendos, asi que me meto a la furgoneta enseguida.
Había leído que los Alpes de Lyngen eran de las montañas más bonitas, y la verdad es que es espectacular.







Una vez al otro lado del fiordo, conduzco hasta el extremo norte. Los paisajes son una preciosidad. Realmente parece que estoy en Suiza.






Llegar hasta el comienzo de la ruta, me lleva un rato por carreteras intrincadas. Por fin doy con el parking, donde hay varios vehículos aparcados. También hay un wc. Me voy acostumbrando a encontrar wcs limpios, con jabón, papel de sobra, secamanos...
Preparo la mochila con un bocata, agua, bebedero plegable y nos ponemos en marcha mientras me voy comiendo un bocadillo.

El camino discurre paralelo al mar. De pronto, a los pies de una montaña, que se va cubriendo con una nube baja, aparece una casa.
El camino pasa por una zona donde hubo asentamientos sami.




Hay una flecha en el suelo, asi que la seguimos.


Pero el terreno se hace más abrupto y más complicado de seguir. Se pone difícil y empiezo a dudar que vayamos por el camino correcto. Se describía la ruta como apta para toda la familia y según se está poniendo, no creo que sea apta para niños... .nono
Empezamos a bajar por unas trochas y de la nada aparece una pareja con unos buenos mochilones. En breve, han desaparecido.
Veo los restos de un naufragio, pero sin rastro del faro al que llega la ruta. Estoy un poco cabreada, asi que me doy la vuelta. Estoy sola en un paraje agreste en el que no se ve a nadie y no tengo claro por donde seguir.Creo que es lo más sensato. Deshago camino y alcanzo a los dos mochileros al cabo de un buen rato.



¡Vaya chasco con la primera ruta!Si esta era una ruta fácil y para toda la familia, los noruegos están en muy buena forma...
Nos vamos hacia el sur de la península de Lyngen. En la carretera veo señales de otra ruta, asi que dejo la furgoneta en el parking e investigo qué ruta es. Hay dos: una muy corta y otra de 6 kms ida y vuelta a una bonita laguna de tonos azules imposibles.
Decido hacer la corta. Vamos siguiendo los manchones rojos que señalan la ruta y llegamos fácilmente a una pequeña laguna, de un azul que parece irreal y eso que está medio nublado.


Para hacer fuego, sin poner en peligro el bosque, suele haber esto:











Viendo que ha sido fácil llegar hasta esta laguna, a 1km del parking, creo que es asequible intentar la otra laguna, a 3 kms. Nos ponemos a ello. El terreno está lleno de piedras de distintos tamaños y se avanza no todo lo rápido ni bien que quisiera. Vamos siguiendo los mojones rojos y nos cruzamos con gente que ya vuelve. Nadie va, salvo una familia con un perro, asi que les tengo de referencia. Se camina mal, pero pienso en esa bonita laguna y continuamos caminando. Se nubla y aquellos 3 kilómetros, no se hacen nunca. Hay una vaguada y pienso que allí está la laguna, pero no. Hay que seguir. Así un par de veces. Ya me canso y me doy la vuelta.
Hoy no ha sido un buen día respecto a las rutas de trekking.

Volvemos poco a poco al parking. Es imposible que fueran 3 kms a la laguna azul...


En el parking, echo un ojo al wc.




Vemos pasar a otro esquiador con rollerski

Nos vamos para el ferry.

Pero nos toca esperar hora y veinte, hasta el último ferry, que llega a las 21:20h. Se me ocurre llamar al camping  donde me alojé la noche anterior, para decir que llegaré bastante tarde. Y fue un error. Porque me dijeron que esperarían hasta las 22h pero no más tarde, y lo único que hice fue conducir a más velocidad de la permitida para llegar a tiempo y no lo hice.

A esas horas de la "noche",la travesía es también bonita.





Luego, a conducir a toda pastilla para no llegar con la recepción abierta y no poder hacer la colada un día más.
Me instalo en una de las campas, me preparo la cena y me ducho. Un grupo de alemanas están sentadas en el banco de los baños asi que asustada les pregunto si hay cola. Se ríen y me dicen que no,  que se alojan en tienda de campaña pero que están de cháchara en el baño donde hace algo de calor, asi que me ducho acompañada de conversaciones en alemán y grandes risotadas. Tras un último paseo para pises, nos despedimos de los Alpes de Lyngen, que se yerguen en la distancia.


Me acuesto sobre las once y pico con una sensación agridulce.



DÍA 17 BIRTAVARRE-TROMSO

Me levanto pronto, asi que me doy el paseo de rigor con el peludo. Desayunamos tranquilamente y luego coloco todo para seguir viaje.
Anoche cuando llamé y me dijeron que si no llegaba a las 22h, no habría nadie en recepción, me dijeron también que tendría que esperar hasta las 15h para poder pagar pues no habría nadie en la recepción hasta esa hora. ¡Menudos horarios! Obviamente no voy a esperarles hasta las 15h y tampoco me voy a ir sin pagar, asi que como ya sé lo que cobran por una noche, hago una especie de sobre con una de las hojas del cuaderno-diario, una goma elástica y una bolsa de las cacas del perro y busco un sitio para dejarlo escondido. Hay un pequeño buzón para dejar las llaves de las cabañas, pero eso es de fácil acceso a cualquiera. Ya sé que por aquí, a nadie se le ocurriría llevarse el dinero, pero prefiero asegurarme. Hay unos carteles clavados con chinchetas, asi que tras comprobar que mi sobrecito cabe detrás de uno de ellos, allí lo dejo.
Salimos hacia Kilpisjärvi, un punto en el que se unen las fronteras de tres países: Suecia, Noruega y Finlandia.
Tenemos hora y veinte de camino. Paro unas cuantas veces a hacer fotos, ya que el paisaje es muy bonito.




Una vez más, cuando pasamos la frontera con Finlandia, no hay más que un pequeño edificio a unos cientos de metros de la carretera ya en desuso.Pocos kilómetros después entramos en la Reserva Natural de Malla. Encontramos las indicaciones del barco que cruza el lago, asi que aparco la furgoneta en el centro de turismo y entro a pedir información. Me confirman desde donde sale el barco y la hora, así que hacemos tiempo paseando por los alrededores del embarcadero puesto que falta media hora.


Somos de los primeros. Al poco, tenemos una buena cola.
Salimos con retraso. Nos montamos al fondo para no molestar, pero pillamos el peor sitio. Tenemos el motor al lado y el ruido es insoportable. El perro casi no tiene sitio donde meterse y está muy nervioso. Consigo que se tumbe y aguanta todo el viaje. Una señora pasa a cobrar. Casi todo el mundo ha elegido la opción de ir y volver en el barco. Se puede ir en barco y volver caminando unos 11 kilómetros.
Después de unos 15 minutos de travesía por el lago, llegamos al embarcadero y todo el mundo desaparece en cuestión de minutos.

Seguimos el sendero a un paso rápido. Tenemos que caminar 3 kilómetros hasta el mojón-frontera y volver al barco.


Hay una carrera de orientación y está lleno de gente corriendo, caminando y mirando mapas.
Doy con el mojón originario.


Y un poco más allá y lleno de gente, está el mojón más moderno, de un color amarillo pollo, que no pasa desapercibido.



Le rodeo y hago las fotos de rigor. Tampoco tengo tiempo para mucho más, asi que me voy comiendo un bocata de vuelta.
Cuando llegamos al embarcadero, uno de los barcos está lleno y a punto de zarpar. Al poco viene otro. Antes de subir pregunto si puedo ir en la parte de fuera, y me dicen que si; al final empieza a subir gente, asi que si lo que quería era que el perro fuera un poco más cómodo que a la ida, casi no lo consigo.





Disfrutamos del fresco de cubierta y de la travesía,ya que a la ida no nos hemos enterado de nada.
Cuando llegamos al centro de visitantes, aprovecho los sellos fineses  y las postales que compré en el Santa Claus Village, y los hecho al buzón. Ponemos rumbo a Tromso, donde quiero llegar a pasar noche.
El paisaje de camino, es muy bonito, pero ya no paro.
Llego al camping Tromso
https://tromsolodgeandcamping.no y tal como recomendaban varios foreros, pido parcela con electricidad, para evitar la zona de tierra que si llueve o ha llovido, no es muy aconsejable. Desgraciadamente, no les quedan parcelas con electricidad, asi que me conformo con una sin electricidad, muy cerca del edificio donde están los baños, las duchas, cocina, lavandería etc.,
Me dan una tarjeta ya que se necesita para absolutamente todo y además la cargo con 100nok para la ducha y la lavadora y secadora. Pago 335nok/35,11€ + 100nok/10€= 435nok/43,40€. Me advierten que hay una nube tóxica por culpa de un incendio y me recomiendan no salir del vehículo hasta dentro de un rato, pero el perro necesita salir, asi que nos damos un paseo. Cena el perro y yo me ducho. Luego aprovecho una gran cocina comunitaria para hacerme la cena y en el halll, donde hay mesas y sillas, ceno.
Las instalaciones están muy bien, la verdad y los chicos de recepción son muy majos.
Pongo una lavadora a casi las 23:30. Cuando termina, lo meto a la secadora, pero estoy cansada y tengo sueño, asi que lo dejo allí acabando de secarse. Me acuesto a más de las doce.





DÍA 18 TROMSØ-SENJA

Hoy no he dormido muy allá porque el perro ha dado un montón de vueltas y me ha despertado. Me voy a por la colada y acabo de lavar un par de cosas más, a mano.
Nos damos un paseo por el camping, que tiene unas cabañas muy chulas y modernas.Hay un camino majo para dar un paseo y por allí coincidimos con algún perro que pasea con su dueño.
Le doy de comer y me doy a la cocina comunitaria a hacerme el desayuno y desayunar, planeando que ver y qué hacer.
Vamos a ver la catedral del Ártico lo primero.El parking es gratis y entrar en la catedral cuesta 50nok. Hay una carrera popular y está todo muy animado de gente que jalea a los corredores.







Desde aqui se tienen buenas vistas de Tromso.



Luego nos vamos al teleférico. Nos volvemos a encontrar la carrera popular. He oido que suben hasta donde llega el teleférico. La colina se llama Floya y hay una escalinata que se conoce como sherpatrappa (el camino de los sherpas) y es por ahí por donde suben los corredores. 1.300 escalones de piedra, ni más ni menos.
Nosotros dejamos el coche a los pies del funicular, meto coronas hasta casi las 14h y saco billete para el perro y para mi. Y aquí me pasa una cosa graciosa:
Cuando me acerco a sacar el ticket para mí, pregunto si el perro paga. Cerca de nosotros había un señor cuya mujer había entrado en el wc asi que el de los tickets me cobra y me dice: dos adultos.
Yo estaba ojoplática y le digs: a ver, que es  un perro grande, si...pero cobrar como un adulto.
Entonces él muy sorprendido me pregunta al tiempo que me señala al señor cuya mujer había ido al baño: ¿ah, que no vienen juntos?
Cuando le digo que no, que yo voy sola, se ríe y me cobra un adulto y el perro, paga como niño .meparto  .meparto en total 221nok (150nok+60nok)

Las vistas son estupendas ya que disfrutamos de un día soleado.







Después de pulular por la zona y sacar unas fotos, nos bajamos. Me ha sobrado ticket de la hora.
Nos vamos a Tromso donde me cuesta un montón dar con un sitio para aparcar, siempre pagando, claro. Me doy un paseo por las calles más céntricas, la plaza etc.,





¡Qué bonitos son los jerseys noruegos! Snif snif...y caros


Todos estamos de paso en esta vida.
Hemos venido a observar, aprender, crecer, amar y volver a casa.

Luixi

Surfea el momento dejando que tu destino sea un misterio

Honguneta

Yo también, ya me gustó vuestra aventura a Dinamarca asique ésta igual ó más :)
Life's a journey, not a destination


FRANJONETA

NI SALUD, NI DINERO, NI AMOR
SEXO, FURGO Y ROCK AND ROLL

Si te gusta el senderismo
http://www.furgovw.org/index.php?topic=311371.0

Recopilación áreas recreativas
http://www.furgovw.org/index.php?topic=312478.0

Trencalòs


Josse

Otro que pilla sitio...
La idea es repetir viaje y con más dias, eso sí ya será para el próximo año.

charrok

Me apunto!

Enviado desde mi Mi A1 mediante Tapatalk

El sistema actúa con la división, pues sabe que el arma más peligrosa es el AMOR.

zitrico

Que empiece ya, que el público se va la gente se marea y publico se mea!!!!
Pillo sitio que esto promete
Pequños grandes campers: Puegeot Expert // Citroen Jumpy // Fiat Scudo
http://www.furgovw.org/index.php?topic=186817.0

Presentacion Furgo.
http://www.furgovw.org/index.php?topic=187748.msg1579896#top

huarte


FASCHI

Pues otro que mete presión, así que a la espera estamos ya unos cuantos para leer TU CRÓNICA. .palmas 

Andorra_van

9 frikipuntos!

YAKAAR

Cita de: Breaus en Septiembre 17, 2019, 17:58:54 pmPues si,
Tal y como dice el título, después de planear durante todo el año el viaje, este verano me fui a Cabo Norte sin más compañía que la de mi peludo.
Subida por Suecia y Finlandia, y bajada por la maravillosa Noruega.

41 días. 4 días en las Vesteralen (Senja) y Lofoten.
14.907kilómetros totales.
Ferries, túneles, autopass, puertos,fiordos, bosques, rutas turísticas, paisajes increíbles.. Noruega es lo más bonito que he visto. Cuando piensas que el paisaje no puede ser más hermoso, descubres que sí.

En cuanto vaya sacando ratos, iré colgando la crónica del viaje.

Leer esto ha sido como ver mi viaje en paralelo este verano,45 dias con la misma ruta, también sólo con el amigo de 4 patas :D, hemos llegado hace 3 días, estoy seguro que ha sido una experiencia impresionante!!! cojo asiento para ver tu preciosa aventura!
Sólo sé que volveré a ir...


eskimo

Lo tengo pendiente también,ansioso estoy esperando!