Castillos del Loira y Eurodisney con 2 niños (12d). Sep-2021 ***AÑADIDO AL INDICE***

Iniciado por Jordjevic, Septiembre 14, 2021, 23:28:32 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Jordjevic

FRANCIA. Castillos del Loira y Eurodisney con 2 niños
(Título original)






Hola a todos, es mi primera crónica de viaje. Voy a tratar de explicaros nuestra experiencia tras 12 días de vacaciones por el país vecino. Era la primera vez que sacábamos la autocaravana al extranjero y lo hemos disfrutado como niños, la verdad es que en Francia nos sacan décadas de ventaja en cuanto a infraestructuras y respeto al mundo de las camper y ACs. No teníamos muy claro a donde ir con el tema de la pandemia pero viendo la poca gente que hemos encontrado y el buen tiempo que hemos tenido creo que ha sido un acierto.
Veníamos de una California pero tras un par de viajes "largos" por la península ya veíamos que la familia necesitaba algo más confortable, así que el año pasado decidimos pegar el cambio no sin mucha pena de despedirnos de nuestra azulita. Ahora vamos con una Benimar Sport 314, una capuchina que para ir con niños, creemos que era la opción que más se amoldaba a lo que buscábamos.
A lo que íbamos, como sabíamos que tantos kilómetros del tirón sería un suplicio para los niños (12 y 6 años) ya teníamos previsto ir subiendo haciendo algunas paradas técnicas y ver cosillas, puesto que de Francia mi pareja y yo apenas conocíamos Paris y Eurodisney. Marqué unos cuantos puntos clave en el mapa y el resto ha sido un poco sobre la marcha, ventajas de ir con la casa a cuestas ;)
Unos cuantos "tips" para los que tengáis pensado ir a Francia de ruta:
-La gasolina es más cara que en España, aproximadamente un 20-30% más cara. En las áreas de servicio de las autopistas es un robo a mano armada (el gasoil estaba a 1'60€), por lo que la mejor opción es ir a las gasolineras de los supermercados de las ciudades y pueblos (Carrefour, Intermarché, etc), donde puedes llegar a repostar a 1'30€ el litro. Una buena puerta del gasto del viaje se ha ido por aquí.
-Los peajes son igualmente caros. Cualquier desplazamiento entre ciudades "importantes", como por ejemplo Toulouse-Burdeos te cuesta unos 30€. Valorad si os interesa ir por carreteras secundarias, nosotros con una autocaravana de 6'5 metros nos daba reparo meternos por según que carreteras.
-Cuidado con Google Maps. El navegador siempre te calcula la ruta más rápida, sin importarle el tamaño del vehículo que llevas. Al llegar a algún desvío, si veía que la carretera era "regular" o directamente un camino rural, preferíamos seguir por la carretera principal y el propio Maps te recalculaba la ruta. A veces es mejor tardar 5 minutos más que meterte en un berenjenal.
-El respeto por las normas de circulación en Francia es muy alto. Si en autopista puedes ir a 130 km/h, todos van a 130km/h, si pone a 90, todos a 90. Siempre hay alguna excepción pero por norma general prima la educación. Hay mucho respeto también al colectivo autocaravanista.
-Tema COVID: piden certificado de vacunación en todos los castillos, restaurantes, museos, etc. a todo aquel mayor de 18 años. A partir de octubre también vi que lo pedirían a partir de los 12 años.

Han sido más de 2000km en apenas 10 días, demasiados tal vez, pero nuestro afán por ver el máximo de cosas posible y un par de imprevistos hicieron que tuviéramos que acortar un par de días el viaje previsto. Queríamos hacer la bajada con más calma pero un incidente hizo que tuviéramos que hacer más de 500km en un solo día.



28 de Agosto. Día 1. Menorca-Barcelona-Carcassone

Es el peaje de vivir en las islas. Embarcamos desde Ciutadella rumbo Barcelona a las 10h de la mañana. Nos acomodamos en nuestro camarote y hacemos el vago practicamente todo el día. En el camarote hay tele con películas bastante recientes, leemos un rato, dormimos, salimos a comer al restaurante... es un día perdido que hay que pasar de la manera más digna posible. Llegamos a BCN a las 19h.
Nuestra idea era pasar la noche en Carcassone para visitarla al día siguiente, son unas 3h de carretera, asumible. Paramos a cenar en la Jonquera, llenamos el depósito por última vez y pasamos la frontera.
Llegamos de noche al área AC del camping al lado de la Cité que aparece en el mapa de Furgoperfectos. Bien situado, pagamos la entrada y a descansar. Aquí el enlace del FP:
https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=131402.0

29 de agosto. Día 2. Carcassone-Lago de la Cavayere

Nos despertamos sin prisa, casi a las 10h, que para eso estamos de vacaciones. Desayunamos en la AC, en parado es donde no echo de menos la California. Poder hacer tu cafetito, croisants, tostadas... mientras los niños se van despertando en su cama es un puntazo. Obviamente donde la AC penaliza es en ruta por la autopista y a la hora de callejear pero no vamos a entrar en debates de nunca acabar.
Desayunados y vestidos emprendemos camino hacia la Cité. Hay un sendero perfectamente señalizado que lleva desde el área/camping hasta la parte baja de la zona amurallada, se puede hacer tanto a pie como en bici. Como desconocíamos el terreno, optamos por ir a pie. El paseo es agradable, vas bordeando un pequeño río con zonas de sombra, hay un pequeño parque por el camino, todo perfectamente integrado con el entorno.
Pasamos la mañana en la Ciudad Medieval, disfrutamos de muy buen tiempo, demasiado calor incluso pero bien. Todo está muy bien conservado y perfectamente recreado. No hicimos la visita al castillo, leímos en algún foro que no valía la pena, así que nos guardamos el dinero para futuros castillos que sí merezcan la pena, que no serán pocos.




Al ser ya septiembre hay gente pero sin agobios, se puede ir tranquilo y ver las cosas con calma.
La Cité no es muy grande, en una mañana se puede visitar y realizar las típicas compras de productos locales. Nosotros a la hora de comer decidimos bajar a la AC y comer allí para aprovechar la tarde.

Después de comer fuimos al FP del Lago de la Cavayere, que está muy cerquita de Carcassone, a apenas 6km
https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=148333.0
Tras descansar un rato bajamos a la playa, hacía bastante calor y tras la visita a Carcassone los peques necesitaban descargar un poco de adrenalina. El agua estaba fresquilla, pero una vez dentro ya ni se acordaban.

Genial el lugar, por la noche se fue casi todo el mundo y quedamos un par más de ACs y otro par de furgos. Decidimos dormir aquí.

30 de agsoto. Día 3. Lago de la Cavayere-Cité de l'Space (Toulouse)-Saint Romain de la Virvée

Hay que entretener a los peques de la casa. El viaje también es para que ellos disfruten. Les pregunté a que museo preferían ir y optaron por el del Aerospace antes que el de la aviación, creo que escogieron bien. Hora y poco de trayecto, aparcamos en el parking habilitado para ACs marcado como FP: https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=210597.0
Pagamos 85€ las entradas para los 4, por Internet son un poco más baratas, aquí pecamos un poco de pardillos. El museo es muy entretenido, con multitud de actividades interactivas, cine en 3D, réplicas de satélites y cohetes... muy bien pensado para grandes y pequeños, se pasan unas cuantas horas allí sin darse uno cuenta.





Comimos allí mismo en un food-truck de la zona exterior del museo, el restaurante "normal" nos pareció bastante caro para lo que ofrecían. Hamburguesa con patatas para todos y tan felices (bastante decente, por cierto).

Salimos del museo sobre las 16h, aún queda bastante día por delante. La idea era quedarnos por Toulouse pero el parking no nos gustó mucho para dormir aquí. Descartamos entrar a visitar la ciudad por temas logísticos y tampoco nos motiva mucho, para que engañarnos, es lo que tiene viajar con niños. Optamos por hacer un buen trecho para ganar terreno de cara a lo que viene los próximos días. La idea es llegar cerca de Burdeos y decidir. Miramos el mapa de FPs y vemos el área de Saint Romain la Virvée, hacia allí vamos. Aquí el link del FP:
https://www.furgovw.org/foro/index.php?topic=274941.0
Prácticamente 3 horas después llegamos allí, el sitio es genial. Un área en las afueras de un pueblecito con su zona deportiva, parque, césped... los niños queman adrenalina tras el tute de autopista y los mayores nos tomamos una cervecita. El área es pequeña, somos 4 autocaravanas, más tarde llega una furgo y otra AC, cabría otra pero justito ya. Se hace de noche, cenamos en la AC, miramos opciones para mañana y a dormir.

Día 4. Saint Romain de la Virvée/Isla de Ré/Puy du Fou

Hemos descansado muy bien en el área, super tranquilos. Nos levantamos pasadas las 9h, desayuno, cambio de aguas (gratuito) y ponemos rumbo a la isla de Ré. No entraba en los planes pero al tenerla relativamente "cerca" y leer algunas crónicas interesantes tiramos para allá.
Ponemos gasoil en la autopista, allí algunas gasolineras tienen por costumbre bloquearte 130€ para que llenes el depósito, una vez lleno te anulan el cargo y te cobran lo que has repostado. Aquí tuvimos un "incidente" con la tarjeta de débito, nos soplaron 130€ más los 68€ que pusimos realmente. Nos dimos cuenta una vez estábamos otra vez en ruta, supusimos que anularian el cargo al cabo de unos minutos pero nada, al cabo de un par de días contactamos con nuestro banco y nos recomendaron pagar todas las compras con tarjeta de crédito para evitar problemas, aunque seguramente nos devolverían los 130€ con el paso de los días.
Llegamos sobre las 13h a la Isla de Ré, el peaje del puente nos costó 16€, espectacular cuando lo cruzas. Fuimos directamente al área de San Martín de Ré, la capital de la isla, bastante pequeñita pero suficiente. Comimos allí y descansamos un rato. Por la tarde sacamos las bicis, que ya teníamos ganas, y a rodar. La Isla de Ré, para quien no la conozca, es una pequeña isla de unos 30km de largo en la costa Atlántica francesa. Su relieve es practicamente llano, lo que facilita los desplazamientos en bicicleta. Hay infinidad de carriles bici por ella y se considera un paraíso para hacer cicloturismo. La verdad es que la isla es curiosa, ves más gente en bici que en coche, y por todas partes ves bicis aparcadas.
Llegamos hasta un Intermarché a las afueras del pueblo a comprar cuatro cosillas que necesitábamos y luego llegamos hasta el puerto del pueblo (San Martín de Ré), un lugar bastante coqueto y con bastante ambiente, lleno de bares y tiendas. Aparcamos las bicis como otras cientos que había y nos mezclamos con la gente para dar un paseo y disfrutar de la zona.



4 días de viaje y aún no habíamos comido Crépes, ya tocaba  .baba  .baba

Tras el paseíto, vuelta con las bicis al área AC. Todavía es temprano, empezamos a maquinar para donde tirar al día siguiente. Puy du Fou queda a menos de 2 horas, pero pasamos de madrugar mañana... nos da el arrebato, recogemos y partimos hacia el área AC de Puy du Fou, queremos darles una sorpresa a los niños. Llegamos de noche al área, sin problemas, cogemos ticket, se abre la barrera, aparcamos y hacemos la cena. Mientras ellos están cada uno en su litera, sacamos las entradas por Internet para mañana.

Día 5. Puy du Fou - Saumur

Puy du Fou, al igual que la isla de Ré, no entraba en los planes iniciales del viaje, pero al tenerlo tan cerquita no pudimos resistirnos, y la verdad es que mereció la pena.
Me levanté pronto para ir a por croissants, tienen al lado del área una cabaña donde venden cada mañana a 1ª hora pan y croissants recién horneados, pensaba que ya no encontraría pero para mi sorpresa estaba yo solo comprando tan apreciado desayuno. Cogemos fuerzas y al lado de donde venden los croissants y donde está la caseta de servicios viene un autobús a recoger a los visitantes del parque.
Puy du Fou ya lo conoceréis la mayoría, es un parque temático con representaciones en vivo de la historia antigua de Francia, desde los romanos, vikingos, época medieval, etc. Las representaciones son una pasada, sales de una y cuando piensas que ya no pueden sorprenderte más, en la siguiente función lo consiguen. No es un parque de atracciones al uso, no hay atracciones, tan solo espectáculos y representaciones, pero vale mucho la pena.
Las entradas para 2 adultos y 2 niños nos costaron 150€. Si las compras con más antelación te puedes ahorrar unos 20€ más. Nosotros al no saber si iríamos no las pudimos comprar antes, pero ya os digo, 150€ gastados con mucho gusto. Para comer hay varios restaurantes de todo tipo, con diferentes precios. Para ser un parque de este tipo, no comimos mal.
Las actuaciones, impresionantes, tienen diferentes horarios, algunas solo hacen 1 o 2 representaciones al día mientras que otras, más cortitas, tienen más pases.


¡¡Un Coliseo romano de verdad!! Con cuádrigas, gladiadores...


Los vikingos, espectacular también, te mantiene en vilo.


Los caballeros de la mesa redonda, ya veis los decorados como se las gastan los franceses.


El vuelo de las aves fantasma, im-presionante.


Un teatro enorme para representar a los tres mosqueteros.

El parque es enorme, terminamos la jornada reventados, pero felices por haber podido vivir la experiencia. De lo mejorcito del viaje, sin duda.
Al terminar, bus de vuelta al área AC (no está muy lejos, se puede ir a pie también), pagamos la estancia (11€ con cambio de aguas incluído) y ponemos rumbo al Valle del Loira.
Llegamos a Saumur, área AC en una islita en medio del río, cenamos y a dormir felices, no sin antes hacer planes para el día siguiente.

CONTINUARÁ

Jordjevic

Septiembre 14, 2021, 23:29:45 pm #1 Ultima modificación: Septiembre 15, 2021, 18:42:19 pm por Jordjevic
02 de setptiembre. 6º día. Saumur-Ussé-Chinon-Villandry

Desayunamos como cada mañana en la AC, tras leer algo en los foros sobre que camino debíamos tomar decidimos ir directamente hacia el Chateau d'Ussé, el conocido como el Castillo de Cenicienta. El de Saumur se ve desde el mirador del río, por fuera tiene buena pinta pero por lo visto, por dentro no es de los más espectaculares. Con los niños intentamos ser un poco "selectos" y llevarlos a castillos que puedan parecerles interesantes.
Tras unos 45 minutos de trayecto llegamos al parking del castillo, hay varias ACs más y algunos coches, pero sin agobios, ventajas de viajar en septiembre. El Chateau d'Ussé impresiona por su aspecto exterior, realmente parece un castillo de cuento. Parece ser que el creador de la Cenicienta se inspiró en él cuando escribió el cuento.




Pagamos entrada, 14€ los adultos y 5€ el mayor, menores de 8 años no pagan. Por dentro el castillo ni fú ni fa, hay una exposición de trajes de époco con maniquís y conforme vas subiendo hay más maniquíes colocados a modo de representación del cuento... nos quedamos un poco fríos, la verdad. En hora y media habíamos hecho la visita.
Decidimos quitarnos el mal sabor de boca viajando hasta Chinon, aquí la cosa ya mejoró. Aparcamos en el parking AC del pueblo, ocupamos la última plaza (gratuito, aunque sin servicios). Comemos pronto para aprovechar mejor la tarde. El Chateau de Chinon, o mejor dicho, la Fortaleza Real de Chinon fue de los que más gustaron a los niños. Entrada adultos a 10'50€ y un niño a 8'50€, la pequeña se salva de nuevo de pagar.
En la misma taquilla te prestan unos tablets (histopads los llaman) que te van explicando la historia de la Fortaleza conforme vas avanzando, se puede escoger el castellano como opción de idioma. A los más pequeños de la casa les dan unas pegatinas y un mapa para que encuentren los dibujos de las pegatinas en las diferentes estancias del castillo, puede parecer una chorrada pero nuestra hija estaba super emocionada con este mini-juego, se agradecen estas cosillas para hacerles más amena la visita. Hacemos la ruta por la fortaleza, tampoco es muy grande, aunque es bonita y está bastante bien rehabilitada, las vistas a la ciudad, también medieval, son preciosas.


Una de las torres de la fortaleza.



La fortaleza está estratégicamente ubicada para controlar la ciudad y gran parte del valle.

Salimos de la fortaleza de Chinon con buen sabor de boca. A nuestra hija le regalan una postal por haber encontrado todos los items de las pegatinas, ella feliz. Todos los castillos tienen la tienda de souvenirs en la salida, ¿por qué será? Salimos sobre las 17h, queríamos bajar a ver el casco antiguo pero hace mucho calor y decidimos ir hacia Villandry, que está relativamente cerca.
Tras un recorrido corto aparcamos en el área AC de Villandry, sacamos las bicis y vamos hacia el Chateau, está a menos de 5 minutos del área. Es increíble lo bien montado y como nos tienen en cuenta a las campers y ACs en Francia. El precio es de unos 12€ por noche, todo automatizado. Tenemos dudas sobre si nos dejarán entrar a ver los jardines, que realmente es lo único que nos interesa, duda resuelta, se puede entrar hasta las 19h y los jardines no cierran hasta bien entrada la noche.
Habíamos leído que el castillo no merece la pena, el corazón de Villandry está en sus jardines. La entrada nos cuesta 7'50€, si quieres ver el castillo tienes que pagar un poco más pero ya habíamos leído que no merecía la pena y tampoco teníamos tiempo, puesto que cierra a las 19h. Los jardines son preciosos, espectaculares, se respira una paz y una tranquilidad enormes, además había muy poca gente y pudimos hacerlo a nuestro ritmo, sin agobios.




Con razón tienen tanta fama estos jardines, hay diferentes zonas, un laberinto, una zona infantil... nos gustó mucho a los cuatro. Seguía haciendo calor pero al haber fuentes y bastantes zonas sombreadas se hacía más llevadero. Nos pareció curioso que al salir por una puerta que da a la zona del pueblo tenían unas cajas con verduras cultivadas en los propios jardines y unas bolsas para que la gente se llevara lo que quisiera. Al ser ya de los últimos en visitarlo tan solo quedaban algunos pimientos y tomates pero no tenían muy buena pinta (como suele pasar en la frutería del pueblo, la gente deja lo más feo) así que no nos llevamos nada  :(  :-\  Creo que es el único castillo que vimos sin tienda de souvenirs en la salida.
Volvemos con las bicis al área AC, todavía tenemos tiempo de relajarnos, tomar una cervecita antes de cenar y los niños terminan de quemar energías dando vueltas con las bicis por el área.

03 de septiembre. 7º día. Villandry-Chenonceau-Amboise

Ayer con la tontería vimos 3 castillos, buen ritmo. Hoy nos lo tomaremos con más calma, un chateau por la mañana y otro por la tarde. No esperábamos encontrar tanto calor y algunas visitas se hacen durillas. Cogemos fuerzas y salimos hacia Chenonceau.
Llegamos al parking del Chateau de Chenonceau, tiene zona específica para ACs gratuita aunque no dejan pernoctar. Tampoco nos importa mucho porque la idea es dormir en otro lugar hoy. Hay un paseo muy agradable de unos 10 minutos hasta el castillo.
Sacamos entradas en unas máquinas expendedoras, 15€ los adultos, 12€ niño de 12 años, menores de 8 gratis. Chenonceau es uno de los castillos con más fama del Loira, y justificada. Tanto por fuera como por dentro es una maravilla, es de esos lugares que te pasarías horas mirándolo sentado en un banco y no te cansarías de verlo. De todos los que vimos durante el viaje quizás sea el más fotogénico.




El castillo está construido encima del río, se puede dar un paseo en barca, pasear por ambas orillas, hay terracita para almorzar justo al lado... había más gente que en los castillos que vimos ayer pero se podía visitar sin problemas.
El interior del castillo también está muy bien conservado, con representaciones de como se vivía en la época (mención especial para la zona de las cocinas) y exposiciones de las mujeres que vivieron en él (lo llaman el Castillo de las mujeres).




La visita ha sido muy gratificante, salimos y todavía tenemos un rato antes de preparar la comida. Decidimos arrancar la AC y tirar hacia Amboise, que no queda lejos.
Buscamos el área AC de Amboise, está en una isla en el medio del río, junto a un camping. Pagamos 11€ por entrar en el área y nos quedamos un poco decepcionados; parcelas estrechas, pocas vistas... como estamos de vacaciones y no reparamos en gastos (modo ironía ON) decidimos cambiar aguas (ya que hemos entrado, que menos) y nos vamos para el camping, ya que por fuera vemos que tiene parcelas grandes y tiene más comodidades, además necesitamos poner una lavadora si o si. Los inquilinos del área seguramente se rieron de nosotros, pagar 11€ para vaciar aguas grises... pero nos da igual, aquí nadie nos conoce y lo que queremos es estar a gusto.
Pagamos el camping, la recepción está FUERA del camping, pecamos otra vez de pardillos. Yo llamando al interfono e intentando explicarme medio en inglés medio en francés y no obtengo respuesta, al cabo de un minuto aparece por detrás el empleado de recepción y me comenta, en castellano  .meparto , que debemos hacer el check in antes de entrar. La mayoría de campings que hemos estado suelen tener la recepción DENTRO del recinto. Tras reírnos un rato pagamos el camping (26€ creo recordar parcela para 4 con conexión eléctrica). El recinto muy bien, buen trato en recepción, parcelas amplias, todo muy limpio, bastante gente pero todo el mundo muy educado.
Dejamos el vehículo en la parcela asignada y sacamos las bicis. Menos mal que las llevamos con nosotros, les hemos sacado bastante juego en este viaje. Hay un paseíto hasta el centro de la ciudad, hay que cruzar un puente junto a vehículos a motor pero los ciclistas tienen preferencia, todo el mundo es super respetuoso con los ciclistas. Aparcamos las bicis y buscamos un sitio para comer que nos había recomendado el recepcionista del camping (gracias Vincent). Los niños tenían ganas de Crépes otra vez, llegamos a la crepería en cuestión a las 14:30h, está en la calle peatonal principal del pueblo, justo enfrente del Chateau Royal. No sabíamos si nos servirían ya pero no hay problema, la cocina está abierta hasta las 15h. Comemos bastante bien y tomamos rumbo al castillo de Clos-Lucé.
Optamos por Clos-Lucé porque pensamos que les gustaría más a los niños antes que el Castillo Real. Hay un buen paseo hasta llegar a la que fue casa del gran Leonardo da Vinci, donde pasó sus últimos años de vida. Tras unos 10 minutos caminando bajo un buen solecito llegamos. Entradas a 17'50€ adultos y 12€ mayores de 8 años... nos estamos dejando un buen pico entre castillo y castillo pero bueno, bien pagados en la mayoría de casos. Toda la estancia recuerda a Da Vinci, sus inventos, sus cuadros, sus ideas... a la entrada te dan un folleto en español para que te guíes por la estancia (todos los castillos tienen folletos en nuestro idioma). El castillo tiene su parte más interesante al final, donde ves maquetas de los proyectos de Da Vinci. La zona del jardín también está muy bien, ya que puedes dar un buen paseo y ves alguno de los inventos del genio italiano a tamaño real y la gente puede experimentar con ellos. No está mal pero esperábamos algo más, será que nos hemos vuelto muy exigentes tras ver unos cuantos castillos ya :)



De vuelta al camping a media tarde, aprovechamos para poner la lavadora y descansar un poco, que buena falta hace. De lo poco negativo del camping destacaremos las moscas y mosquitos, muy pesados. Entraban incluso dentro de la AC por los agujeritos de las mosquiteras y a la mínima que habrías la puerta. Una vez apagamos las luces para descansar, se acabó el problema.


04 de septiembre. 8º día. Amboise-Cheverny-Chambord

Es fin de semana, aunque para nosotros todos los días nos parezcan iguales. La idea es entrar en Disneyland el lunes, para encontrar menos gente, por lo que nos quedan hoy y mañana para terminar la ruta del Loira. Desayunamos con calma en nuestra casita con ruedas, buscamos algún supermercado cerca de la zona y ponemos rumbo al Leclerc de Amboise. Ponemos rumbo al Castillo de Cheverny, o de Tintín.



La llegada a Cheverny fue un poco caótica, hay un mercadillo de productos locales y el pueblo está cortado, por lo que desvían el tráfico a las afueras y en un descampado aparcan los coches. Por el camino nos han ido siguiendo un par de autocaravanas más que se dirigen al mismo destino que nosotros. Me meto en el descampado que parece ser el que da a la zona de ACs pero hay una cadenita al final del camino que nos impide el paso. Doy la vuelta maniobrando y no sabemos exactamente que hacer, el dueño de la AC que llevamos detrás también me mira con cara de incredulidad como diciéndome que ni p... idea de que hacer, son franceses pero utilizamos el lenguaje universal  ;D  Salimos del descampado y nos metemos para el pueblo, muy escondida hay una indicación del parking de ACs, hacia allí nos metemos y al final conseguimos aparcar, una zona de tierra y bacheada, mal empezamos la visita.
Para acceder al castillo hay que pasar por la feria, nos piden el certificado de vacunación y nos colocan unas pulseras, la feria pinta bien pero como no entendemos lo que nos dicen los autóctonos (en inglés me defiendo, pero mi francés es practicamente nulo) tiramos para el castillo. Pagamos entrada, 18'50€ adultos y 15€ mayores de 8 años, en realidad eran 13'5€ pero nos hizo ilusión entrar a ver la exposición del mundo de Tintín. De perdidos al río...
El castillo y el entorno valen la pena, muy bien conservado y decorado con gusto. La zona del jardín también está muy bien, tiene incluso laberinto, terraza... muy bien.



La zona de Tintín es pequeña pero también es curiosa. Mis hijos no conocen los cómics de Tintín, tan solo la película de animación, mis hermanos y yo los teníamos todos, nos gustaban mucho. Es como volver 30 años atrás y recordar cuando leíamos sus historias.




Al salir del castillo, obviamente encontramos la tienda con artículos que ponen los dientes largos, pero la verdad es que los precios eran prohibitivos. Un simple póster de la portada de un cómic valía más de 20€. Me resistí, ya los encontraré más baratos por Internet seguramente.
Salimos de Cheverny relativamente tarde y cansados, el calor sigue haciendo mella. Decidimos renunciar  a la visita al castillo de Chaumont y nos vamos directamente a Chambord, que será el punto y final a nuestra ruta por el valle del Loira.
Llegamos al parking de ACs de Chambord, cogemos ticket y se abre la barrera. El parking tiene una zona acotada donde hay unos 6-8 camiones de una productora de televisión o algo así. No tenemos problema en encontrar sitio. Comemos y a descansar un rato. Optamos por hacer la visita al Chateau mañana por la mañana, para hacerla con más calma, hoy optamos por descansar un rato y luego coger las bicis ya que tengo entendido que hay muchos caminos ciclables por el dominio de Chambord.
Dicho y hecho, tras descansar un rato tomamos las bicis a media tarde y nos dirigimos hacia el paseo que rodea el castillo. La verdad es que externamente es de los castillos que más impresiona, realmente es imponente.



Impresiona también la historia del castillo. De estilo renacentista, 400 y pico habitaciones, 300 y pico chimeneas... todo para un castillo que se usaba como pabellón de caza y apenas se utilizó. Lo mandó construir el Rey Francisco I para venir en sus ratos libres a cazar, tardó en construirse unos 20 años y está rodeado por un bosque de más de 50 km cuadrados. Se ve que en su construcción estuvo involucrado también Leonardo da Vinci, que creó sus famosas escaleras de doble helice, en las que dos personas pueden subir o bajar por ellas sin llegar a encontrarse.
La tarde que pasamos fue muy amena, dimos varias vueltas con las bicis, los caminos son totalmente llanos y sin ningún peligro, lo disfrutamos mucho. Luego nos hicimos unas cuantas fotos aprovechando que había muy poca gente en las afueras del castillo.




Los carriles para circular en bici. Algunos entraban en el bosque, otros iban por el campo, rodeaban el castillo... Genial.

Como curiosidad, mientras hacíamos el indio frente al castillo un reportero gráfico nos echó 4 fotos espontáneas mientras jugaban los niños y mientras paseábamos con las bicis. Hablando luego con él y su ayudante nos comentó que estaban montando un reportaje para una TV local. Luego lo relacionamos con los camiones que vimos en el parking. Ya sabéis, si veis en alguna tele francesa unos domingueros haciendo el indio en Chambord, éramos nosotros  .sombrero
Los alrededores del castillo también tienen negocios de paseos en barca, en bici, cuadriciclo. La verdad es que el entorno invita a pasear. Un lugar muy bucólico.
Cae la tarde, nos retiramos a la AC. Cena, tertulia y a descansar, no sin antes asomarnos a ver el castillo iluminado por la noche, espectacular. Al salir, un gatito hace las delicias de los niños, por suerte no se deja atrapar, si no ya lo tenemos en la AC metido camino a Menorca  .loco2

5 de septiembre. 9º día. Chambord-Disneyland París.

Nos levantamos como casi cada día, pasadas las 9h. Desayunamos y vamos con las bicis hacia el castillo. El trayecto es muy corto, menos de 5 minutos, pero ayer lo pasaron tan bien que quieren ir en bicicleta otra vez. Sacamos las entradas on-line al ver bastante gente haciendo cola y damos la vuelta al castillo con las bicis. Aparcamos en el parking de bicicletas que hay cerca de la entrada, certificado de vacunación, entrada y adentro.
Encontramos más gente que en otros castillos, normal por otra parte. Es domingo y es uno de los castillos más conocidos de Francia, hay gente pero se puede circular sin peligro, la gran mayoría cumple las normas Covid.
El castillo es inmenso, no llegamos a verlo todo, al ser tan simétrico llega un momento en que no sabes lo que has visitado y lo que no has visitado. Además los niños no ayudan en la labor, ya están más pendientes de la cuenta atrás a Disney que otra cosa, y la verdad es que el Castillo es muy sobrio y apenas encuentran entretenimiento. Ellos prefieren montar en bici, seguro  .malabares




En un par de horas ya salimos, es complicado a veces gestionar a los peques... finalmente cogemos otra vez las bicis y pegamos otra vuelta por los exteriores y la zona boscosa, que era lo que ellos pedían a gritos.
Queríamos dar un paseo en barca pero al final no los veo muy convencidos. Nos vamos a la AC a comer.
Descansamos un poco y recogemos, vamos rumbo a Disneyland.
Tanteamos la posibilidad de quedarnos directamente en el área AC de Disney pero su precio y sus pocas opciones de ocio durante la tarde nos echan para atrás. Usando la app Park4night encontramos un camping relativamente cercano y que tiene buena pinta, se llama Camping 4 vents, os dejo su web por si os interesa: https://www.caravaning-4vents.fr/
Creo que acertamos. Tras casi 3 horas de ruta, llegamos al camping. No hay practicamente nadie, lo que nos sorprende un poco. El precio no es económico (45€ parcela, 4 personas y electricidad) pero disfrutamos del camping, piscina, ping-pong, columpios... la señora de recepción, muy maja, chapurrea bastante bien el castellano y nos explica para llegar mañana a Disney.





El camping es bastante grande, la gente suele desplazarse en bicicleta. Aquí también hacen acto de presencia los molestos mosquitos. Fumigamos bien la zona con insecticida pero así y todo son bastante molestos. Duchas, cena y a descansar, que mañana para los niños es el día D.

CONTINUARÁ

Jordjevic

Septiembre 14, 2021, 23:30:21 pm #2 Ultima modificación: Septiembre 20, 2021, 16:56:36 pm por Jordjevic
6 de septiembre. 10º día. Disneyland Paris.

Llegó el día que los peques esperaban. Hoy si toca madrugar (ya tocaba  ;D ), antes de las 8h estamos en pie, desayunamos y a las 8:45h salimos del camping después de cambiar aguas, ya que en Disney tengo entendido que no se puede. Al ser lunes pillamos un atasco guapo, como era de esperar. Llegamos a la zona de las taquillas y la chica de la ventanilla nos da el folleto con la normativa de la zona de ACs y como llegar, 45€ la noche. Está bastante bien indicado, no tiene pérdida. Llegamos al área AC, hay una veintena de ACs y furgos, más de la mitad españoles. Aparcamos y rumbo a la entrada principal. Hay un paseíto de más de 10 minutos, las cintas transportadoras no funcionan... da un poco sensación de abandono pero bueno, todo sea por nuestros hijos.
Llegamos al control de pasaporte Covid, pasamos sin novedad, ya empezamos a entrenar para hacer colas  .meparto  .meparto Pasamos la taquilla no sin antes hacer unos 20 minutitos de cola pero al final conseguimos entrar. Compramos las entradas on-line la noche anterior, los 4 por 180€ ¡ya estamos dentro!


El famoso castillo ¡en obras!

No encontramos mapa, se ve que ahora va todo con la app, que modernidad. Es mi 4ª vez en Disney, no soy fan de estos sitios pero la vida ha venido así  .loco1 . Para mi hija pequeña es su primera vez, para el mayor la segunda. Vamos a tratar que la recuerden mucho tiempo.
Allí dentro no te das cuenta y haces un montón de kilómetros, acabamos la jornada reventados entre caminar y calor, aunque creo que lo que más cansa son las colas que tienes que hacer. Escogimos ir entre semana pensando que habría menos gente... no está mal pero pensaba encontrarlo con menos afluencia. Paisanos a puntapala, se nota que en España todavía no ha empezado el cole  ;)
Comimos en un restaurante de temática Star Wars, más que nada porque estábamos cerca cuando era la hora de comer. Nada del otro mundo, hamburguesa con patatas, comimos mejor en Puy de Fou y el museo Aerospace.
Las colas para las atracciones oscilaban entre 15 y 20 minutos, la verdad es que terminamos la jornada exhaustos. Volvimos a la AC prácticamente arrastrándonos pero lo habíamos pasado de lujo.




Al llegar al parking, me extrañó bastante ver una AC de unos alemanes con todo el chiringuito fuera; toldo, sillas, mesa, incluso una barbacoa de gas con su correspondiente bombona. En el folleto que te dan indica claramente que está terminantemente prohibido acampar. Al cabo de poco rato un par de ACs más también optaron por sacar mesas y sillas. Desconozco si los sancionaron, pero creo que la vigilancia allí brillaba por su ausencia.
Ducha, cervecita, pensar que hacemos mañana y descanso. La idea era repetir mañana en el otro parque pero quedaron tan cansados que dijeron que no hacía falta volver  ;D  ;D

7 de septiembre. 11º día. Disneyland-Bourges-Saint Amand Montrond

Llega la parte menos buena del viaje. Bajada hacia el punto de origen. Habíamos quedado con unos amigos que hacía un par de años que no veíamos por el tema pandémico, ellos estaban por la zona de Lloret de Mar (Girona), así que la idea era ir bajando y llegar allí el viernes (3 días).
Salimos sin prisa, atasco del copón cerca de París, paramos cerca de Orleans para hacer compra en un Carreflús y comer en un área de servicio, sin novedad.
Por la tarde queremos estirar las piernas, paramos en Bourges. Había leído que su catedral merecía una visita. Aparcamos en el área AC de la ciudad, bastante apartado de la ciudad y nos dirigimos hacia el centro histórico.



La catedral es espectacular, cierto. Paramos en una plaza cercana y tomamos un helado. El casco antiguo de la ciudad está bien pero el resto que hemos visto hasta llegar aquí no nos termina de convencer. Volvemos al área antes de que anochezca.
Seguimos ruta, decidimos parar en el área de Saint-Amand-Montron, tras indagar en el Park4night. Está muy bien, aunque es de pago (12€). Cerca de un lago, con merendero, posibilidad de rodear el lago en bicicleta... interesante para mañana por la mañana.



En la parcela de al lado una AC con una pareja de jubilados franceses con una chica más joven, parece su hija, tienen un mueble bar que ya quisiéramos más de uno en nuestras casas  .loco1
Planificamos ruta, cena y a descansar. Un día con poca chicha.

8 de septiembre. 12º día. Saint-Amand-Montron / Cabanes (Figueres).

Empezamos mal la jornada. "Papá, hay unas luces raras en la nevera"  ???  ???  ¿Nos habremos quedado sin gas? efectivamente. Pensaba que la bombona de propano nos duraría todo el viaje pero ya veo que no ha sido así. Apenas nos hemos conectado a la corriente eléctrica las dos noches que estuvimos en camping, si hubiéramos enchufado un par de días más seguramente habríamos tenido suficiente gas para llegar tranquilos a España. Obviamente no llevamos bombona de recambio. Tierra trágame.
Obviamente la nevera y el congelador llenitos de la compra de ayer. Unos cuantos quesos típicos de la zona que ya desprendían su inconfundible aroma... Arranco enseguida la AC para que al menos funcionemos a 12V.
Mientras recogemos mi mujer me comenta que esta noche ha habido festival en la AC de al lado; gritos, insultos, ha venido la policia... yo no me enteré de nada. Poco antes de irnos se nos acercó la señora mayor a disculparse. Por lo que entendimos (la señora solo hablaba francés) su hija bebió más de la cuenta y perdió el control... pobrecilla, nos dio bastante pena. Le dijimos que "no problem", ya teníamos bastante con lo nuestro.
El plan ha cambiado, tenemos que llegar a la frontera hoy mismo para cambiar la bombona. Concienciamos a los niños de que hoy toca hacer kilómetros sin parar, se resignan y lo entienden y, de hecho, es el día que mejor han aguantado la paliza de kilómetros que hemos hecho. Nos metemos entre pecho y espalda más de 600km, con sus correspondientes paradas para descansar, repostar combustible y comer, por supuesto.
Llegamos a la Jonquera sobre las 18:30h. "Aquí seguro que tienen bombonas, es zona de paso muy transitada" le comento a mi señora. Los coj...nes tienen bombonas. Me comenta el de Repsol que no tienen, le pregunto donde puedo encontrar, me manda para Figueres. Vamos a Figueres, tampoco tienen, le pregunto al trabajador de la gasolinera donde puedo encontrar y me manda a Llançà, otra vez para arriba.
Por suerte, en Llançà efectivamente encontramos. 13'92€ me comenta la chica, saco la VISA y me dice que las bombonas tienen que pagarse en efectivo  ???  ???  Miro la chatarra que me queda, tengo 12 y pico, parece de chiste la situación  .lengua2  .lengua2 vuelvo a la AC, a mi mujer ya no le queda un duro encima "espera, que el niño tenía un euro" que triste pedirle un euro a tu hijo, pero así es la vida chaval  8) vete acostumbrando.
Conseguimos reunir la fianza, digo... el dinero de la bombona y la cambiamos, por fin. Ahora tan solo queda buscar un lugar para descansar y olvidarse de este día. Optamos por ir a Cabanes, al lado de Figueres, donde hay un área AC privada. 10€ con todos los servicios, allá vamos.
El área es una finca, una casa rural con una gran explanada donde aparcan los vehículos, un poco descuidada pero bien, estamos tranquilos y acompañados por bastantes ACs y furgos más. Cervecita bien merecida y adelantamos el encuentro con nuestros amigos un día.

Tras visitar a nuestros amigos en Lloret, las dos últimas noches las pasamos en el área AC de Pineda de Mar, que ya conocíamos de una visita hará un par de años. Es un área privada en el mismo centro de la localidad, con todas las ventajas que supone; comercios cerca, restaurantes, mercadillo los viernes, tranquilidad por las noches... su administrador, Xavi, es muy agradable y atento. El último día teníamos que dejar la parcela antes de las 17h pero le comentamos que nuestro barco no salía hasta las 23h y nos dejó estar allí hasta las 20h sin problema y sin pagar suplemento. Si algún día acabáis aquí, os recomiendo el restaurante Pepet, muy cerquita del área, montaditos y servicio de lujo. Los últimos planes que teníamos se fueron al garete ya que no fuimos a caer que el 11 de septiembre es festivo en Catalunya (la Diada) y todos los comercios están cerrados.
Dejamos el área AC y nos dirigimos hacia la terminal portuaria a por nuestro barco. Atasco habitual en la Ronda Litoral de BCN. Llegamos sin novedad al puerto, cenamos allí mismo en la AC y embarcamos rumbo a nuestra querida Menorca, dejando atrás dos semanas espectaculares y deseando volver a embarcarnos los cuatro hacia nuestro siguiente destino. Muy fans de Francia, seguro que repetiremos.
Hasta aquí llega el relato, espero que haya servido a alguno de vosotros que tiene pensado hacer alguna ruta similar, especialmente si va acompañado de sus hijos. Saludos.


Warda

Yo también cojo sitio, ya me ha enganchado tu crónica.

Kenar

Una crónica estupenda, bravo!!!  .palmas  .palmas  .palmas



Muchas gracias por compartir, la añadimos al índice de grandes viajes  ;)

Jordjevic

Me alegra que os guste. Es una manera de agradecer todo lo que he aprendido estos años mamando de este foro desde que empecé a utlizarlo, cuando buscábamos nuestra primera furgoneta.
Un saludo.